Cicloplast responde

15/06/2006

El concepto del Bioplástico se está manejando con gran asiduidad a lo largo de los últimos meses. ¿Es un material novedoso? ¿Es de utilidad en el mercado en el que nos movemos en la actualidad?

Los bioplásticos no se acaban de inventar. Los primeros materiales plásticos se desarrollaron a partir de materias primas renovables. Sin embargo, desde hace unos pocos años, las autoridades públicas han sido atraídas por las posibles ventajas ambientales de los bioplásticos. Por ello, los fabricantes de envases plásticos, filmes y otros productos plásticos se plantean cada vez más la posibilidad de usar bioplásticos para determinadas aplicaciones.

La Asociación alemana de fabricantes de envases plásticos (IK), a través de su Comité llamado “Bioplásticos”, ha intentado responder a alguno de los interrogantes más comunes sobre su realidad, oportunidades y potencial de empleo, en un documento de opinión publicado a principios de este año 2006.

El interesante documento, que consta de 26 páginas, indica en sus conclusiones, entre otras cosas que “los plásticos biodegradables no deben verse como una herramienta para resolver el problema del littering”

Dada la cantidad de artículos embotellados que se ponen en el mercado, no todos los envases son recogidos en los contenedores amarillos para garantizar su tratamiento posterior. Sería una pena que un producto perfectamente recuperable se perdiera por el camino.

¿Existe alguna experiencia de sistemas o productos que complementen a las vías de gestión antes indicadas?

Ha sido en el Reino Unido y se trata de una botella de agua mineral.

La marca de agua mineral “Belu” ha sido quien ha lanzado el “invento”, según informa “The Independent”. Está elaborada a partir del maíz, se descompone completamente en 12 semanas y se puede reciclar para obtener abono casero.

La firma destinará el cien por cien de sus beneficios netos a la organización Water Aid, dedicada a proyectos para el suministro de agua potable en la India y Africa.

“Belu” es una empresa de reciente creación formada por empresas y personalidad británicas interesadas en la protección del Medio Ambiente, que surgió como respuesta a la petición del acuerdo global de la ONU sobre su compromiso con el Medio Ambiente.

Sin embargo, organizaciones como Amigos de la Tierra subrayan que el consumo de agua mineral es 10.000 veces más perjudicial para el Medio Ambiente que el del agua canalizada, debido a la contaminación asociada al proceso de extracción, embotellado y transporte. El debate está servido.

En números anteriores se ha mencionado el campo de aplicación de la Construcción como un nicho de mercado para los plásticos. Se plantean actuaci0ones ministeriales como el Código Técnico de Edificación (CTE). ¿Existe algún proyecto concreto donde se planteen actuaciones de desarrollo sostenible en la construcción?

Acciona liderará un proyecto que contará con la participación de 15 empresas y 35 centros de investigación, durante un plazo de cuatro años y cuyo ámbito de desarrollo se extenderá a 13 comunidades autónomas.

“Prometeo” representa un proyecto destinado a romper las reglas actuales en la construcción de edificaciones, un programa revolucionario para crear nuevo conocimiento y tecnologías inteligentes con la idea de inventar materiales más ligeros, con mayor facilidad de construcción y multifuncionales. La base serán los materiales orgánicos y cerámicos, orientados a la mejora de la productividad y la creación de negocio en el ámbito de una edificación más sostenible.

Durante los cuatro años del proyecto, se trabajará en profundidad en el campo de los materiales compuestos (polímeros orgánicos, fibras), la cerámica, la nanotecnología, los polímeros inorgánicos y las tecnologías de sensores inalámbricos embebidos en paredes, techos y otras superficies para controlar el funcionamiento de los materiales, el diseño y la producción de nuevos componentes para la edificación, buscando los siguientes objetivos:

• Creación de nuevos productos que sustituyan a los materiales tradicionales de la industria de la construcción y como consecuencia la aparición de nuevas oportunidades de negocio tanto en los mercados nacionales como internacionales.

• Extensión de la vida útil de los componentes de los edificios. Se trata de obtener materiales y componentes resistentes a la corrosión especialmente en ambientes costeros y a ambientes agresivos en entornos industriales.

• Reducción del peso de los materiales y componentes que intervienen en la construcción de edificios. Consecuentemente se busca una considerable reducción de la energía necesaria para su fabricación, transporte, montaje y desmantelamiento de los mismos al finalizar su vida útil. Al reducirse el peso de los materiales de construcción, se reducirá la siniestralidad laboral durante su manejo.

• Desarrollo de nuevos componentes inteligentes para edificios.

Empresas o entidades relacionadas

Cicloplast, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS