Battenfeld Gloucester ofrece soluciones que mejoran la calidad y la economía de las películas y placas planas

Un nuevo diseño de corte asegura un bobinado más suave

Redacción PU15/04/2006
Entre los componentes esenciales en la producción de una película plana o una línea para placas, el control de espesores y el dispositivo de corte son especialmente importantes. Si uno de ellos no trabaja en plenas condiciones, el transformador se ve penalizado en lo que se refiere a la economía del proceso y la calidad del producto. Battenfeld Gloucester Engineering Co. Inc., representado por Battenfeld Ibérica, ha ampliado su oferta de equipos en estas dos áreas con un nuevo medidor infrarrojo de espesores por retrodispersión y un dispositivo de autocorte. Michael Wainer, senior product manager para películas planas, asegura que ambos tienen ventajas frente a los sistemas que reemplazan y pueden mejorar la productividad y calidad de la película plana.
foto
El mandril de la bobinadora se carga electro estáticamente un milisegundo antes de que la cuchilla corte la bobina.
El medidor de espesores por infrarrojos (IR) reemplaza a los medidores nucleares beta. Wainer dice que el sistema que Battenfeld suministra, incorpora mejoras recientes en la tecnología de la medición IR que aportan mayor precisión a la unidad que los sistemas beta. Es más, dado que el medidor de espesores IR no utiliza elementos radiactivos, los transformadores que necesitan una licencia para introducir el material nuclear -normalmente criptón o prometio- en su planta, evitan el tiempo y el coste que exige la adquisición y la renovación de una licencia.

El medidor IR de espesores estaba disponible anteriormente a través de la división de Battenfeld Glocester en Europa, donde la normativa exige severos procedimientos en el uso de materiales radiactivos. Wainer dice que el medidor IR, que Battenfeld ha logrado a partir de la ingeniería especializada en infrarrojos NDC, requiere mucho menos mantenimiento que un sistema beta y proporciona unas lecturas más consistentes. Dado que los componentes nucleares de los medidores beta tienen una vida mucho más reducida, su precisión, determinada por una relación señal-ruido, va bajando a lo largo del tiempo y requiere una calibración y, ocasionalmente, la sustitución de sus materiales. Las lecturas de un medidor beta son influenciables por los cambios ambientales (temperatura, humedad) de una fábrica y por las vibraciones de la película.

Las necesidades de mantenimiento de un medidor de espesores IR son mínimas y generalmente basta con cambiar la fuente de luz una vez al año. Wainer añade que este equipo resiste los cambios en las condiciones ambientales y, al contrario que un medidor beta, puede discriminar por capas ya que utiliza longitudes de onda calibradas a materiales diferentes. Un medidor de espesores beta, sin embargo, mide el grosor total de una película, pero no aporta datos sobre las diferentes capas que lo componen.

El medidor de Battenfeld puede ser usado en algunas aplicaciones de film soplado al igual que en película plana y placas. Puede ser incorporado a todas las líneas de Battenfeld Gloucester ya en marcha, utilizando el controlador con microprocesador Extrol de la compañía. Esto es válido para las líneas que ya están equipadas con un medidor beta y para las que están equipadas con un control independiente de NDC o líneas con un medidor IR y control.

foto

Corte limpio significa rollos más suaves

El sistema de corte de un bobinador, principalmente en film estirable, opera de forma diferente al sis-tema de corte convencional. El típico sistema basado en una chuchilla que penetra está posicionado de forma que toda el mecanismo se mueve hacia abajo (o hacia arriba) en una bobina para producir el corte. Un rollo se finaliza y se comienza otro después de que un nuevo mandril haya sido cargado electro estáticamente. El sistema de Battenfeld hace rotar la parte de las cuchillas del mecanismo hacia la bobina. El resultado, dice Wainer, son unos cortes mucho más limpios. “Esto produce un mejor comienzo en el nuevo rollo y reduce el atropamiento de aire, lo cual mejora la calidad del producto porque la formación del rollo se realiza con más cuidado.”

Otro factor que influye en el rendimiento del dispositivo de corte es la carga electroestática. Wainer dice que el nuevo sistema carga primero el mandril, un milisegundo antes de que la cuchilla corte la bobina. Aplicando la carga en esta secuencia se asegura que el mandril esté cargado uniformemente y que la bobina cortada se apoye plana y suavemente durante el cambio a un nuevo rollo.

El sistema de corte de un bobinador, principalmente en film estirable, opera de forma diferente al sistema de corte convencional
Battenfeld ha instalado dos de los dispositivos de corte en líneas de película estirable, una en Toronto y la otra en Ucrania. “En ambas aplicaciones, estamos viendo una mejora en la calidad de los rollos”, dice Wainer.

El dispositivo de corte puede ser aplicado a la mayoría de los bobinadores de Battenfeld Gloucester ya existentes para film estirable.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS