Para corregir el peligroso deterioro que sufre la red viaria se necesita una inversión urgente de 5.500 millones de euros

El estado de conservación de las carreteras españolas registra el peor dato desde 1985

David Muñoz04/04/2012

4 de abril de 2012

El 3 de abril, la Asociación Española de la Carretera (AEC) presentó en Madrid el ‘Estudio sobre Necesidades de Inversión de Conservación’, una investigación que pone de manifiesto el empeoramiento del estado de la pavimentación y del equipamiento de las carreteras españolas y que determina la inversión mínima necesaria para alcanzar los niveles de servicio adecuados.

“Las carreteras españolas se mueren”. Con esta frase lapidaria, Miguel Mª Muñoz, presidente de la Asociación Española de la Carretera, resumía las conclusiones del último estudio realizado por esta asociación sobre el estado de conservación de la red viaria. Y no es para menos, ya que los resultados de esta completa investigación, que ha conllevado la inspección visual de 3.600 tramos de carreteras, 3,6 millones de m2 de pavimento, 3.600 señales verticales de código y 1.000 km de marcas viales, entre otros elementos, son realmente preocupantes.

foto
De izquierda a derecha: Jacobo Díaz, director general de la AEC, Miguel Mª Muñoz, presidente de la AEC, y Elena de la Peña, subdirectora general técnica de la AEC.

Del estudio se desprende que el estado de conservación de nuestras carreteras ha empeorado en estos últimos seis años a un ritmo anual del 5%, hasta situarse en niveles que no se registraban desde los años 80. Esto ha provocado que para atajar este déficit de conservación sea necesaria la inversión urgente de 5.500 millones de euros.

Esta urgencia, como quedó evidente en la presentación, no es caprichosa sino que tiene su origen en la relación que mantiene el deterioro de las carreteras con la siniestralidad. El usuario de un vehículo necesita mayores niveles de concentración en la conducción derivada de la necesidad de prestar más atención al pavimento, con el consiguiente aumento del cansancio y la pérdida de percepción respecto a las circunstancias del tráfico, la vía y la señalización.

Además, esta urgencia también está muy vinculada a los datos aportados por el director general de la AEC, Jacobo Díaz, que demuestran el aumento exponencial, y no lineal, de los costes de reparación con el transcurrir de los años. “Cada euro no invertido a tiempo en refuerzo de firmes se transforma en cinco euros a los tres años y en 25 euros a partir del quinto año”, señalaba.

foto
Necesidades de inversión.

Para atajar esta situación, la AEC solicita al Gobierno medidas urgentes que permitan mantener en buen estado el gran valor patrimonial de nuestra red viaria (estimado en 80.000 millones de euros para la Red Estatal y en 88.000 millones de euros para la Red Autonómica), que pueden pasar, según Miguel Mª Muñoz, por un replanteamiento político de las prioridades en la red de infraestructuras (dando, por ejemplo, menos protagonismo a la alta velocidad ferroviaria) y, de no ser posible esta vía, apostando por nuevas fórmulas de financiación, como puede ser el pago por uso de las carreteras.

Respecto a lo primero, el presidente de la AEC fue muy claro: “bastaría con retrasar la construcción de 96 km de AVE para poder hacer frente a los 5.500 millones de euros que hay que invertir para corregir las deficiencias en el estado de nuestras carreteras”. Y respecto al segundo punto, Miguel Mª Muñoz, no fue menos nítido, manifestando la “necesidad inexcusable de que cualquier nueva imposición fiscal vaya ligada a un carácter finalista, de utilización obligada en la mejora de la carretera”.

Pavimentos deficientes

El repaso a las conclusiones del ‘Estudio sobre Necesidades de Inversión en Conservación’ corrió a cargo de Elena de la Peña, subdirectora general técnica de la AEC, quien subrayaba la exhaustividad de la investigación, que ha contado “con un importante trabajo de campo para dar unos resultados ajustados a la realidad”.

En primer lugar, respecto al estado de conservación de los firmes, ponía el acento en el notable deterioro que se aprecia tanto en la Red de Carreteras del Estado como en la Red Autonómica, obteniendo una calificación media de “deficiente” en ambos casos.

La situación es especialmente grave para las carreteras autonómicas, que registran una caída de 31 puntos en su nota media con respecto al año 2005, ejercicio en el que el índice de estado de los firmes de estas vías se situaba en un nivel “aceptable”.

Para ambas redes, el estudio otorga al estado de conservación de los firmes la peor nota de los últimos 25 años, y ello pese al importante número de kilómetros que se han construido. Esto pone de manifiesto que el pavimento empieza a mostrar síntomas evidentes de un grave deterioro estructural, consecuencia de la falta de inversión en su mantenimiento.

El estado de conservación de nuestras carreteras ha empeorado en estos últimos seis años a un ritmo anual del 5%
foto
Deterioro estructural (no sólo de las capas superficiales sino también de las subyacentes), bacheos y bordes con un deficiente mantenimiento.

Así, las inversiones en refuerzo de firmes en la Red de Carreteras del Estado han pasado de más de 500 millones de euros anuales en los años 2007 y 2008, a 28 millones en 2009, 14 millones en 2010, 0 euros en 2011 y 0 euros en los tres primeros meses de 2012.

Desde el punto de vista de necesidades de inversión, la auditoría llevada a cabo por la AEC estima que devolver al firme a un estado de conservación adecuado requiere actualmente una inversión mínima de 5.200 millones de euros. De ellos, la Red del Estado precisa de 1.600 millones, y la Red Autonómica de 3.600 millones.

Carencias en señalización

Con una calificación media de 4,9 y 4,5 respectivamente, la señalización vertical en las carreteras del Estado y en las Autonómicas obtiene en este estudio una puntuación por debajo del aprobado. Con ello se consolida la calificación de “deficiente” que este tipo de señalización viene arrastrando desde los primeros años de la década de 2000.

En la Red Estatal, alrededor de 88.000 señales superan la edad de siete años (período de garantía otorgado por los fabricantes para las láminas retrorreflectantes), lo que se traduce en que, si bien durante el día la señal se muestra en un estado de conservación bueno, por la noche su visibilidad no está garantizada.

En la Red Autonómica, por su parte, sería necesario renovar unas 237.000 señales, lo que representa una inversión de 48 millones de euros (27 millones para las vías del Estado). Esto contrasta con la prácticamente nula inversión que se ha realizado en 2010 y 2011 en este capítulo desde la administración.

foto
Señal deteriorada por cuarteado y fisuración. Oxidada con pérdida del material retrorreflectante.

La tendencia negativa que revelan los resultados obtenidos en este estudio se rompe en el caso de las marcas viales de la Red del Estado. La señalización horizontal mantiene aquí estables sus niveles de conservación, con una calificación media de “aceptable”, y una puntuación de 6,1.

No cabe la misma afirmación para la malla a cargo de las Comunidades Autónomas, en la que la señalización horizontal suspende con una nota de 4,7, frente al aprobado de 2005.

Según este informe, debería repintarse un total de 3.000 kilómetros de marcas viales en la Red Estatal, y 47.000 kilómetros en la Autonómica, lo que requiere una inversión global de 90 millones de euros.

En cuanto a las barreras metálicas (y partiendo del hecho de que la AEC sólo estudia la barrera instalada y no la necesidad de su instalación en aquellos tramos que carecen de la misma), el estudio las aprueba “por los pelos”, constatando una leve mejora tanto en las carreteras estatales (con calificaciones que han pasado de 4,9 en 2005 a 5,6 en 2011) como en las Autonómicas (de 4,8 a 5,2).

Balizamiento e iluminación

De todos los elementos analizados, el balizamiento es el que presenta un estado más saludable en ambas redes. Así, es el único apartado en el que aparecen notas de 8,2 y 8, y la calificación de “buena”.

En cuanto a la iluminación, el 21% de las luminarias analizadas en esta investigación estaban apagadas, lo que crea preocupación por el estado que atraviesa este equipamiento imprescindible para la seguridad vial durante la circulación nocturna.

El estudio audita los parámetros medios de iluminancia (cantidad de luz que llega al pavimento) y uniformidad (homogeneidad de dicha luz), concluyendo que el 59% de las luminarias, en el primer caso, y el 24% en el segundo, registran rangos no adecuados.

Las conclusiones del estudio de estos parámetros han sido refrendadas por los Servicios Técnicos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Iluminación (Anfalum).

En la Red Autonómica sería necesario renovar unas 237.000 señales, lo que representa una inversión de 48 millones de euros
foto
Pérdida de material de la marca vial, del color y de su capacidad de retrorreflexión.

La presentación del ‘Estudio sobre Necesidades de Inversión en Conservación’ concluyó con un turno de preguntas para los periodistas asistentes que sirvió, entre otros detalles, para que Miguel Mª Muñoz manifestara su intención de comparecer en el Congreso para transmitir a los diputados su preocupación por la situación que atraviesa la conservación de nuestras carreteras; su temor ante los recortes contemplados en los Presupuestos Generales del Estado (“lo que se ha publicado hasta ahora es para echarse a temblar”, señalaba); y su reafirmación en la posibilidad de aumentar el límite de velocidad en aquellos tramos de carretera donde sea constatable un buen estado de conservación.

Principales conclusiones del estudio de la AEC

- El estado de conservación de los firmes obtiene la peor nota en 25 años.

- Hay que reponer 325.000 señales.

- Es necesario repintar cerca de 50.000 km de marcas viales.

- Las barreras metálicas obtienen un aprobado justo.

- El balizamiento, único elemento que obtiene buena calificación.

- Iluminación: el 21% de las luminarias, apagadas.

- Necesidades de inversión para corregir la situación: cerca de 5.500 millones de euros.

- Recomendación de inversión en conservación: 1.600 millones de euros anuales en la Red Nacional de Carreteras y 1.760 millones de euros en la Red Autonómica y Foral.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de la Carretera

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS