Posicionamos su web SEO / SEM
Una fórmula de éxito para los grandes acristalamientos mediante la técnica de varios componentes

Nueva máquina de platos reversibles con accesibilidad única

15/03/2005
Lo que antes se tenía por imposible es hoy en día ya una realidad. Battenfeld Technologies ofrece con el proceso de moldeo por inyección IMPmore (compresión en el molde) y el control de la fuerza orientada vectorialmente (VFC) una tecnología única y patentada para la fabricación de acristalamientos de plásticos de hasta 1,8 metros cuadrados. Lo ideal en lunas de plásticos para vehículos es integrar directamente algunas funciones como las juntas, elementos de fijación o bombillas, así como realizar combinaciones novedosas de formas tridimensionales y de colores. Las nuevas máquinas son el motor de la innovación. Esto se demuestra de forma palpable con la nueva máquina de platos reversibles de Battenfeld, representada en España por Battenfeld Ibérica. La nueva generación de máquinas -las primeras líneas ya han sido vendidas- responde perfectamente a las necesidades económicas y tecnológicas de la fabricación mediante la técnica de varios componentes de grandes acristalamientos.
foto
La máquina, con el carenado.
La utilización de plásticos en sustitución del vidrio en la fabricación de automóviles tiene una importancia cada vez mayor. Los motivos principales son el ahorro en peso de hasta el 50%, la libertad en el diseño al moldear el plástico mediante un proceso de inyección y un comportamiento mejorado de la ruptura y el astillado del policarbonato que aumenta la protección de las personas que ocupan el vehículo. Las ventanas más pequeñas laterales ya se están utilizando desde hace algún tiempo en la industria del automóvil en la producción en serie. Otras aplicaciones futuras incluyen sin embargo ventanas de tamaños bastante superiores. Aplicaciones como módulos de techos, ventanas traseras y laterales fijas están ya a punto de ser introducidas.

Para aprovechar al máximo el potencial de los plásticos en las ventanas de coches, además de la mera sustitución del vidrio es también enormemente atractiva, desde un punto de vista económico y tecnológico, la posibilidad de fabricar directamente sistemas complejos recurriendo a la técnica multicomponente. Las ventanas incorporan a menudo un marco negro, con el fin de ocultar, por ejemplo, elementos para su fijación, o para integrar dispositivos del sistema de iluminación. Se pueden realizar una gran variedad de nuevas combinaciones de colores y formas. Si un sistema de acristalamiento complejo se fabrica directamente en una máquina mediante la técnica multicomponente, se anulan por completo los peligros de que se rayen u otros daños, los cuales sí pueden ocurrir en el paso de una máquina a otra.

La técnica de varios componentes aumenta el valor añadido
de los acristalamientos de plásticos

Las columnas de movimiento libre posibilitan unos platos reversibles reales

Con el proceso IMPmore (In Mould Pressing) Battenfeld presentó ya en 2003 un nuevo proceso para la fabricación de lunas de plástico de gran superficie a partir de policarbonato (PC), que respondía adecuadamente a las disposiciones del sector del automóvil. El proceso IMPmore facilita la fabricación de lunas muy grandes en máquinas comparativamente pequeñas, con una calidad excelente, debido a la ausencia de tensiones.

Los posteriores y continuados desarrollos del proceso y las exigencias que el mer-cado impone a los clientes han llevado ahora al desarrollo de una nueva generación de máquinas: la máquina con platos reversibles con la denominación HM 2P WE. Sobre la base de la máquina HM de dos platos ha surgido ahora una máquina para el moldeo por inyección especial para la fabricación rentable de sistemas de acristalamientos complejos y de gran superficie, mediante la técnica multicomponente. La inyección/compresión de superficies ópticamente muy exigentes y la inyección de dos componentes se combinan en esta máquina de la mejor forma.

En la máquina de platos reversibles existen dos unidades de inyección móviles en-caradas, ubicadas en el eje central de la máquina. En el medio, entre ellas, se en-cuentra un plato reversible fijado axialmente y de giro vertical en 180º, que porta en cada una de sus caras una mitad de molde. El giro del plato es posible gracias a unas columnas de movimiento libre que se “desenhebran” del plato central. De esta forma la máquina ofrece un acceso ilimitado a la zona del molde, facilita mucho la instalación del molde y ofrece posibilidades únicas de automatización. Asimismo, mediante esta tecnología se consigue la mayor superficie posible para la instalación de los moldes, ya que el pórtico vertical que se utiliza para soportar las columnas no limita el tamaño del plato reversible y asegura un tamaño de máquina reducido a pesar del dispositivo de giro de los platos.

Gracias a la ubicación encarada de las unidades de inyección por la que se ha op-tado y al plato giratorio con fijación axial, quedan asegurados los movimientos si-multáneos y la consecuente reducción de los ciclos. Si, por ejemplo, se fabrica un marco con una segunda unidad de inyección, al mismo tiempo se inyecta la sigu-iente luna. Además, el acceso de productos como el agua para el enfriamiento, se produce desde arriba de una forma flexible. Cada uno de los moldes puede trabajar con una temperatura diferente.

foto
En la fábrica de Meinerzhagen existe ya una línea de 1300 t para realizar demostraciones ante clientes y para desarrollos.

Cápsulas de presión opcionales para una compresión independiente por los dos lados

Una variante de la máquina de platos reversibles está equipada con un total de 8 cápsulas de presión. De esta forma, el proceso de la inyección/compresión y opcio-nalmente el mecanismo rebatible del proceso IMPmore puede ser manipulado per-fectamente en ambos moldes de forma independiente entre sí.

La técnica de control de la fuerza orientada vectorialmente mide el paralelismo entre platos en todo momento durante el proceso y en diversos puntos de la zona de partición, actuando activamente contra posibles desviaciones de las posiciones de los platos mediante el accionamiento por separado de las cápsulas de presión. De esta forma se asegura el paralelismo de los platos en todo momento, una ventaja importante especialmente en la inyección/compresión y en la inyección excéntrica de las piezas.

La máquina de platos reversibles está disponible inicialmente en tres tamaños: 800 t, 1300 t y 2700 t. En la fábrica de Meinerzhagen existe ya una línea de 1300 t para realizar demostraciones ante clientes y para desarrollos.

Se cuenta con que el segmento de mercado de los acristalamientos de plásticos en vehículos registrará un crecimiento atractivo y rápido. Con la nueva máquina de platos reversibles y la tecnología IMPmore Battenfeld Técnicas de Inyección ofrece un paquete único para la fabricación rentable y de alta calidad de sistemas de acristalamientos complejos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS