Se celebró del 1 al 4 de diciembre

Euromold facilita el camino hasta la pieza final

Ibon Linazisoro01/02/2005
Lo dijo Diana Schnabel, responsable de Demat, la entidad organizadora de Euromold, en la inauguración de la feria y es cierto: no existe, al menos en Europa, una feria con este mismo concepto y de estas dimensiones. Su valor, no obstante, no es su dimensión, no al menos si se compara con las ferias alemanas, habitualmente cercanas al exceso. Su principal baza es el reunir en un mismo recinto a las empresas dedicadas al diseño, a los que fabrican prototipos o máquinas para prototipos, a los constructores de moldes, a los transformadores de plásticos y a los constructores de máquinas para mecanizar, así como a otros muchos de softwares, CAD/CAM, etc. En la edición 2004, en Frankfurt, como siempre, del 1 al 4 de diciembre destacó de nuevo, al igual que el año pasado, el enfoque hacia el “rapid manufacturing” y una mayor presencia de máquinas-herramienta.
Euromold es una feria en la que uno se pregunta, qué hace una máquina de electroerosión al lado de una empresa que se dedica al diseño y que orienta toda su presencia a mostrar sus habilidades en este terreno. Lo que comenzó más enfocado a la fabricación de moldes, de ahí su nombre, ha terminado siendo una feria a la que el nombre se le ha quedado corto, porque aquí, el protagonista es más extenso: ni más ni menos que toda la cadena de producción desde que a alguien se le ocurre una idea hasta que esa idea acaba siendo una pieza final. Y ahí, claro está, confluyen un numeroso grupo de empresas.

En esta ocasión el número de expositores bajó sensiblemente con respecto al año anterior, de 1.530 a 1.502, leve descenso atribuible, según Diana Schnabel, a las dificultades por las que está pasando la industria. El objetivo para 2005 es alcanzar los 1.600 expositores, y en el caso de Euromold, se puede decir que es habitual que alcancen sus objetivos. La edición 2005 tendrá lugar del 30 de noviembre al 3 de diciembre.

foto
Boquilla de Günther (en España CenterPlast), con guiado de la espiga.
Tal y como se decía antes, no es una feria que destaque por sus dimensiones, pero tampoco ofrece cifras desdeñables: 74.800 metros cuadrados de exposición en esta edición de 2004. ocupados principalmente por empresas alemanas (69,2 por ciento). La participación de expositores no alemanes descendió ligeramente en unos dos puntos e Italia sigue manteniéndose como el país con más representantes, representando un 17 por ciento de los expositores, seguido de China (12,7%), Turquía (7,8%), Francia (6,9%) y España y Holanda, con un 5,3% cada uno. Destacó especialmente la notable reducción de empresas de Portugal, que de representar el 8 por ciento, han bajado al 4 por ciento, algo que se pudo ver por los pasillos, porque en ediciones anteriores los moldistas portugueses acudieron con stands llamativos y captaron la atención del visitante.

Como expositores españoles, en el catálogo de la feria, se encuentran las siguientes empresas: ABM Moldes, Asociación Gallega de Moldistas, Bermaq, Bolexp Normalizados, Cámara de Comercio de Vigo, Construcciones Mecánicas Solé, Coproin, Nicolás Correa, Cumsa, EPSA, FEAMM, Hispamoldes, Industrias Lebario, Irumold, Laip, Construcciones Mecánicas Marés, Molmasa, Ona Electroerosión, Talleres Almarcha, Talleres Fiestas, Troquelería Ura, Tromosa, y Vert.

En cuanto al tipo de producto presentado, la estructura de la feria viene siendo parecida en los últimos años: un 30,6 por ciento de los expositores fueron moldistas.

Los fabricantes de modelos y prototipos representaron un 11,3 por ciento de los expositores, seguidos de proveedores de software y Hardware (8,6%) y de máquina-herramienta (8,3%), herramientas (8,1%) o máquinas para prototipado rápido y "rapid tooling", un 7,2 por ciento. Otros productos presentes fueron ingenierías, materiales y accesorios, diseño, metrología, automatización, procesos de acabado... Entre todos pusieron cara al lema de la feria: “Desde el diseño, pasando por el prototipo hasta la serie”.

Euromold es una feria que también deja espacio para el disfrute y así lo pusieron de manifiesto en esta ocasión las exposiciones de motocicletas antiguas, coches imposibles y vehículos extraños monoplaza, así como Twikes, híbridos de bicicletas y automóviles con pedales y energía eléctrica. En el pabellón de al lado, un centro de fresado bajaba al visitante de nuevo al suelo. Un visitante que, por cierto, proviene principalmente del sector del automóvil (casi el 20%).

Si bien ningún fabricante de inyectoras acude a esta feria, se pudieron ver algunas máquinas de inyección en stands de otro tipo de compañías. Una Arburg fabricaba cajitas para tarjetas de visita en el stand de Hasco, una Engel (Victory 1300 kN) en el stand de moldes de esta misma empresa, fabricando tapas para bolígrafos en dos componentes, otra Engel en el stand de Sauer y dos Babyplast, una en el stand del proveedor de soluciones de CAD/CAM Cimatron y otra en el del productor de materiales DSM Somos, fabricando con un molde realizado mediante estereolitografía.

foto
foto
Talleres Fiesta

Empresas o entidades relacionadas

Arburg, S.A.
Ona Electroerosión, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS