Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El sector europeo de los plásticos requiere un marco legal y político que sea fiable y lo respalde

Situación internacional de los plásticos

Fuente: PlasticsEurope23/11/2015
Europa necesita una industria fuerte y más inversiones en la industria productora de materias primas. La Comisión Europea está comprometida con la revitalización de la industria manufacturera para que pueda representar un 20% del PIB de Europa en 2020. Garantizar la competitividad de los sectores con un consumo intensivo de energía, como el de los plásticos, es fundamental y así lo recoge la Comunicación de la Comisión Europea “Por un renacimiento industrial europeo”, adoptada en enero de 2014. Somos conscientes de la difícil situación que atraviesan los sectores con un consumo intensivo de energía en Europa, que deriva del efecto combinado de los elevados costes de las materias primas, el precio elevado de la energía y la gran carga normativa. Abordar estos retos constituye un objetivo clave de la política industrial europea, Según Daniel Calleja, director General de la DG Empresa e Industria de la Comisión Europea.

La lista de fuga de carbono 2015-2019 no será modificada, lo cual permitirá que los sectores expuestos a la fuga de carbono reciban asignaciones gratuitas de derechos de emisión. Esto implica que los sectores con un consumo intensivo de energía, incluido el de los plásticos, seguirán recibiendo una protección adecuada. Aunque Europa no ha sido nunca un destino energético barato, el incremento de la diferencia de precio respecto a sus principales competidores requiere una respuesta por parte de la UE.

foto

Gránulos de plástico.
 

El coste adicional de producir energía renovable debería ser una responsabilidad compartida por la sociedad. Dicho coste no debería recaer, casi por completo, sobre los hombros de los sectores con un consumo intensivo de energía. Si no, se corre el riesgo de que estos sectores desaparezcan de Europa, lo cual también resultaría perjudicial para reducir las emisiones de CO2 en todo el mundo, teniendo en cuenta que las industrias europeas de consumo intensivo de energía son mucho más eficientes en términos energéticos que la mayoría de sus competidores internacionales. Por no mencionar el crecimiento y el empleo. Por lo tanto, nuestros esfuerzos se centran en revisar las Directrices sobre ayudas medioambientales y energéticas, que especifican qué sectores estarán exentos de pagar suplementos por las energías renovables.

Mientras que el sector del plástico seguirá manteniendo una importante dependencia respecto a las materias primas de origen petroquímico en las próximas décadas, indudablemente es posible incrementar el uso de renovables como materia prima. El acceso justo y no discriminatorio a la biomasa generada en la UE debe ser garantizado mediante el principio del uso en cascada y facilitando las importaciones de bioetanol, azúcar y almidón procedentes de otros países a precios del mercado mundial. También es necesario eliminar las barreras que todavía persisten respecto a la producción de productos ecológicos en Europa. La fabricación de “productos químicos ecológicos” genera diez veces más puestos de trabajo en varios sectores industriales combinados que el sector de la bioenergía.

Las estrictas normativas al respecto y las cargas administrativas afectan significativamente al sector de los plásticos. En breve, se realizará una evaluación del coste acumulado para el sector químico con el fin de analizar los costes directos e indirectos que supone la legislación al respecto de la UE. También se llevará a cabo un análisis de la normativa sobre productos químicos para determinar si existen solapamientos, incoherencias y efectos indeseados. La Comisión está firmemente comprometida a reducir los trámites burocráticos y los costes administrativos innecesarios que atañen a nuestro sector. En este sentido, las implicaciones de la legislación sobre los productos químicos y los residuos al final de la cadena resultan especialmente importantes para el reciclaje de los plásticos.

El sector de los plásticos también desempeña un papel importante respecto al incremento del reciclaje de los plásticos y el mayor uso de recursos renovables. El reciclaje de los residuos de plástico ha aumentado de forma significativa en los últimos años, y se ha demostrado que constituye una estrategia importante para reducir la dependencia respecto a los combustibles fósiles, evitar el vertido de residuos en los vertederos y disminuir la contaminación de los medios marinos. Ya se han obtenido elevadas tasas de reciclaje de monoplásticos, como los films de PE y las botellas de PET. Aun así, el 42% de los residuos de plástico post-consumo acaba en los vertederos o incinerado sin que se recupere su energía. Además, las tasas de reciclaje de los plásticos mixtos son muy inferiores a las de los materiales monoplásticos. No obstante, el interés por el uso de nuevas tecnologías capaces de reciclar esta fracción de plásticos está creciendo.

foto

Poliestireno.
 

El proyecto piloto en curso REMIX, que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea, tiene como objetivo identificar oportunidades para incrementar la tasa de reciclaje de los residuos de plásticos mixtos y pretende probar a escala semindustrial el reciclaje de este tipo de residuos. Esperamos que el proyecto REMIX de a conocer sus resultados tecnológicos en toda Europa y sirva como modelo de renacimiento del sector de los plásticos y como prueba de que el reciclaje de residuos de plásticos mixtosos resulta beneficioso tanto para la industria como para la sociedad.

Introducción

Actualmente, Europa se encuentra en un punto de inflexión y se enfrenta a retos sin precedentes a escala regional y mundial. La Unión Europea se ha marcado objetivos ambiciosos respecto a la recuperación de la competitividad, la estimulación del crecimiento sostenible y la innovación, y la transición hacia una economía de bajo carbono.

Las industrias manufactureras –especialmente las que dependen de la energía y las materias primas fósiles para la producción, como la de los plásticos– a veces son consideradas como un obstáculo para alcanzar dichos objetivos. Sin embargo, en realidad, sectores como el de los plásticos constituyen una parte importante de la solución, tanto para la economía europea como para la sociedad en general.

foto

Plásticos en la agricultura.

Una importante fuente de generación de empleo y crecimiento

La productividad y el desempleo son retos esenciales para la UE en la actualidad. En 2013, la productividad de la UE disminuyó en comparación con la de Estados Unidos, y el desempleo sigue siendo una realidad para el 11% de la población activa europea. La extremadamente elevada tasa de desempleo juvenil en Europa y el riesgo de una generación perdida en algunos países del sur de Europa se revelan como los principales retos que hay que superar. La industria manufacturera se ha visto especialmente afectada con la pérdida de 3,8 millones de puestos de trabajo en Europa desde 2008.

foto

Otra de las mútliples aplicaciones del plástico: la electrónica.
 

En un contexto tan exigente como este, la Comisión Europea ha establecido el objetivo de incrementar la cuota industrial en el PIB de Europa del 15,3% al 20% en 2020. El objetivo de revitalizar la industria manufacturera es que sirva de motor para el crecimiento y la generación de empleo en el futuro. El sector de los plásticos constituye una parte importante de la industria manufacturera en Europa.

En Europa, en 2012 nuestro sector contaba con: 62.000 empresas, 1,4 millones de puestos de trabajo y 26.000 millones de euros anuales de contribución a las finanzas públicas.

Reforzar la competitividad del sector europeo de los plásticos puede tener un impacto significativo en la recuperación de la industria manufacturera en general. El sector de los plásticos goza de una posición única por lo que respecta a la creación de puestos de trabajo en Europa y resulta esencial para las cadenas de suministro de varios sectores estratégicos de la economía, como el de la atención sanitaria, el de generación de energía, el aeroespacial, el de la automoción, el marítimo, el de la construcción, el de productos electrónicos y el de los envases.

foto

Escenario geopolítico mundial del sector de los plásticos y amenazas para Europa Fuente: The European House – Ambrosetti; datos extraídos de varias fuentes, 2013

De hecho, el valor añadido que los plásticos aportan a otros sectores es uno de los rasgos más destacados de nuestro sector. Este “efecto multiplicador” demuestra que el sector europeo de los plásticos desempeña un papel estratégicamente fundamental para respaldar el renacimiento industrial en Europa.

El efecto multiplicador de los plásticos

El estudio realizado en 2013 por el comité de expertos italianos The European House Ambrosetti revela que:

  • El sector de los plásticos es uno de los que contribuye en mayor medida a la industria manufacturera de la UE.
  • Un incremento del 10% del valor añadido en el sector europeo de los plásticos comportaría un incremento del 4,4% del valor añadido de la industria manufacturera de la UE en conjunto.
  • A escala nacional, tomando Italia como ejemplo:
  • Todos los puestos de trabajo creados en el sector de los plásticos derivan en la creación de al menos 3 puestos de trabajo más en el conjunto de la economía.
  • Un incremento de 100 € en el PIB de la cadena de suministro de los plásticos genera un aumento de 238 € en el PIB del conjunto de la economía.

Un sector estratégico para una Europa que utilice eficientemente los recursos

La iniciativa ‘Una Europa que utilice eficazmente los recursos’ es una de las siete iniciativas emblemáticas de la Estrategia Europa 2020 de la Unión Europea. Se centra en lograr un crecimiento sostenible mediante un uso eficiente de los recursos y una economía de bajo carbono.

Los productos de plástico desempeñan un papel fundamental en este sentido. El uso de materiales y productos de plástico a lo largo de su ciclo de vida útil contribuye a preservar los recursos y a reducir las emisiones de carbono. A nuestro alrededor, hay varios ejemplos de cómo los plásticos pueden contribuir a abordar los principales retos de la sociedad de varias maneras:

Reducir los residuos alimentarios. Muchos de los productos que se venden en los supermercados están envueltos en plástico. Y esto no solo es así por razones estéticas. Según las Naciones Unidas, aproximadamente un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se desperdiciaron en 2011 en todo el mundo.

Incluso envasar un producto con un film de plástico de solo unos pocos micrones de grosor puede prolongar el tiempo de caducidad de los productos, lo cual reduce los residuos alimentarios, el consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero al mismo tiempo. De acuerdo con un estudio realizado en 2011, la eficiencia en el uso de recursos energéticos de los envases de plástico es más de dos veces superior que la de los envases de materiales alternativos. Nuestro sector está comprometido con el desarrollo de diseños de envases incluso más innovadores para incrementar aún más la eficiencia del uso de recursos, proteger los alimentos y reducir la cantidad de plásticos usados.

Hacer que los edificios sean energéticamente más eficientes. Actualmente, los edificios representan aproximadamente el 40% del consumo de energía y el 39% de la emisión de gases de efecto invernadero de la UE. Los plásticos ayudan a conservar los recursos en los edificios, puesto que son ligeros y aíslan con eficacia del calor y el ruido. También permiten obtener edificios más duraderos y libres de corrosión. En un ejemplo de innovación reciente, el sector de los plásticos ha utilizado por primera vez nuevos polímeros que incrementan el aislamiento y requieren hasta un 50% menos de materias primas.

Mejorar el bienestar de la sociedad. Gracias a los plásticos, actualmente las personas viven más sanas, más tiempo y más plenamente que en toda la historia. Los avances médicos que hace 50 años eran impensables ahora son una realidad. Estos son algunos ejemplos: las jeringuillas desechables, las bolsas de sangre intravenosas y las válvulas cardiacas están hechas de plástico. Gracias a los plásticos, también se han desarrollado increíbles técnicas quirúrgicas no invasivas. Las personas mayores, cada vez más numerosas, probablemente acaben recibiendo los cuidados de robots inteligentes con apariencia humana cuyo tacto se asemeja al de la piel de las personas gracias a los plásticos. Gracias al material del siglo XXI, tenemos todo un mundo de posibilidades a nuestro alcance.

Reducir las emisiones del sector automovilístico. El uso de los plásticos en la fabricación de automóviles ayuda a ahorrar combustible, puesto que se trata de un material más ligero que el resto. Una reducción de un 5% en el peso de la carrocería de un coche se traduce en una reducción media del 3% del consumo de combustible. Los plásticos también resultan esenciales para la seguridad de los pasajeros. Los cinturones de seguridad, las sillas infantiles para el coche y los airbags están hechos de plástico. Los plásticos también pueden disminuir el impacto de los accidentes mediante el incremento de la capacidad de absorción de impactos de los parachoques y la eliminación del riesgo de explosión de los depósitos de combustible.

foto

Envases para cosméticos.

Ahorrar agua. El uso de distintos tipos de plástico en el sector agrícola permite ahorrar agua y utilizarla con más eficiencia. Las tuberías de riego de plástico evitan que el agua y los nutrientes se desperdicien y el agua de lluvia puede almacenarse en depósitos construidos con materiales plásticos. Mientras tanto, los invernaderos y los films de plástico permiten mantener los cultivos en recintos cerrados para disminuir la cantidad de pesticidas utilizados.

Utilizar el potencial de los elementos. La energía eólica y la solar también son más eficientes gracias a los plásticos. Los compuestos de plástico permiten a los ingenieros fabricar turbinas eólicas más grandes para que sean necesarias menos turbinas para generar la misma cantidad de energía eólica. Esto provoca la reducción del terreno necesario en tierra firme y el número de bases de hormigón que deben instalarse en alta mar. Las células solares también pueden ser más eficaces al generar más energía con la misma superficie.

La paradoja de los plásticos

Como cualquier otro material, los recursos que se necesitan para fabricar los plásticos repercuten en el medio ambiente. Sin embargo, a lo largo de su ciclo de vida, la mayoría de los productos de plástico permiten ahorrar mucha más energía de la necesaria para fabricarlos. A veces, a este hecho se le conoce como “la paradoja de los plásticos”.

En 2009, PlasticsEurope encargó un estudio independiente en el que se consideraba un escenario hipotético en el que los plásticos eran sustituidos por una combinación de materiales alternativos y evaluó el impacto medioambiental respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a lo largo del ciclo de vida de los productos.

El estudio, llevado a cabo por el instituto austriaco de investigación denkstatt AG, analiza en detalle varios casos respecto al 80% del mercado de los plásticos en Europa. Los resultados fueron extraordinarios.

Utilizar plásticos en Europa en vez de materiales alternativos supone:

  • un 60% menos de emisiones de gases de efecto invernadero;
  • un 57% menos de consumo energético;
  • un ahorro energético anual equivalente al total de las emisiones de CO2 de Bélgica;
  • la consecución de los objetivos del Protocolo de Kioto por parte de la UE.

Un factor clave para la innovación

La inversión continua en innovación es esencial para abordar algunos de los principales retos/oportunidades a los que se enfrenta la sociedad europea actualmente, desde el envejecimiento de la población hasta el cambio climático. En vista del crecimiento de los mercados emergentes, es crucial mantener la posición de Europa en la economía mundial.

El sector de los plásticos está a la vanguardia de la innovación en Europa, y los plásticos han sido la base de algunos de los avances tecnológicos más increíbles de los últimos años.

foto

Autor: Marcel Aniceto.

Nuestro sector se caracteriza por una red simbiótica de empresas pequeñas, medianas y grandes con un elevado nivel de inversión en investigación y desarrollo que lanzan constantemente productos y servicios innovadores que abordan necesidades sociales importantes. De 2003 a 2012, se presentaron más de 63.000 solicitudes de registro de patentes en la UE por parte de empresas pequeñas, medianas y grandes del sector de los plásticos, lo cual supone 1 de cada 25 solicitudes de registro de patente presentadas durante este periodo.

También hay muchos sectores industriales y ámbitos económicos en los que la nueva tecnología de polímeros desempeña y seguirá desempeñando un importante papel respecto a la innovación. Desde los andamiajes de nanocompuestos en los que las células madre humanas se utilizan para regenerar partes del cuerpo hasta las pantallas flexibles extraíbles de los smartphones de última generación, los plásticos son a menudo el material en torno al cual se crean algunas de las innovaciones más increíbles de la actualidad. Otro ejemplo de avance tecnológico posibilitado por los plásticos es la impresión en 3D, definida por muchos como el santo grial de la nueva era de fabricación digital. Los plásticos son la base de esta tecnología revolucionaria, que ya está siendo utilizada para crear prótesis médicas con una gran precisión y rapidez. En el futuro, será posible crear prótesis o implantes para humanos con tanta precisión que podrán ser personalizados para cada caso.

También se han producido avances interesantes al principio del ciclo de vida útil de los plásticos. Las investigaciones realizadas para capturar el CO2 y utilizarlo como materia prima para el proceso productivo del plástico han tenido resultados muy prometedores. En 2016 se inaugurará la primera planta industrial piloto al respecto. También se realizarán más investigaciones e innovaciones en el ámbito de los bioplásticos para tratar de incrementar el uso de las materias primas renovables para la fabricación de plásticos.

Los plásticos hacen posible lo que parecía ciencia ficción:

  • En marzo de 2014, en los Países Bajos, un equipo médico sustituyó el cráneo de una mujer joven por uno de plástico en 3D.
  • La tecnología 3D también tiene potencial para ser usada para la fabricación de coches mediante la creación de chasis a partir de capas finas de un material de polímero compuesto que se fusionan entre ellas para formar estructuras sólidas.
  • Gracias a las membranas poliméricas, el proceso de desalinización ahora es una realidad para transformar el agua del mar en agua potable en zonas con largos periodos de sequía y escasez de agua.
  • La tecnología de los robots se basa en materiales de alto rendimiento, como los plásticos. Un ejemplo de ello es el traje robótico HAL, que traduce las señales nerviosas de quien lo lleva en movimientos, por lo que permite a las personas con movilidad reducida recuperar la funcionalidad de sus miembros.

Retos para el sector de los plásticos en Europa

A pesar de todos estos activos, el sector de los plásticos no es la única industria manufacturera que se encuentra bajo una considerable presión competitiva respecto a economías con un menor coste y que tiene que enfrentarse a retos importantes para poder operar en Europa.

Reto 1: Energía y materias primas. El sector de los plásticos depende en gran medida de las energías y las materias primas competitivas.

Cualquier elemento que incremente los costes de la energía y reduzca el acceso a materias primas competitivas tiene un impacto considerable en la rentabilidad del sector. En Europa, no existe igualdad de condiciones respecto al coste de la energía, puesto que no hay un mercado energético europeo armonizado. Asimismo, la rápida explotación del gas de esquisto en los Estados Unidos ha mejorado su posición competitiva para la producción de plásticos y la disponibilidad de materias primas de bajo coste en Oriente Medio ha provocado una importante deslocalización de la producción de la UE a la zona del Golfo.

Reto 2: Mano de obra preparada. La capacidad del sector europeo de los plásticos para seguir siendo competitivo e innovar depende de su capacidad para contratar a trabajadores con talento y cualificados. El sector de los plásticos puede ofrecer a los trabajadores un futuro excepcional en el ámbito de la producción. Las empresas son dinámicas, innovadoras y de alcance global.

A cambio, el sector necesita a personal bien preparado. Sin embargo, el número de licenciados en ciencias y aprendices técnicos en Europa está descendiendo, y los estudiantes de instituto no muestran demasiado interés en las ciencias ni en la tecnología. Los orientadores educativos deben recibir más información sobre las posibilidades que ofrece el sector de los plásticos. Solo en Alemania, por ejemplo, las previsiones actuales indican que en 2030 faltarán un millón de expertos técnicos en la industria y los talleres. Es importante que la mano de obra del sector esté equipada con las últimas tecnologías, esté al tanto de los nuevos avances y siga formándose a lo largo de toda su vida profesional.

Reto 3: Futuras inversiones en la UE. Es esencial que Europa siga invirtiendo en las infraestructuras existentes y en nuevas instalaciones de fabricación para garantizar que el sector de los plásticos tenga un futuro viable y dinámico. Las instituciones europeas deberían hacerse más eco a escala global de sus ambiciones respecto al crecimiento de la producción, haciendo hincapié en el hecho de que Europa es un lugar con futuro en el que hacer negocios y fomentar las inversiones. Europa también se enfrenta al reto de la eficiencia energética, especialmente en lo que respecta a sus edificios, responsables de aproximadamente el 40% del consumo energético de Europa.

Reto 4: Un marco normativo coherente y complementario. La falta de una legislación armonizada sobre productos químicos para todo el mercado único y el uso arbitrario del principio preventivo crean un clima de incertidumbre para la inversión. Esto puede generar marcos normativos contradictorios entre los distintos mercados y hacer que pese una carga normativa innecesaria sobre el sector. Además, si la UE quiere volver a generar trabajo en Europa, los legisladores deben definir un conjunto de políticas coherentes enfocadas a lograr objetivos comunes. Los servicios de la Comisión, el Parlamento y el Consejo no se están coordinando lo suficiente para conciliar las políticas medioambientales, energéticas e industriales.

Gestión de residuos. Actualmente, solo 9 países europeos reciclan o recuperan más del 90% de los residuos de plástico, mientras que 18 países acaban vertiendo más del 40% de los residuos de plástico en los vertederos.

Solo en 2012, se desecharon en los vertederos 9,6 millones de toneladas de residuos de plástico en Europa, con el consiguiente desperdicio ingente de recursos y el aumento del riesgo de que dichos residuos terminaran en el mar.

El sector europeo de los plásticos trabaja con varias partes interesadas para lograr el objetivo ‘Ningún plástico en los vertederos’ en Europa. Sin embargo, es necesaria una mejor aplicación de la normativa existente para garantizar que este objetivo se haga realidad.

Conclusiones y recomendaciones para los legisladores

En Europa, un clima favorable para la inversión es crucial para que el sector de los plásticos siga haciendo una aportación considerable a la economía y la sociedad europeas.

Uno de los retos principales es la creación de las condiciones adecuadas para aprovechar al máximo nuestra capacidad inherente de innovar en Europa.

Garantizar costes más competitivos para la energía y las materias primas

  • Garantizar la creación de un mercado europeo energético único;
  • Permitir la exploración y la producción responsables de gas de esquisto en Europa.
  • Promover la educación y la formación
  • Fomentar la educación en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas en Europa y hacer que estas áreas de conocimiento sean más atractivas para los jóvenes; Integrar los conocimientos sobre fabricación, transformación y reciclaje de los plásticos en el plan de estudios de los colegios;
  • Crear un grado superior sobre plásticos a escala europea que dé lugar a la obtención de la titulación de técnico/ingeniero.
  • Promover la formación en todos los niveles del sector de los plásticos.

Fomentar la inversión continua en innovación

  • Incentivar los elementos que generen eficiencia energética en los edificios;
  • Acelerar la introducción de innovaciones en el mercado;
  • Fomentar la comprensión de las nuevas tecnologías para garantizar su aceptación por parte de la sociedad.

Implicar al sector de los plásticos en iniciativas que fomenten el crecimiento sostenible

  • Incluir al sector de los plásticos en políticas relacionadas con la reindustrialización y en iniciativas relativas a la economía circular;
  • Crear un centro dedicado a promover los intereses de los plásticos en la Comisión Europea;
  • Ejecutar una prohibición o eliminar gradualmente el vertido de residuos recuperables en los vertederos para fomentar la eficiencia de los recursos, desarrollar el sector del reciclaje de los plásticos y crear más empleos.
  • Disuadir de verter residuos al mar a través de campañas públicas de concienciación sobre el valor de los productos de plástico.
  • Normativas coherentes y complementarias
  • Fomentar un enfoque basado en el riesgo mediante la evaluación de pruebas para sentar las bases de las decisiones políticas:
  • Reforzar el cargo de principal consejero científico del Presidente de la Comisión Europea y crear una red de cargos homólogos en toda Europa para asesorar a los distintos gobiernos;
  • Armonizar la legislación sobre el sector químico con el enfoque de "un mercado, una normativa".
  • Fomentar mejores controles de los productos que entran en la UE para garantizar el cumplimiento de la normativa europea.

Este documento –dirigido a legisladores a escala europea y nacional– ofrece una breve visión de conjunto sobre el papel que desempeña el sector de los plásticos en la economía europea y resume qué más puede hacerse desde el punto de vista legislativo para garantizar que se aproveche su extraordinario potencial, tal y como señalan Michael Kundel, presidente de la EuPC y Patrick Thomas, presidente de PlasticsEurope.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposalao - Centro de Exposiciones, S.A.Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridEquiplast, Expoquimia, Eurosurfas, Fira de Barcelona

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS