Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
228.000 profesionales en la K 2001 de Düsseldorf

Fuertes impulsos para la industria del plástico y del caucho

Redacción PU15/12/2001
Si los primeros días de la K 2001 transcurrieron satisfactoriamente, cuando finalizó la XV Feria Internacional del Plástico y del Caucho el 1º de noviembre, al cabo de ocho jornadas feriales, el balance no podía ser más brillante. Los expositores contaban al unísono que habían entablado numerosos contactos y que habían realizado negocios entre buenos y excelentes. La opinión unánime de los productores de materias primas, constructores de maquinaria y empresas transformadoras de plástico y caucho era que, a pesar de la difícil situación coyuntural y de la política mundial, la K de Düsseldorf había confirmado su papel de mercado central y había transmitido fuertes impulsos a todo el sector. Cabe añadir que 91 por ciento de los 2885 expositores quedaron satisfechos del éxito comercial de la feria de muestras, y que 92 por ciento esperan la reactivación del negocio a raíz de la feria.
foto
La espectacularidad de algunos stands, sólo se puede ver en la K.
A la K 2001 acudieron 228.000 visitantes profesionales. Karlheinz Wismer, director general de la Feria de Düsseldorf manifestó lo siguiente: "Si bien la cifra de visitantes ha sido un 14% inferior al resultado de la K'98, no he oído a nadie quejarse de ese descenso. En vista de la actual situación mundial política y económica, estamos muy satisfechos de los resultados. Los expositores elogian la capacidad de decisión de los visitantes, su alto grado de internacionalidad y la inesperada disposición a invertir capital". Lo cierto es que también las opiniones recogidas por esta revista fueron positivas y la gran mayoría de los expositores se mostraban más que satisfechos con el número de visitas recibido y la calidad de las mismas.
El 51% de los visitantes que estuvieron en Düsseldorf venían del extranjero: en total, alrededor de 117.000 personas. En la K'98, la proporción de visitantes extranjeros representó un 48% (127.200 personas). Los visitantes procedían de alrededor de 100 naciones de todos los continentes, registrándose incluso países tan exóticos como Togo, las Islas Fiyi, Omán, Uzbekistán, Macao y Nepal. El 64% de los profesionales procedían de Europa (frente a 69% en 1998); 51% de ellos pertenecían a la Unión Europea y 13% a otros países europeos. La mayor parte de los visitantes europeos venían de los Países Bajos (11% de los visitantes extranjeros), Bélgica (7%), Francia y Reino Unido (6% cada uno), Italia, Austria y Suiza (5% cada uno).
foto
La seguridad del peatón, protagonista en muchas aplicaciones del automóvil.
Casi la tercera parte de los visitantes extranjeros venían de países de ultramar (frente a 31% en 1998). En comparación con la K'98, aumentó considerablemente la proporción de visitantes asiáticos –unos 18.000– mientras que hace tres años habían sido 14.000 (15% de los visitantes extranjeros, frente al 11% de 1998). Con alrededor de 4.500 visitantes de la India, este subcontinente aportó la mayor proporción de visitantes asiáticos. Unos 2.500 visitantes procedían de países miembro de la ASEAN, y unos 1.200 expertos vinieron de Japón. Asimismo de los países árabes y de Oriente Próximo se registró un notable aumento de visitantes.

En cambio, descendió el porcentaje de profesionales de Norteamérica –de Estados Unidos y Canadá acudieron a la K 2001 unos 7.000 expertos (5% de los visitantes extranjeros), mientras que en 1998 habían sido casi 9.000, o sea, 7%). Por lo tanto, el descenso fue menor de lo esperado en vista de la situación actual.

En comparación con la K'98, aumentó considerablemente la proporción de visitantes asiáticos aunque descendió el porcentaje de profesionales de Estados Unidos y Canadá
El número de visitantes de América Central y Sudamérica, más de 8.000 personas, o sea, 7%, supone igualmente un descenso en comparación con 1998, ya que hace tres años vinieron unos 10.000 visitantes de dicha zona. Los grupos más nutridos de visitantes procedían de Brasil, Argentina, Colombia, México y Venezuela.

La cantidad de visitantes de África creció satisfactoriamente, pues del continente africano llegaron a la K 2001 más de 7.000 visitantes. En 1998 habían sido 4.000. Con algo más de 2.000 expertos, se mantuvo invariable el número de visitantes de Australia y Oceanía.

Los días en que se registró el mayor número de visitantes en la K 2001 fueron el sábado 27 de octubre (37.000 personas), el viernes 26 de octubre y el martes 30 de octubre (35.000 personas en cada día).

Lo más interesante para tres cuartas partes de los visitantes consultados fueron la maquinaria y las plantas de producción. El 38% dijo que se interesaba ante todo por materias primas y auxiliares, mientras que para 29% de ellos el principal motivo de su visita eran los semielaborados y elementos técnicos de plástico y goma, y los servicios para otro 13%.

En cuanto al origen profesional de los visitantes, un 72% manifestaron proceder de la industria, figurando en primer lugar los fabricantes de artículos de plástico (25%). Luego vienen la industria química (14%), el comercio, inclusive minoristas técnicos (10%) y la construcción de maquinaria (10%).

Los visitantes de la K 2001 dieron notas óptimas a la oferta de productos existente en los 17 pabellones y a la enorme cantidad de innovaciones que presentaban los expositores.

Como complemento de la presentación de productos por las empresas expositoras, tuvo lugar la exposición titulada "Plásticos en el cosmos: Solución de problemas terrenales". Esta exposición en torno al uso de plásticos en astronáutica y su aplicación en la Tierra despertó vivo interés, ya que alrededor de 10.000 visitantes desfilaron por ella en el pabellón 6 durante la feria. En esa oportunidad se mantuvieron coloquios muy intensos en relación con los objetos expuestos. La exposición fue realizada conjuntamente por la Asociación de la Industria Transformadora de Plástico –VKE– la Agencia Espacial Europea –ESA–, la Asociación de Fabricantes de Plástico de Europa –APME- y la Feria de Düsseldorf.

La próxima edición de la K tendrá lugar del 20 al 27 de octubre de 2004 en Düsseldorf
Las medidas adoptadas por la Feria de Düsseldorf a fin de que el tráfico urbano durante las horas de entrada y salida del trabajo en Düsseldorf no coincidiera con los desplazamientos de acceso y regreso de la feria dieron el resultado apetecido. Para ello, el horario de la feria se retrasó media hora y, además, se ofreció a los visitantes la oportunidad de utilizar gratis los medios de transporte públicos de la red regional (VRR), presentando la entrada de la feria. De esa oferta hicieron uso 40 % de los visitantes, frente a 32 % en K'98.

La próxima edición de la K tendrá lugar del 20 al 27 de octubre de 2004 (de miércoles a miércoles) en Düsseldorf. El Comité de Expositores de la K reeligió como presidente en su sesión del 1º de noviembre a Helmut Eschwey, director de SMS Aktiengesellschaft.

Una exposición especial

Como complemento de la exhibición de productos por las empresas expositoras, la K 2001 ofreció a los expertos del mundo entero otro escenario donde se mostraron numerosas posibilidades de desarrollo y aplicación de plásticos. "Plásticos en el cosmos: Solución de problemas terrenales" es el título de una exposición que se estrenó en Düsseldorf. A base de materiales y aplicaciones creados considerando las condiciones extremas de la astronáutica, se presentaron por primera vez subproductos de tales innovaciones, es decir, ejemplos de sus aplicaciones terrenales.

En la industria astronáutica, además de desarrollar una multitud de nuevas combinaciones de materiales, también se descubren caminos para aplicar o adaptar en la vida cotidiana nuevas técnicas que en un principio no estaban destinadas para eso. Desde hace diez años, la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene en marcha un fructífero programa de transferencia de tecnología en el que los plásticos desempeñan un importante papel. Así, numerosas aplicaciones de polímeros que hoy día son generalmente conocidas, fueron creadas atendiendo a las necesidades específicas del cosmos. Por ejemplo, las fibras de plástico que se emplean ahora en la tapicería ignífuga de las butacas de salas de conferencias y conciertos se crearon para preservar los cables y componentes de los cohetes Ariane del enorme calor que generan sus motores.

Y los sensores de plástico que fueron ideados para detectar humo, gases y agentes químicos a bordo de las astronaves, prestan ahora buenos servicios en laboratorios y hospitales. Las "narices artificiales" son tan sensibles que hasta detectan la presencia de bacterias y esporas de hongos.

foto
Plásticos revestidos resistentes a "casi todo".
En la industria astronáutica se descubren caminos para aplicar en la vida cotidiana nuevas técnicas que en un principio no estaban destinadas para e
Los adelantos logrados en el campo de los trajes de los cosmonautas se aprovechan asimismo en artículos deportivos.

Por ejemplo, éstos tienen un sistema de regulación activa de temperatura capaz de absorber el calor corporal excedente y de producir así un efecto refrigerante en la piel. Al descender la temperatura externa, el calor acumulado es transmitido de nuevo al cuerpo. Ese sistema funciona a base de millones de microcápsulas formadas por bolitas de parafina revestidas con un plástico especial. Las microcápsulas se aplican en láminas de forro y sistemas de bolsas a base de no tejidos y tejidos suaves de poliéster y poliamida, que a su vez se incorporan en chaquetas deportivas. Gracias a esa tecnología, el clima óptimo para el cuerpo resulta posible mantenerlo durante más tiempo que con materiales aislantes clásicos.

foto
La K constituye el gran espectáculo de los plásticos.
En medicina se emplean láminas aislantes muy complejas que son artículos estratificados creados para aplicarlos en satélites artificiales en calidad de aislantes contra el frío y el calor. Las láminas de poliéster, poliamida y PTFE se revisten con diversos metales y, en función de las necesidades, se combinan de diferentes maneras formando materiales de múltiples capas, que protegen los instrumentos instalados en satélites artificiales contra fluctuaciones extremas de temperatura en el cosmos (hasta 400º C). En la Tierra, esa técnica se emplea, por ejemplo, para aislar las bobinas superconductoras de los escáneres computadorizados que sirven para generar los campos magnéticos necesarios y que han de ser refrigeradas con hélio líquido.

Los ejemplos anteriores y otros objetos que figuraron en la exposición, evidencian que, a menudo, una tecnología concebida atendiendo a necesidades específicas del cosmos en vista de las condiciones extremas existentes ahí, puede dar lugar a aplicaciones terrenales impensadas de alta valía. También demuestran que la rentabilidad de las inversiones en investigación espacial se incrementa considerablemente gracias a su utilidad en la vida cotidiana.

Empresas o entidades relacionadas

European Space Agency / Agencia Espacial Europea

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS