En España, el grupo obtuvo unas ventas de 192,4 millones de euros

Lanxess remonta y alcanza los 197 millones de beneficios

Javier García15/04/2007
foto
La multinacional química Lanxess obtuvo en 2006 unos beneficios de 197 millones de euros. En 2005, su primer ejercicio completo tras la escisión con el grupo Bayer, registró unas pérdidas de 63 millones de euros. Durante el pasado año y a nivel mundial, el grupo facturó 6.940 millones de euros; esto supone un descenso del 2,9 por ciento, (en 2005 alcanzó los 7,150 millones de euros), debido, según defiende la compañía, “a las variaciones en la cartera de negocios y a unos efectos monetarios negativos, en especial en el dólar estadounidense”. Por otro lado, según se desprende del balance que la multinacional presentó el pasado 20 de marzo en la sede del banco alemán WestLB, en Düsseldorf (Alemania), el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se incrementó en un 16,2 por ciento, y pasó de 581 en 2005 a 675 millones de euros en 2006.

“Comenzamos bien el nuevo año”

Según Axel Claus Heitmann, presidente del consejo de dirección, “Lanxess marcha por el buen camino para alcanzar a sus competidores a nivel mundial”. En 2006, el margen sobre el Ebitda antes de extraordinarios se situó en el 9,7 por ciento. El ejecutivo, espera que en 2009 éste se iguale al nivel de la competencia y que en ninguno de los segmentos de negocio (caucho de alto rendimiento, plásticos de ingeniería, productos químicos intermedios y productos químicos de alto rendimiento) sea inferior al 5 por ciento. Heitmann, quien avanzó que la compañía invertirá 300 millones de euros en 2007, aseguró en su intervención que “Lanxess ha comenzado bien el nuevo año”.

Durante el pasado ejercicio, en el segmento de caucho sintético de alto rendimiento, Lanxess experimentó un crecimiento del 5,8 por ciento, con una facturación de 1.780 millones de euros, e incrementó el Ebitda antes de extraordinarios de 214 a 248 millones de euros. Sin embargo, en la división de plásticos de ingeniería, la compañía disminuyó un 1,7 por ciento su facturación (1710 millones de euros), con respecto a 2005, aunque el Ebitda antes de extraordinarios creció un 56,1 por ciento (103 millones de euros), debido al aumento de los precios y a las medidas de reestructuración implantadas, según explica la multinacional. En el segmento de productos químicos intermedios, Lanxess facturó 1530 millones de euros, 10 menos que en 2005, mientras que el Ebitda antes de extraordinarios aumentó un 16,1 por ciento, de 211 a 245 millones de euros. Finalmente, en el segmento de productos químicos de alto rendimiento, el grupo experimentó una disminución del 8,3 por ciento en su facturación, con 1.810 millones, pero un aumento de 8,3 puntos con respecto a 2005 en el Ebitda antes de extraordinarios.

En la presentación del balance del grupo químico alemán en Düsselforf participaron (de izquierda a derecha) Rainier Van Roessel, presidente de la unidad de negocio de Rubber Chemicals y encargado de la gestión de Lanxess en Bélgica; Ulrich Koemm, miembros de la junta directiva; Matthias Zachert, director financiero; Axel Claus Heitmann, presidente del consejo de dirección, y Christoph Sieder, jefe de comunicación.
foto
foto
Heitmann, en un momento de su intervención.
foto
Lanxess presentó su balance de 2006 en la sede del banco WestLB, en Düsseldorf (Alemania).
Guardabarros para BMW

Según el balance, la multinacional química obtuvo en España, durante el pasado ejercicio, unas ventas 192,4 millones de euros, descontados los efectos por las variaciones de cartera.

Lanxess cuenta con una unidad de negocio en Vila-Seca (Tarragona), una planta de plásticos, desde donde se suministran estirénicos para Europa y Latinoamérica. Según aseguró en Düsseldorf Hans-Joachim Kogelnik, vicepresidente de la unidad de Lustran Polymers, los objetivos de ahorro fijados para 2008 se cumplirán. “Es factible, pero si se trabaja. Necesitamos del apoyo de todos: contratistas, colaboradores...”, explicó Kogelnik.

Desde su ruptura con Bayer, la multinacional química ha sufrido diversas reestructuraciones que, entre otros aspectos, han afectado al personal. En la planta de Dormagen (Alemania), por ejemplo, donde se fabricaban los productos que ahora se elaboran en Tarragona, Lanxess despidió a cerca de 300 trabajadores. Kogelnik señaló al respecto que la seguridad de los empleados en Vila-Seca depende de valores como “la competencia y el precio de las materias primas” pero sostuvo que cuentan con buenos proveedores petroaquímicos locales. “No va a haber problemas”, sentenció.

“La productividad de la planta se ha incrementado en un 70 por ciento, y el margen operativo de la división de plásticos ha aumentado un 50 por ciento”. Según Kogelnik, a finales de 2007 se incrementará la capacidad productiva de la planta hasta 240.000 toneladas anuales, gracias a una inversión 20 millones de euros que se está realizando.

En la actualidad, las instalaciones de Tarragona están desarrollando un plástico para guardabarros de la firma BMW. El vicepresidente no cree que la crisis en el sector del automóvil pueda afectar ya que, según describió, ofrecen “un material muy atractivo y mucho más ligero, que permite el ahorro de combustible”.

foto
Kogelnik, vicepresidente de la unidad de Lustran Polymers, durante la entrevista.
foto
Planta de Lanxess en Tarragona.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS