Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Evita las paradas y tareas de mantenimiento, que suponen un 10% del coste total de producción

Tecnología HiPIMS de última generación en moldes de inyección de plástico

Redacción Interempresas10/02/2015

La utilización cada vez más demandada de polímeros con alto contenido en fibra de vidrio hace que los moldes de inyección de plástico sufran problemas severos de desgaste y corrosión. Las paradas y tareas de mantenimiento suponen un 10% del coste total de producción. Por otro lado, para la producción de piezas estéticas, el acabado superficial del molde resulta crítico y una deficiencia en el mismo puede conducir a un rechazo de hasta un 75% de las piezas inyectadas.

foto
Los recubrimientos PVD (Physical Vapour Deposition) se emplean en este ámbito, mejorando con pocas micras de espesor de capa las prestaciones del molde, siendo a su vez una alternativa medioambientalmente limpia a los procesos electrolíticos. Sin embargo, dentro de esta tecnología, existe una nueva y prometedora variante, denominada HiPIMS (High Power Impulse Magnetron Sputtering), que ofrece destacadas ventajas en lo que a dureza, densidad y acabado superficial del recubrimiento se refiere. Se estima que su aplicación en moldes de inyección de plástico podría aumentar la vida útil de los mismos en un 20% y que mediante su empleo se podrá mejorar la productividad de los procesos en un 10%. En este momento esta nueva tecnología se enfrenta a unos retos para dar el salto definitivo del laboratorio a la producción industrial.

El proyecto europeo HipIndMould (Optimized Industrial HiPIMS system for coating Plastic Injection Moulds), en el que participa IK4-Tekniker junto con la empresa Flubetech, tiene el objetivo de lograr la aplicación industrial de la tecnología HiPIMS en los moldes de inyección de plástico, empleados en la fabricación de piezas para sectores tan diversos como el de automoción, el médico o el de envases.

La investigadora de IK4-Tekniker Cristina Zubizarreta asegura que la tecnología HiPIMS está dando lugar a recubrimientos de alto valor añadido en el laboratorio, pero todavía es necesario pulir algunos aspectos para conseguir un proceso industrial robusto que garantice reproducibilidad y repetitividad en producción.

En el proyecto, IK4-Tekniker aportará sus conocimientos punteros en tecnología HiPIMS tanto a nivel de desarrollo de equipamiento como a nivel de desarrollo de proceso para llevar a cabo la creación de una planta industrial para recubrimiento de moldes.

El proyecto HipIndMould, cuya primera fase comenzó el pasado mes de octubre, y que cuenta con una dotación de 50.000 euros, consiste en la elaboración del plan de viabilidad y negocio. Una vez superada la primera etapa, el proyecto opta a una segunda fase que se prolongaría durante dos años y en la que la aportación de fondos europeos se sitúa entre 1 y 3 millones de euros.

Empresas o entidades relacionadas

Fundación Tekniker