Posicionamos su web SEO / SEM
El Csic acogió el 15 de noviembre el IV Encuentro de la Plataforma Tecnológica Española del Agua

Proyectos tractores para impulsar la innovación en el sector del agua

David Muñoz18/11/2011

18 de noviembre de 2011

Como uno de sus objetivos fundamentales, la Plataforma Tecnológica Española del Agua (PTEA) promueve la innovación y la mejora constante de las tecnologías y procesos aplicables a la gestión sostenible del ciclo integral del agua, algo que se ha visto plasmado en once grandes proyectos de I+D+i que suponen una inversión cercana a los 200 millones de euros durante los próximos cinco años. El IV Encuentro de la PTEA, celebrado en la sede del CSIC en Madrid, fue el escenario elegido para su presentación.
foto
Vista general del IV Encuentro de la Plataforma Tecnológica Española del Agua, celebrado en la sede del CSIC.

Como anfitrión del encuentro, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de su vicepresidente Juan José Damborenea, quiso dar una calurosa bienvenida a todos los profesionales que acudieron a la sede central del que está considerado primer organismo público de investigación de España y tercero de Europa. “El CSIC, con sus más de 130 institutos de investigación, supone un apoyo al desarrollo de la I+D+i que contribuye al progreso del país, una misión que también mueve a los miembros que conforman la Plataforma Tecnológica Española del Agua, por lo que para nosotros es un placer acoger en nuestras instalaciones este IV Encuentro”.

Palabras que fueron agradecidas por el presidente de la PTEA, Miquel Coma, quien aprovechó también su primera intervención para hacer balance de los primeros meses de trabajo de la Plataforma.

La PTEA es una red de cooperación público-privada para el fomento de la I+D+i en agua entre los agentes científicos y tecnológicos. Constituida como asociación nacional, sin ánimo de lucro, el 26 de enero de 2011, cuenta ya con más de 250 entidades asociadas, entre las que se encuentran las principales agrupaciones empresariales, profesionales y de usuarios del sector. Promueve la innovación y la mejora constante de las tecnologías y procesos aplicables a la gestión sostenible del ciclo integral del agua en España y el resto del mundo.

foto
De izquierda a derecha: Juan José Damborenea, vicepresidente del CSIC, Juan Tomás Hernani, S.G. Innovación de Ministerio de Innovación y Ciencia, y Miquel Coma, presidente de PTEA.

“Vivimos un momento interesante, en el que frente a las noticias negativas que nos llegan constantemente sobre la economía hay que tomar una actitud activa en la búsqueda de nuevas oportunidades. Frente al “que inventen ellos” del pasado, nada mejor que la creatividad. Hay que diversificar y pregonar también en el exterior nuestras tecnologías. En definitiva, ver oportunidades donde otros sólo aprecian riesgos”, indicaba Miquel Coma.

El agua, como recurso imprescindible para la vida, requiere de una excelencia en su gestión y de un sector que sea estratégico, competitivo, globalizado e integrador, con los recursos necesarios para mantener a España, gran laboratorio para las tecnologías del agua, como un referente mundial.

No en vano, como indicaba Juan Tomás Hernani, responsable del Ministerio de Innovación y Ciencia, el sector del agua en España genera una facturación de 23.000 millones de euros, lo que supone un 2,2% del PIB, dando empleo a cerca de 160.000 personas. “Hemos vivido una década prodigiosa que ha colocado a nuestras empresas en una posición de liderazgo en el sector del agua a nivel mundial, pero ahora estamos en otros tiempos, vivimos una encrucijada que exige apostar más que nunca por la tecnología para seguir siendo competitivos”, concluía el Sr. Hernani, cuyo departamento tiene como una de sus principales estrategias duplicar la inversión en Innovación hasta el año 2015 para equipararnos a la media europea.

Un proyecto país en agua

La estrategia de I+D+i se plasma en este sector en lo que ya se conoce como “proyecto país en agua” que, de acuerdo a lo que se señalaba en el IV Encuentro, debe estar liderado por el gobierno y el sector empresarial y que debe garantizar una gestión eficiente del agua, así como promover el desarrollo internacional del sector y la creación de empleo.

Según indicaba Carlos Javier García, coordinador del Eje Agua en el Csic, los nuevos retos hay que afrontarlos desde dos vertientes: social y ambiental. “El agua es un derecho humano esencial para el disfrute de la vida, como reconoce la ONU, pero lo cierto es que millones de personas de todo el mundo testificarían del no cumplimiento de este derecho en muchos territorios”. Hoy, 900 millones de personas no tienen agua potable y 2.600 millones de personas carecen de agua para su higiene.

foto
Juan José Damborenea, vicepresidente del CSIC.

Los últimos acontecimientos han demostrado que la inversión en agua ejerce un efecto multiplicador sobre las economías de los países. Las naciones que dan prioridad al agua con inversiones sostenidas, como por ejemplo China o Vietnam, experimentan crecimientos del PIB per cápita que multiplican la media del crecimiento mundial.

Desde el punto de vista ambiental, en el IV Encuentro se remitía a un reciente estudio de la Universidad de Nueva York que indica que el 80% del agua dulce mundial se va a ver afectada, tarde o temprano, por la contaminación, lo que supondrá un grave inconveniente para más de 5.000 millones de habitantes.

Para hacer frente a todos estos desafíos, la innovación sigue jugando un papel clave. “La investigación es como una bicicleta, nunca puedes dejar de dar pedales si no quieres caer”, señalaba a modo de ejemplo Carlos Javier García. Y esta investigación, en el sector del agua, debe ir dirigida, según el Csic, a tres ámbitos de actuación prioritarios: cantidad (garantizando el abastecimiento), calidad (eliminando los posibles agentes contaminantes) y preparación ante situaciones extremas, como grandes sequías.

Pero esta labor no puede quedar únicamente en la faceta investigadora, sino que debe ser reforzada por las empresas y por el apoyo institucional. Se requiere “una gestión integrada”, indicaba el Gracía.

Por su parte, desde la Ptea, su presidente Miquel Coma, apuntaba que este “proyecto país en agua” debe tener una doble misión. Por un lado, garantizar la gestión más innovadora del agua y mantener a España como el gran laboratorio de este sector: y por el otro, mejorar la competitividad para poder seguir exportando a otras partes del mundo las tecnologías. “Para lograr estos objetivos, hay que contemplar tres premisas fundamentales –señalaba el presidente de la PTEA -, planificar el proyecto a largo plazo con la participación del Estado, gestionarlo de forma coordinada entre el gobierno y las empresas, y contar con un presupuesto y una financiación suficiente para acometer las diferentes iniciativas”.

Contemplando todos estos aspectos, las directrices de este “proyecto país en agua” pasan por tener la I+D+i como centro de todas las estrategias, por establecer un desarrollo de negocio que contemple una “marca país” y por potenciar la cultura del agua en la sociedad para ganar en eficiencia y sostenibilidad.

foto
De izquierda a derecha: Ángel Cajigas, vicepresidente internacional de Ptea, y Miquel Coma, presidente de PTEA.

Proyectos tractores

Esta promoción de la I+D+i por parte de la Ptea se ha visto plasmada en el lanzamiento de 11 grandes proyectos tractores, llamados así por la capacidad que tienen para “arrastrar” en su desarrollo a empresas y administraciones públicas. Estos 11 proyectos contemplan una inversión de cerca de 200 millones de euros durante los próximos cinco años y cada uno de ellos se encuentran hoy en diferentes grados de maduración: identificación, creación de consorcios encargados de su desarrollo, búsqueda de financiación, etc.

Los 11 proyectos, en resumen, son los siguientes:

1) Gestión integrada de los recursos hídricos, con el objetivo de avanzar en “una cuenca digital inteligente”.

2) Explotación sostenible de masas de agua subterráneas, empleando las últimas tecnologías en captación, control y uso, además de evitar la sobreexplotación.

3) Energías renovables aplicadas al tratamiento de aguas, con el objetivo de reducir la huella de carbono.

4) Tecnologías avanzadas en el tratamiento de aguas, como la aplicación de nanomateriales, e instrumentos para mejorar la seguridad frente al bioterrorismo.

5) Optimización y valoración de lodos, para la generación de líquido y gas Velcoil, y de hongos para la generación de bioaceite y microalgas.

6) Proyecto Itaca para la depuración de aguas urbanas e industriales, que permitan la reutilización y aprovechamiento de sustancias y residuos, minimizando el impacto sobre el medio natural.

7) Técnicas avanzadas de irrigación y producción agraria, que permitan ahorrar agua y fomentar prácticas sostenibles.

8) Agua, ocio, turismo y salud, con nuevas tecnologías que mejoren la calidad del agua y permitan su reutilización.

9) Soluciones TIC para la gestión avanzada del agua, reduciendo los costes de las operaciones.

10) 'Smart Water Cities', con el desarrollo de tecnologías innovadoras en el suministro de agua en áreas urbanas, con un uso sostenible de los recursos hídricos.

11) Gestión ecológica del agua en India, empleando tecnologías de bajo coste y sostenibles de potabilización y depuración.

foto
De izquierda a derecha: Adrián Baltanás, vicepresidente técnico de la PTEA, y Francisca Gómez, secretaria técnica de la PTEA.

Amplitud de programa

Ángel Cajigas, vicepresidente internacional de la Ptea, fue el encargado de introducir el ámbito del IV Encuentro en el marco europeo, destacando la necesidad de proyectar el liderazgo de nuestras empresas en la aplicación de las tecnologías del agua a un mundo cada vez más globalizado. “La internacionalización no debe estar reñida con la innovación, de hecho son dos conceptos compatibles. Necesitamos innovar para aumentar nuestra presencia internacional. En España hemos hecho de la necesidad, virtud y eso nos ha permitido desarrollar las tecnologías más innovadoras. Pero ahora hay que afrontar una segunda fase del proceso, que pasa por seguir innovando para consolidarnos en el exterior”, señalaba.

El IV Encuentro de la Ptea se completó con otras ponencias centradas en temas tan diversos como “las iniciativas de investigación en el contexto europeo”, “fórmulas de financiación”, “el papel de las plataformas tecnológicas”, “los campus de excelencia en agua (Hidranatura y e-MTA)” y “los proyectos de cooperación que mantiene la Ptea con otras plataformas tecnológicas”. También se presentó el recién creado Sello de Coherencia con la Ptea, que acreditará que los proyectos que lo obtengan están enmarcados en la Estrategia de I+D+i en el sector del agua que ha elaborado la Plataforma, lo cual favorecerá su acceso a determinadas ayudas y líneas de financiación tanto comunitarias como estatales.  

Tras la comida, los asistentes pudieron acudir a un taller de presentación de los proyectos por grupos de trabajo, y participar en un debate final para establecer conclusiones sobre la situación del sector.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS