Posicionamos su web SEO / SEM
Trabajos de demolición de los muros externos de un horno de fundición

El Cras como solución para demoliciones en entornos complejos

Redacción Interempresas09/01/2012

9 de enero de 2012

En ocasiones es necesario realizar demoliciones de materiales muy duros, situados cerca de zonas que han de mantenerse intactas. La complejidad de la demolición aumenta cuando estas zonas que no se han de tocar están fabricadas con materiales caros. En este tipo de trabajos, “casi quirúrgicos”, el cemento demoledor no explosivo Cras, fabricado por la firma alavesa Kayati, se desenvuelve con naturalidad, resolviendo con sencillez problemas complejos.
foto
Demolición de los muros externos de un horno de fundición con cemento expansivo Cras.

El presente artículo está ilustrado con imágenes de la demolición de los muros externos de un horno de fundición. Las dificultades de demoler estos bloques de hormigón sin armar, pero muy duros, cercanos a recubrimientos de material refractario, caro, y que no debería sufrir daño, fue superada satisfactoriamente por el Cras.

El cemento demoledor fabricado por Kayati no fue la primera opción elegida por la dirección de obra para llevar a cabo este trabajo. Antes de recurrir al Cras se intentó la demolición mediante el uso de martillos neumáticos, opción que se desechó tras comprobarse que tanto los bloques refractarios como otros elementos refractarios anexos resultaban dañados.

foto
El consumo de Cras para llevar a cabo la demolición fue de unos 1.000 kg.
La segunda opción utilizada fue el recurso a la demolición manual, con mazas, que se descartó casi de inmediato, al resultar muy lenta y causar molestias a los operarios encargados de llevar a cabo el trabajo.

Finalmente, la solución al problema fue el uso del Cras, que permitió realizar una demolición “casi quirúrgica”, respetando los ladrillos y otros elementos refractarios.

foto
La demolición se llevó a cabo con una temperatura ambiente que rondaba los 20°C.
Las medidas de los dos muros de hormigón sin armar que se demolieron eran: 25 metros de largo por 5 metros de alto y 0,25 metros de espesor. El volumen total demolido fue de 62,5 m3. El diámetro de las perforaciones efectuadas para depositar el Cras fue de 30 mm.

La demolición se llevó a cabo con una temperatura ambiente que rondaba los 20 °C. El consumo de Cras para llevar a cabo la demolición fue de unos 1.000 kg, y se ha utilizado para la misma tanto Cras verde como Cras amarillo. La demolición se produjo de manera totalmente satisfactoria, respetando las zonas de material refractario.

foto
Las medidas de los dos muros de hormigón sin armar que se demolieron eran: 25 metros de largo por 5 metros de alto y 0,25 metros de espesor.

Empresas o entidades relacionadas

Kayati, S.L.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS