Posicionamos su web SEO / SEM
El Gobierno invierte más 3.300 millones de euros en la nueva infraestructura

La Línea de Alta Velocidad une A Coruña, Santiago de Compostela y Ourense

Redacción Interempresas14/12/2011

14 de diciembre de 2011

La nueva conexión supone la inclusión de Galicia en el mapa de la alta velocidad española, que ya conecta 27 ciudades. Esta Línea de Alta Velocidad, que presta servicio comercial desde el pasado 11 de diciembre, permite una notable reducción en los tiempos de viaje entre estas tres capitales gallegas, y entre esta comunidad y el centro peninsular. La entrada en servicio de los trenes híbridos en el segundo semestre de 2012 supondrá otra mejora en los tiempos de viaje entre Madrid y Galicia.

La nueva conexión, que ha contado con una inversión del Gobierno de más 3.300 millones de euros, amplía en 150 kilómetros la red española de alta velocidad hasta situarla en una longitud de casi 2.900 kilómetros en servicio, lo que contribuye a consolidar a España como el primer país de Europa, por delante de países como Francia o Alemania, y segundo del mundo, tras China, en número de kilómetros de alta velocidad en servicio.

foto
Viaducto que salva el cañón del río Deza.

Además, la puesta en explotación de la línea representa también la inclusión de Galicia en el mapa de la alta velocidad española, que ya conecta directamente 27 ciudades, y supone una mejora del sistema de transporte interregional, que facilita la vertebración de la comunidad autónoma e impulsa el desarrollo socioeconómico y la competitividad empresarial.

Este nuevo tramo sitúa a España como el primer país de Europa en número de kilómetros de alta velocidad en servicio (2.900 kilómetros), y segundo del mundo, tras China

Esta infraestructura, ya en servicio desde el pasado 11 de diciembre, reduce el tiempo de viaje entre Ourense y A Coruña en 1 hora y 7 minutos, pasando de las actuales 2 horas y 15 minutos a tan solo 1 hora y 8 minutos, y cerca de 1 hora entre Ourense y Santiago, que pasa de 1 hora y 34 minutos a tan solo 38 minutos. Por último, el viaje entre A Coruña y Santiago pasará de 35 a 28 minutos.

Renfe pondrá en circulación a partir de este domingo diez servicios Avant (cinco por sentido) entre Ourense y Santiago, de los cuales cuatro (dos por sentido) circularán hasta y desde A Coruña. La oferta de lunes a viernes será de 2.800 plazas. El nuevo servicio se prestará con trenes de la serie 121, de última generación.

foto
Túnel de Coto Formigueiro.

También se benefician de notables ahorros de tiempo las conexiones con el resto de destinos del centro peninsular. Así, con la entrada en servicio de la nueva conexión de alta velocidad Ourense-Santiago-A Coruña, el tiempo de viaje entre Madrid y Galicia se reducirá en torno a una hora. En concreto, el tren Talgo que efectúa su recorrido diario desde Madrid Chamartín realizará el viaje hasta Santiago en 6 horas y 7 minutos (frente a las 7 horas anteriores), y hasta A Coruña en 6 horas y 40 minutos (frente a las 7 horas y 38 minutos anteriores).

En este sentido hay que señalar que, en el segundo trimestre de 2012, Renfe pondrá en servicio los nuevos trenes Alvia Híbridos en la línea Madrid-Galicia, lo que supondrá una nueva mejora de otros 30 minutos adicionales en el trayecto.

foto
Viaducto de Rego das Lamas.
Con la llegada de la alta velocidad a Ourense, Santiago y A Coruña son ya 27 ciudades las que integran el mapa de la alta velocidad española

Más seguridad, mejor servicio

La nueva LAV permite un aumento de la velocidad máxima de circulación, mayor seguridad y fiabilidad en la gestión del tráfico ferroviario y, por lo tanto, una reducción general en los tiempos de viaje y el incremento de la calidad del servicio ferroviario.

Entre sus ventajas destaca también el incremento de la seguridad mediante el uso de tecnologías punta en los sistemas de conducción automática de trenes y la ausencia de pasos a nivel en el recorrido.

La entrada en servicio de la LAV Ourense-Santiago-A Coruña adelanta los plazos previstos inicialmente en la conexión Ourense-A Coruña, que fijaban su puesta en servicio para 2012, cumpliéndose el compromiso del Ministerio de Fomento para abrir la primera línea de alta velocidad de Galicia en 2011.

La nueva línea permite un aumento de la velocidad máxima de circulación, mayor seguridad y fiabilidad en la gestión del tráfico ferroviario y, por lo tanto, una reducción general en los tiempos de viaje
foto
Vista general del trazado de la línea Ourense-Santiago-A Coruña.

La conexión ferroviaria de alta velocidad de nueva construcción entre Ourense y Santiago ha supuesto una inversión de 2.547 millones de euros y reduce la distancia de recorrido entre ambas capitales en 38,9 kilómetros, pasando de los 126 anteriores a 87,1. Se trata de un tramo de gran complejidad constructiva por la accidentada orografía que atraviesa. Para salvarla, ha sido necesaria la construcción de 31 túneles, que suman 29,3 kilómetros bajo tierra, y 38 viaductos, que totalizan 20,4 de longitud. Más del 57% del recorrido discurre en túnel o viaducto.

Entre Santiago y A Coruña se ha llevado a cabo una mejora integral de la línea previamente existente, con duplicaciones de vía y variantes sobre al trazado anterior, incluyendo la electrificación de los 62 kilómetros de trayecto entre ambas ciudades.

foto

Tras la mejora, el recorrido entre ambas ciudades se ha reducido en casi 13 kilómetros. La línea cuenta ahora con 17 túneles, que suman 20,2 kilómetros, y 10 viaductos, que acumulan una longitud total de 2,8. Los túneles y viaductos suponen el 37,4% del trazado. Destacan por su longitud los túneles de Nemenzo (3.177 metros), Meirama (3.468) y Bregua (2.993), así como el viaducto de Valiñas (744).

La nueva LAV consta de doble vía electrificada, con parámetros de alta velocidad, y está diseñada para velocidades máximas de 350 km/h. La llegada de la alta velocidad también ha requerido obras de adaptación en las estaciones de A Coruña, Santiago de Compostela y Ourense.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS