“No se sabe lo que depara el futuro, pero las tecnologías siempre evolucionan según las necesidades”

Entrevista a Sergi Gabarró y Jaume Cidoncha, técnicos comerciales de Branson

Redacción Interempresas13/09/2013

La irrupción de la soldadura por ultrasonidos cambió la forma de entender el proceso y aportó grandes ventajas tanto en el acabado y aspecto de las piezas como en ahorro de tiempo, costes y material. Un actor indiscutible en el desarrollo y evolución de esta tecnología es Branson, compañía perteneciente al grupo Emerson. Sergi Gabarró y Jaume Cidoncha, técnicos comerciales de la empresa, explican a Plásticos Universales en qué consiste esta técnica y en qué se investiga en la actualidad.

¿Qué debería tener y aportar una buena soldadura?

La soldadura ideal es aquella en la que las piezas plásticas no sufren tensiones, ni marcas superficiales o rebaba, que cumple con el requerimiento para el cual ha sido diseñada la pieza (estanqueidad, resistencia etc.), y todo ello con un consumo energético y un tiempo de ejecución mínimos.

foto

Para lograr este escenario ideal en el proceso de soldadura, empresas como la suya han dedicado grandes recursos y esfuerzos a la investigación. ¿Cómo ha evolucionado, por ejemplo, la soldadura por ultrasonidos en los últimos años? ¿Qué innovaciones tecnológicas y equipos se han implementado al proceso?

Desde que Branson introdujo la soldadura por ultrasonidos dentro de nuestro sector, se han ido introduciendo nuevas tecnologías como complemento a los ultrasonidos. Branson está totalmente involucrada en este tipo de desarrollos, como pueden ser, la soldadura por vibración lineal y orbital, láser e infrarrojos. En los últimos 5 años nos hemos volcado en profundizar en las tecnologías ‘limpias’ y de bajo consumo energético como la CIT (Contoured Infrared Technology), CLT (Contoured Laser Technology), y CVT (Clean Vibration Technology). Un paso muy importante fue la sustitución de la tecnología analógica por la tecnología digital en todos nuestros productos. Esto, junto con nuestro software, hace que nuestras tecnologías tengan el máximo control en todo el proceso de la soldadura.

Pero, ¿qué es exactamente la soldadura por ultrasonidos?

La soldadura por ultrasonidos se realiza al aplicar una presión junto a una vibración ultrasónica a dos piezas termoplásticas. La combinación de éstas genera un aumento de temperatura por choque molecular hasta llegar a su punto de fusión, produciéndose así la soldadura.

¿En qué aplicaciones es más útil? ¿Hay nuevas aplicaciones que antes requerían otros procesos?

Las aplicaciones más conocidas son la soldadura de plásticos, pero también se utilizan para cortar. Esta tecnología está arraigada en sectores como el alimentario, el textil y el aeroespacial, entre otros. También la utilizamos para troquelar plásticos u otros materiales no metálicos. Los ultrasonidos también los aplicamos para tratamientos de líquidos en sectores tan diversos como el ecológico o el sanitario.

También se emplea para la unión de metales...

Sí, es lo que denominamos soldadura de metales. Con esta tecnología se puede soldar, por ejemplo, el cobre, el aluminio, el níquel, la plata y el oro, entre otros, y está muy ligada al sector automovilístico. Por dar algún ejemplo, muchos de los empalmes de los cables internos que hay en los coches están realizados con esta tecnología, ya que garantiza la conexión y elimina los problemas por los falsos contactos. También se utiliza en las energías renovables, línea blanca…

foto

¿Cómo puede un buen trabajo de soldadura ayudar a rentabilizar todo un proceso?

Todo el mundo quiere rentabilizar sus equipos con las soldaduras que realiza en el menor tiempo posible. ¿Cómo se consigue esto? Teniendo un control preciso de la soldadura que garantice que es correcta, y con la calidad exigida por el cliente; todo ello con un tiempo de ciclo corto y con un coste de mantenimiento bajo. Si no tienes una garantía de que lo que estás haciendo está bien, la rentabilidad es un objetivo muy difícil.

Antes se utilizaban otros sistemas de aire caliente o sistemas térmicos, mientras que ahora se emplea la soldadura por ultrasonidos. Señale qué ventajas aporta frente a otras técnicas existentes. ¿Puede llegar a sustituir otros procesos?

La única ventaja, si le podemos llamar así, de muchos de los sistemas convencionales por calor o aire caliente frente a la soldadura por ultrasonidos es la baja inversión inicial del equipo. El problema es que al poco tiempo se va perdiendo la rentabilidad de la inversión porque estos sistemas tienen un coste de mantenimiento y energético muy elevado, con unos ciclos de trabajo normalmente muy altos.

No sale a cuenta…

No, en la mayoría de las aplicaciones que utilizan estos sistemas mediante calor, se pueden sustituir por ultrasonidos u otra de nuestras tecnologías y rentabilizarlos con una ahorro energético y una reducción muy considerable del ciclo de unión. De hecho, esto ya lo estamos realizando en muchos procesos que ya estaban establecidos. Además de los sistemas que mencionas, también se utilizan consumibles para unir piezas plásticas como grapas, tornillos, o adhesivos.

Un sobrecoste para la pieza final…

Sí, y todo el mundo quiere que su pieza sea más económica a nivel de fabricación. Esto se consigue haciendo un buen diseño para, posteriormente, soldarlo con la tecnología adecuada a la aplicación.

foto

¿Qué segmentos industriales hacen mayor uso de estas técnicas?

Hace unos años, la industria del automóvil, pero todo esto ha cambiado y ahora los sectores de línea blanca, packaging y alimentación también hacen uso de estas técnicas.

¿La creciente demanda de componentes plásticos y electrónicos en diversos procesos industriales ha propiciado el empleo de la soldadura de plástico?

Sí, cada vez más. En general, el mundo del plástico ha experimentado un creciente desarrollo en nuevos plásticos, plásticos muy técnicos, desarrollados para aplicaciones muy especificas, como, por ejemplo, a nivel de temperaturas de trabajo, de resistencia etc. Estas piezas tienen que ser soldadas con tecnologías y máquinas que permitan cambiar los parámetros durante el proceso y puedan garantizar la calidad de la pieza.

¿Tiene la técnica, en general, margen de crecimiento?

La técnica siempre tiene margen: hace unos 70 años sólo se conocía la soldadura térmica; a los 10 años desarrollamos los ultrasonidos para soldar, después innovamos con la vibración lineal, después con la orbital, posteriormente —casi al mismo tiempo— los infrarrojos y el láser, y ahora estamos combinando nuestras tecnologías entre ellas. No sé lo que nos depara el futuro, pero las tecnologías siempre evolucionan según las necesidades.

Empresas o entidades relacionadas

Branson Ultrasonidos, S.A.E.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS