Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Spraying Systems Spain, S.L (Autojet) - Equipos para engrase y lubricación

Autojet P400

Sistemas de lubricación: utiliza boquillas de pulverización de atomización con aire para aplicar productos de alta viscosidad (hasta 600 cSt)

Foto de Sistemas de lubricación
Los sistemas de Lubricación AutoJet proporcionan un método altamente eficiente para aplicar lubricantes y fluidos de protección contra la corrosión. Además de lubricar bobinas, también se pueden tratar secciones de tuberías y herramientas de estampado o conformado, cables, alambres y barras. Sabemos lo importante que es reducir los costes de producción y nuestro liderazgo mundial en tecnología de pulverización puede ayudarle a operar de manera más eficiente y ahorrar dinero. El preciso control de las aplicaciones de lubricación puede reducir el consumo de aceite en más de un 50% y eliminar el tiempo consumido en la limpieza de las piezas.

Para satisfacer las necesidades de cualquier aplicación de lubricación han desarrollado:

P400

El control preciso de la lubricación es fundamental, especialmente para aplicaciones de embutición profunda. Para garantizar resultados óptimos y flexibilidad, el sistema se puede ajustar para aplicar desde una película muy fina hasta capas más gruesas de lubricante.

El sistema de lubricación AutoJet® P400 se utiliza principalmente para la aplicación de lubricantes de alta viscosidad. Cuando se usa en combinación con un potente equipo de control de pulverización, la programación de los lotes de producción facilita una producción libre de fallos.

1. Lubricador de chapa con boquillas de atomización:

Un método muy eficaz para aplicar lubricantes es utilizar un lubricador de chapa entre el alimentador y la prensa. El lubricante es distribuido uniformemente a lo ancho de la banda. El exceso de aceite se recoge en el interior del lubricador y es retornado al depósito de almacenamiento, eliminando cualquier posibilidad de contaminación del entorno. Las boquillas de atomización por aire de mezcla externa permiten una aplicación precisa y uniforme incluso de los lubricantes de mayor viscosidad. La cantidad de lubricante está controlada por la presión en el circuito de aceite y es ajustable con un alto grado de precisión. Los lubricadores de chapa se pueden fabricar en cualquier ancho superior a 100 mm. Están disponibles en versión fija o con cilindros elevadores para abrir la parte superior. Opcionalmente, permite la apertura simultánea de la parte superior e inferior para facilitar la alimentación sin contacto con la chapa.

2. Unidad base:

La unidad base normalmente esta equipada con un contenedor de lubricante de 35 litros. Si se requieren varios lubricantes, el sistema también puede equiparse con dos, tres o más contenedores. El lubricante correcto se puede seleccionar mediante interruptores simples o mediante el sistema de control del lubricador. Los depósitos no están presurizados y se pueden rellenar mientras el sistema está funcionando a través del colador de relleno opcional. Una tapa grande facilita el llenado. También es posible el llenado automático desde bidones o un depósito centralizado de aceite.

3. Filtros eficaces:

Instalados en todas las líneas de aspiración para evitar la contaminación de las bombas y boquillas, asegurando un alto grado de fiabilidad.

4. Separador de neblina de aceite:

Asegura que no escape nada de neblina de aceite al exterior, manteniendo el área de trabajo limpia y seca. Se evita que aerosoles dañinos permanezcan en el ambiente. Extrayendo y limpiando el aire mejoramos considerablemente la calidad del aire ambiental en el área de trabajo.

5. Aplicador PF250/3:

El aplicador PF 250/3 es una adición opcional al sistema de lubricación P400 que reemplaza el lubricador de bobina y se utiliza principalmente para recubrimientos de alambre y barras pequeñas. El sistema es muy flexible y se puede adaptar a muchas aplicaciones diferentes

6. Control de presión:

El control de presión en los sistemas de lubricación y aire comprimido se ajusta mediante reguladores manuales y manómetros. El control automático de la presión se puede configurar mediante el uso de unidades de control electrónico en combinación con válvulas proporcionales.

7. Control electrónico:

El control está centralizado por un controlador de pulverización especial. Alternativamente, también es posible la conexión a un sistema de control central como una unidad esclava (por ejemplo, con la prensa o el alimentador.