Las resinas de poliuretano base de transformación entre ambas disciplinas

Estudio del material plástico como lenguaje pictórico y gráfico

Carme Porta Salvia01/02/2007
En 1944 en Italia el artista Enrico Prampolini publicaba un cuadernillo titulado “Arte Polimatérico”, manifiesto considerado por otros artistas de “Paradojas plásticas” o de “Entrevistas con la materia”. Prampolini con ello da vida a un nuevo género artístico donde el lirismo de la materia prevalece por encima del poder evocador concedido anteriormente al color. Las cualidades expresivas del material, resultado de su propia constitución física y química, van a imponerse como protagonistas del cuadro y éstas van ser al fin y al cabo las responsables de su poder emotivo. Quizás sea esta la mayor transformación que ha sufrido el arte occidental a partir de la segunda mitad de siglo XX.
Hay que destacar en este aspecto las aportaciones de Alberto Burri (1915-1995) quien pone en marcha revolucionarios estudios sobre la pintura incorporando en su obras materiales bien sean de origen pobre, cuerdas, sacos, maderas etcétera, bien sean refinados y sofisticados como ciertas estructuras plásticas. A la vez que la obra de artistas como Osvaldo Bot (1895-1958) y el belga Georges Vantongerloo (1886-1965).

Hoy en día no supone ninguna novedad hablar de incursiones de la pintura en el campo de la escultura o al revés, por no decir lo mismo del resto de las artes plásticas, incluidas las escénicas. El grabado no queda exento de tal mestizaje, de hecho fue a partir de los movimientos de vanguardia del siglo XX cuando se rompen las fronteras tradicionales entre las diversas artes, momento en el que tuvo lugar una importante transformación ideológica y también técnica. Momento también en el que crece constantemente el interés por parte de los artistas sea cual sea la disciplina, por la incorporación de materiales extra-artísticos a sus obras, encontrando en los plásticos un material que enriquecía enormemente sus posibilidades expresivas.

En el campo de la pintura fueron las resinas acrílicas las que ocuparon el lugar de la tradicional pintura al óleo, y en el campo de la escultura los primeros que experimentaron con el plástico fueron los constructivistas rusos (1915-1925), al tiempo que se trabajaba también con este nuevo material en la Bauhaus de Weimar (Iniciada en 1919 por Walter Gropius). Un buen ejemplo de ello son artistas de la talla de Antoine Pevsner y Naum Gabo. El primero de ellos afirma utilizar para sus esculturas hilos de nylon y delgados alambres para recubrir superficies de plexiglas . László Moholy-Nagy, profesor de la Bauhaus experimenta con el material plástico, del cual nos dice:

“Simultáneamente a las esculturas con metal y vidrio, me volví hacia los nuevos materiales industriales. Comencé a pintar sobre aluminio, aleaciones no ferrosas muy pulidas y sobre termoplásticos. Si no hubiera albergado el temor de que estos últimos materiales quizá no fueran duraderos, jamás habría vuelto a pintar sobre lienzo.

Al trabajar con estos materiales -plásticos coloreados, opacos o transparentes- realicé descubrimientos que contribuyeron a que cambiara mi técnica pictórica. Esto tuvo repercusiones inevitables en mis reflexiones acerca de los problemas de la luz.

Aunque los plásticos son materiales nuevos, apenas ensayados, tenía la sensación de que se debería trabajar con ellos, a pesar del peligro de los efectos meramente bonitos. Quizá nos lleve décadas llegar a conocer realmente estos materiales y poder desarrollar una auténtica técnica con que manejarlos. Incluso los problemas técnicos de la pintura sobre estos nuevos materiales están todavía por resolver.”

foto
En el caso que nos ocupa, el grabado, hacia la segunda mitad también del pasado siglo, atraviesa importantes transformaciones, tanto conceptuales como intrínsecas a su propia técnica. Es de notar que hacia los años 50-60, artistas plásticos sobre todo pintores y escultores se sintieron atraídos por los talleres de grabado, debido en parte, a la versatilidad que les ofrecía la técnica y como consecuencia de ello, la obtención de registros distintos gracias al haber e incorporación de nuevos materiales. Los plásticos evidentemente no pasaron inadvertidos, se podía incidir en ellos con los útiles propios del grabador, pero también con los del pintor y del escultor, pueden rayarse, pintarse, doblarse, o modificar su estructura por efecto de la temperatura, algunos de ellos al menos.

La liberación respecto de la tradición por una parte y la libre utilización de nuevos materiales por otra como medio de expresión, consiguió transformar las bases conceptuales del grabado.

La técnica usada en el estudio que se aquí se presenta, es el collagraph , llamada también técnica de adición puesto que a diferencia del grabado tradicional basado en rebajar la matriz, en este caso añadimos materia con la finalidad de crear ciertas texturas o molduras que van a poder ser entintadas e impresas después por medio del tórculo.

foto
ara la construcción de la plancha o matriz, se ha partido en este caso, de un soporte de madera no superior a tres milímetros. Al cual se le ha adicionado resina de poliuretano RU-3981, (facilitada por Stahl Ibérica S.L.), resina a la que se le ha incorporado blanco de España (carbonato cálcico) en proporciones que oscilan entre el 0,25 por ciento y 100 por cien consiguiendo con ello un craquelado de la película plástica resultante, que ofrece unas cualidades de textura ciertamente particulares, característica que hace interesante este material desde el punto de vista pictórico, resina plástica que además debido a sus propiedades, intrínsecas de dureza y absorción, permiten su entintado y posterior impresión a través del tórculo, sin oponer dificultad alguna.
foto

Características de la resina

Unires RU-3981

Resina diseñada específicamente para ser aplicada en el campo de los acabados sobre cuero y que en nuestros talleres de grabado, la hemos recuperado para su utilización como medio pictórico y como material plástico apto para su empleo en el campo del grabado.

Descripción:

Dispersión de poliuretano alifático, brillante, incoloro, usado para producir aspecto de charol.

Características para uso:

  • Promueve un brillo alto y reluciente.
  • Buena resistencia al rascado.
  • Forma un film muy brillante y transparente.
  • Buena flexibilidad.
  • Incrementa la resistencia al frote húmedo y seco.
foto
Propiedades físicas típicas:

Aspecto:

  • Líquido gris azulado ligeramente opaco.
  • Sólidos (%): ca. 35
  • Viscosidad (mPas, 20 ºC): 200
  • pH: 9
  • Peso específico (kg/m3): 980
  • Dureza del fim: Medio duro
  • Almacenamiento: 5ºC - 35ºC. Proteger del frío.

Las figuras siguientes muestran la intervención de la resina RU-3981, como medio pictórico sobre un soporte de madera.

La resina se ha tratado previamente con carbonato cálcico en proporción 1/1.

Se ha hecho uso también para la preparación de matrices de la resina RU-3901 (resina facilitada por Stahl Ibérica, S.L.) consiguiendo con ello distintos tipos de texturas y con ello también, diversos grados de absorción. Características que hemos aprovechado tanto desde el punto de vista pictórico, como también variables que ofrecen unas características peculiares al usar estos soportes como matrices para estampar.

foto
Características de la resina:

Unires RU-3901

Resina que como la anterior, procede del campo de acabados sobre cuero. Material que nuestro equipo de investigación Neoartgraph, ha aprovechado dada la cualidad y riqueza tectónica que se puede conseguir con la misma.

Características para Uso:

  • Buen rendimiento en general.
  • Excelentes propiedades de rotura/flexión en frío.
  • Excelente resistencia al UV.
  • Buenas propiedades al batanado en seco.
  • Aspecto uniforme con excelente poder de disimular y enmascarar los defectos.
foto
Propiedades físicas típicas:
  • Aspecto: Líquido gris azulado ligeramente opaco.
  • Sólidos (%):ca. 40
  • Viscosidad (mPas, 20 ºC): 100
  • pH: 8
  • Peso específico (kg/m3):1030
  • Dureza del film: Medio blando
  • Almacenamiento: 5 ºC-35 ºC. Proteger del frío.

Aplicación aleatoria de las resinas RU-3981/carbonato cálcico (I/I) y RU-3901. El resultado de ello es una plancha con unas texturas plásticas craqueladas debido a la incorporación de la carga (carbonato cálcico a la resina) y otras superficies menos duras debido a la resina RU-3901 de naturaleza más blanda que la primera.

Propiedades que resultan atractivas desde el punto de vista pictórico, pero también aptas para entintar e imprimir empleando el soporte como matriz para ser estampado.

foto
El material plástico (resinas de poliuretano) ha sido la base de nuestro trabajo, soporte y material pictórico coinciden según sea su aplicación. Obras pictóricas que por otra parte pueden estamparse sobre papel y cumplir con la función de matriz. Binomio matriz-estampa, propio de la disciplina del grabado. Los primeros antecedentes históricos en el empleo del plástico en el campo del grabado los encontramos en el artista ruso Boris Margo, quien en 1953 explora las posibilidades del plástico como matriz para grabar, pero también por sus cualidades físico-químicas. Margo mezcla láminas de celuloide en acetona, barniz que según el mismo explica, adquiere una consistencia adecuada para poderlo moldear o si más no, incidir sobre él con instrumentos propios del grabador o del escultor. Tipo de proceder que el artista incorpora también a su obra pictórica.

Otro artista mucho más cercano a nosotros e innovador de un nuevo estilo gráfico-pictórico es el estadounidense Robert Rauschenberg. En 1962, el artista, trabajó con una nueva técnica que iba a convertirse en base de su trabajo en los años siguientes: óleo y serigrafía sobre lienzo. Método que le permitió incorporar imágenes fotográficas sobre sus lienzos superponiéndolas y mezclándolas a modo de collage. Rauschenberg por primera vez trabaja con la transferencia de imágenes sobre papel a la vez que hace uso del plexiglás mezclado con aguarrás para conseguir efectos de craquelado.

foto
Investigaciones que han motivado a que tantos y tantos artistas posteriores adopten el plástico como lenguaje de su propio quehacer, capaz por otra parte de múltiples transformaciones, rotaciones, descomposiciones, conjuntos plásticos que se descomponen en capas sucesivas, formas de cono, pirámide, esfera etcétera. Conjuntos plásticos que podrán ser transparentes, volátiles, cargados de color, muy luminosos o por el contrario, dramáticos y autónomos, y como dice Mauricio Calvesi -parecidos solo a si mismos- .

El objetivo de nuestro equipo de trabajo Neartgraph, es el de continuar explorando las posibilidades del material, incluyendo los plásticos como material polimérico por excelencia, cuya manipulación, abre la mayoría de las veces para nosotros un campo de sorpresas e innumerables posibilidades, que inducen a imágenes que por si mismas amplían los límites del campo propio de nuestro estudio.

Empresas o entidades relacionadas

Universitat de Barcelona - Facultat de Química

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS