Posicionamos su web SEO / SEM
La compañía afronta 2005 con optimismo y lo califica como un año de reestructuración

Lanxess estudia el cierre de su planta de resinas de Tarragona

María Escribano15/05/2005
Tras haber anunciado sus planes de reducir la actual sobrecapacidad de su unidad de negocio de resinas estirénicas, la compañía química Lanxess decide en estos momentos la viabilidad de cerrar la planta que tiene en Tarragona o la que tiene en la localidad alemana de Dormagen. Decisión que conoceremos muy pronto, a finales del segundo trimestre de este año, o lo que es lo mismo, el próximo mes de junio.
foto
De izquierda a derecha, Matthias Zachert, responsable de finanzas; Dr. Martin Wienkenhöver y Dr. Ulrich Koemm, miembros de la junta directiva y Dr. Axel Claus Heitmann, CEO de Lanxess.
“Abordar cambios fundamentales para garantizar la competitividad de Lanxess a largo plazo”, con este objetivo está trabajando la compañía química alemana, surgida de la escisión de Bayer. Cambios que pasan por la necesidad –afirman sus directivos– de una reestructuración de amplio calado en química fina y resinas estirénicas.

De momento, esta necesidad de reestructuración resulta particularmente urgente en las unidades de negocio de Química Fina y Resinas Estirénicas, donde se está analizando el recorte de hasta 1.200 empleos en total. “Para que estas unidades se pongan al nivel de la competencia”, explicó el presidente de la Junta Directiva, Dr. Axel Heitmann, en la conferencia de primavera de noticias financieras de Colonia (Alemania), se requieren reducciones de costes de, como mínimo, 100 millones de euros al año.

foto
Lanxess prevé invertir unos 50 millones de euros durante los próximos cinco años en la planta que mantenga operativa
Por ello, Lanxess planea reducir la actual sobrecapacidad de su unidad de negocio de resinas estirénicas concentrando la producción europea en Dormagen (Alemania) o en Tarragona (España). La decisión final sobre cuál de las dos plantas continuará en operación se tomará en el segundo trimestre de este año. Para ampliar la producción de las especialidades más rentables, la compañía ha anunciado que prevé invertir unos 50 millones de euros durante los próximos cinco años en la planta que mantenga operativa.

La unidad de negocio de Química Fina, altamente especializada, también deberá realinearse si quiere resultar competitiva a largo plazo. Ello supone concentrarse en proyectos rentables, ampliar la fuerza de ventas y basar la producción en centros modernos y competitivos.

Vista la urgencia, Heitmann cuenta con el éxito de las negociaciones con los representantes de los trabajadores. Porque “a menos que tomemos medidas rápidas y decisivas en estas dos unidades de negocio, serán miles los puestos de trabajo en peligro”.

También se están estudiando algunos ajustes en el catálogo de productos para incrementar la competitividad a largo plazo. En lo que respecta al negocio papelero, Lanxess está estudiando la posibilidad de establecer alguna alianza estratégica, en concreto la compañía está examinando la opción de basar la actividad en “partnerships” si con ello consigue mejorar su posición frente a la competencia.

Las reestructuraciones más urgentes serán en las unidades de negocio de Química Fina y Resinas Estirénicas
Las medidas económicas que han anunciado que se van a adoptar para mejorar la rentabilidad descansan en una gestión financiera muy estricta. Para recortar la distancia con respecto a sus competidores, Lanxess está luchando por alcanzar un margen de beneficio Ebitda antes de partidas excepcionales de entre el 9 y el 10 por ciento para finales de 2006, basándolo en el volumen de ventas de 2004. La compañía espera aumentar sus beneficios mejorando la eficiencia de sus operaciones, reestructurando las actividades que no son suficientemente rentables y gestionando su cartera de forma más activa.

Para 2005, Lanxess estima que la economía química experimentará un desarrollo en línea con el crecimiento del conjunto de la economía, que será moderado. La fortaleza del euro y el alto precio de las materias primas afectará negativamente a la competitividad. Un objetivo estratégico claro para 2005, aparte del de reestructuración, pasa por expandir la actividad internacional de la compañía, sobre todo en la región de Asia-Pacífico, que se encuentra en rápido crecimiento.

2005 será, pues, un año de reestructuración para Lanxess.

Resultados en 2004

Lanxess experimentó en 2004 un fuerte empuje en todos sus indicadores de rendimiento, en parte gracias a las mejoras de eficiencia en sus operaciones, y en parte gracias al ciclo de los productos químicos y a la fortaleza de la economía en ciertos mercados clientes. Las ventas aumentaron en un 7,3 por ciento, llegando a 6.800 millones de euros, mientras que los beneficios Ebitda se incrementaron en un 43,7 por ciento, hasta 447 millones de euros. Lanxess registró un resultado positivo de 59 millones de euros, tras unas pérdidas de 1.300 millones en 2003.

Con la excepción de Performance Chemicals (Productos Químicos Funcionales), en 2004 todos los segmentos vieron crecer sus ventas y mejoraron sus márgenes, en gran medida gracias a un entorno favorable de los mercados y a las primeras medidas adoptadas para mejorar la eficiencia operativa. Con todo, en algunos segmentos la rentabilidad se encuentra en niveles insatisfactorios.

El segmento Performance Rubber (Caucho Funcional) registró en 2004 ventas por valor de 1.400 millones de euros (1.400 millones en 2003) y un Ebitda antes de partidas excepcionales de 117 millones de euros (2003: 36 millones de euros).

Las ventas del segmento Engineering Plastics (Plásticos Técnicos) crecieron hasta un 22,9 por ciento, situándose en 1.700 millones (2003: 1.400 millones de euros). Aunque el Ebitda de este segmento se duplicó, alcanzado una cifra de 44 millones de euros, la rentabilidad sigue resultando insatisfactoria en un entorno de mercado extremadamente difícil.

Por su parte, el segmento Chemical Intermediates (Productos Químicos Intermedios) aumentó en 2004 sus ventas en un 5,4 por ciento, llegando a 1.500 millones de euros (2003: 1.400 millones de euros). Las ventas del segmento Performance Chemicals (Productos Químicos Funcionales) cayeron a 1.910 millones de euros (2003: 1.930 millones de euros).

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS