Envasa agua procedente de los glaciares del Himalaya

La planta de envasado que se encuentra a más altitud del mundo

Redacción PU15/09/2006
En el Himalaya, a 5.100 metros sobre el nivel del mar, nace un manantial de un glacial que la empresa Tibet Glacier Mineral Water Co. Ltd. recoge, embotella y comienza a comercializar a partir de este verano. El envasado en sí tiene lugar a “tan solo” 4.300 m de altitud, cerca de Lhasa, la capital de la Región Autónoma del Tíbet.
La empresa levantó para ello un centro de envasado “en pleno campo”. En julio se instaló en este centro una línea de envasado toda de Krones. Con un rendimiento para 24.000 b/h, con esta planta se fabricarán y envasarán de entrada botellas cuadradas PET de 330 ml y, en el futuro, botellas PET redondas o cuadradas de 600 ml; todas ellas llevarán etiquetas envolventes de material plástico OPP. La máquina sopladora Contiform S14 utilizada debería ser, sin duda, la sopladora PET que se halla a mayor altitud de todo el mundo.
foto

Numerosas medidas especiales para tener en cuenta lo inusual de la altitud

La altitud del lugar destinado a albergar la planta hizo necesario tomar una serie de medidas especiales para garantizar la fabricación, el envasado y el etiquetado de las botellas.

Krones modificó el diseño de la planta basándose en la experiencia de años que tiene la empresa en la instalación de líneas a diferentes altitudes. De entrada se tuvo que aumentar el rendimiento base de todos los motores en un 20 por ciento como mínimo respecto a los motores que trabajan en “condiciones normales”. Puesto que la Tibet Glacier Mineral Water Co. Ltd. tiene intención de vender el agua también en regiones a altitudes menores e incluso a nivel del mar, las botellas tendrían que soportar una diferencia de presión de unos 0,4 bar (equivalente a 4000 m de diferencia de altitud). Lo cual, naturalmente, ha tenido sus repercusiones en el diseño de la botella. Asimismo, Krones ha estudiado la manera de contrarrestar una eventual deformación de la botella. Por esta razón, las botellas PET se llenan hasta el borde porque en la parte alta de la botella el líquido se comprime menos que el aire.

Además, la sopladora consume mucho más aire. A nivel del mar, el aire que se precisa es de 581 m3/h; a 4.300 m de altitud, en cambio, el consumo es de 999 m2/h. El compresor de alta presión que suministra Krones ha sido diseñado por tanto para un rendimiento del 170 por ciento y el sistema de refrigeración de la Contiform tiene un 25 por ciento más del rendimiento normal.

Las demás configuraciones de la máquina satisfacen el estándar Krones. Naturalmente, el equipo técnico de Krones también ha estado estudiando las posibles eventualidades del proyecto cuya importancia y alcance no quedarán patentes hasta que se ponga en marcha la planta como es el caso de la garantía técnica para los paneles con pantalla táctil, que se aplica hasta una altitud máxima de 3.000 m y a una temperatura máx. de 50°C. Teniendo en cuenta la baja temperatura ambiente que reina en el Tíbet, esto no debería representar ningún problema. Otra cuestión pendiente era estudiar si los cilindros de vacío de la Contiroll funcionarían normalmente.

Gracias a tests de simulación, Krones ha conseguido eliminar los riesgos residuales garantizando el funcionamiento normal de la planta.

Como aspecto meramente anecdótico, por la altitud tuvimos que afrontar en cambio problemas puramente humanos. El primer técnico de Krones que viajó al lugar sufrió el mal de las alturas y tuvo que ser trasladado a territorios más bajos. Con el envío de técnicos suplementarios se recuperó rápidamente el tiempo perdido.

Está previsto que el producto “5100 Glacier Mineralwater”, que se llama así por la altitud a la que se encuentra el manantial, no sólo se comercialice en el mismo Tíbet, sino que también vaya destinado a la exportación, especialmente a EE.UU., donde se cree que haga furor como agua exótica.

foto

Krones, especialista en máquinas de envasado y de embalaje

La Krones AG, con sede en Neutraubling (Alemania), proyecta, desarrolla, fabrica e instala máquinas y líneas completas destinadas al envasado y al embalaje. Su experiencia y su poder innovador a la hora de reunir y optimizar la construcción de máquinas, los conocimientos técnicos de plantas, la ingeniería de procesos, la microbiología y la tecnología de la información han convertido a la empresa en el líder mundial de la tecnología de sistemas. Los principales clientes del consorcio son las cervecerías y los fabricantes de bebidas, además de la industria alimentaria, química, farmacéutica y cosmética.

Además de la Krones AG, en el consorcio se incluyen las filiales Sander Hansen (pasteurizadoras) y Kosme (máquinas que cubren los rendimientos más bajos) además de más de 40 compañías extranjeras.

Con más de 9.000 empleados en todo el mundo, el consorcio ha tenido en el 2005 un volumen de ventas de 1.695 millones de euros.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS