Posicionamos su web SEO / SEM
La Dirección de Prevención quiere evitar riesgos entre los trabajadores de maquinaria elevadora de carga

Normas para el manejo seguro de equipos de elevación

Fuente: Ibermutuamur01/07/2010

01 de julio de 2010

La prevención es fundamental para evitar heridas o caídas innecesarias. Minimizar los riesgos se ha convertido no solo en un derecho del trabajador, sino en una responsabilidad de todos. Con este espíritu social, Ibermutuamur ha propuesto una serie de normas para el manejo de carretillas elevadoras durante el abastecimiento de distintos combustibles, que a continuación les ofrecemos.

Normas en el manejo de carretillas

Para evitar el riesgo de caídas a distinto nivel desde la carretilla, esta deberá disponer de estribo antiderrapante, prestando especial atención al mismo en los ascensos y descensos a la máquina; además, durante el manejo de la carretilla conviene evitar marchas forzadas, que la carga se disponga de forma que no impida la visibilidad del conductor y será adecuado adaptar las cargas a la dimensión de la horquilla. También es recomendable evitar los movimientos bruscos durante el transporte de la carga y disponer de un pórtico de seguridad que evite la caída del material sobre el conductor.

Es conveniente que la carretilla tenga un respaldo para cargas que permita ampliar el apoyo de las cargas y aumentar la estabilidad. Se verificará el estado de los pallets y la fijación de la carga sobre la horquilla (mediante flejes, envolturas de plástico, etc.) antes de realizar cualquier desplazamiento. Para evitar los choques contra objetos inmóviles habrá que limitar el exceso de velocidad de la carretilla advirtiendo al carretillero o incluso señalizando la zona de tránsito (colocando señales de 'velocidad máxima permitida'), circular en el sentido adecuado y con la carga distribuida de forma que no ofrezca condiciones de visibilidad inseguras, señalizar los objetos u obstáculos que estén en las vías de circulación, circular con los brazos de la horquilla próximos al suelo (aproximadamente a 0,15 metros) y mantener las zonas de trabajo libres de obstáculos.

foto
La revisión del estado de la carga es necesario para evitar accidentes que pongan en peligro a los operarios.

Los atrapamientos por vuelco de la carretilla se podrán evitar eliminando los cambios de dirección bruscos y los virajes a velocidad excesiva, no circulando con la carga elevada y asegurándose del buen estado de las vías de circulación. Para evitar los atropellos o golpes con la carretilla se debe impedir el tránsito de los trabajadores por las vías de circulación de la carretilla, estacionar la carretilla con los brazos de la horquilla colocados de plano sobre el suelo, verificar el bloqueo del vehículo antes de acceder a su interior y cerciorarse de dejarlo puesto antes de abandonarlo, no apagar la carretilla en zonas de paso y, lógicamente, el carretillero deberá ser un especialista en el manejo del vehículo, con formación especial.

Toda carretilla deberá ir dotada de extintores de incendios adecuados al tipo de fuego que se pueda originar en la carretilla, y cuyo manejo deberá ser conocido por el conductor de la carretilla. Cuando se trabaje en locales cerrados o con poca ventilación será conveniente dotar a las carretillas térmicas de un dispositivo de absorción de gases. Si los locales presentan riesgo de incendio o explosión, se utilizarán en la carretilla dispositivos blindados o antideflagrantes. Si los neumáticos sobrepasan el perfil del chasis de la carretilla deberán ir protegidos con guardabarros.

Normas durante el abastecimiento de combustible en carretillas térmicas

La operación de llenado de los depósitos se llevará a cabo en lugares especialmente previstos para ello. Además, los motores de la carretillas deben ser parados antes de llenar el depósito y nunca debe arrancarse un motor mientras se está abasteciendo de combustible. En las zonas de abastecimiento de combustible estará prohibido fumar y estarán alejadas de cualquier fuente de calor excesivo.

El abastecimiento se debe hacer estando alejado de las zonas de soldadura, llamas abiertas o chispas. Si se detecta una fuga de combustible no se debe arrancar el vehículo, sino empujarlo hacia un lugar al aire libre. Si se produce un derrame de combustible es necesario limpiarlo inmediatamente. En prevención de los riesgos (irritaciones, alergias, etc.) el personal que procede a realizar esta operación, deberá protegerse con guantes y ropa de trabajo adecuados.

Normas durante el abastecimiento de gas licuado del petróleo

Para el cambio de botellas en la carretilla:

- Se hará en zonas especialmente dedicadas para este fin, al aire libre o bien aireado, alejado de toda llama descubierta y se prohibirá el acceso al personal no especializado.

- El cambio de botellas se hará por personal autorizado y conocedor de las normas de seguridad.

- El motor de la carretilla permanecerá parado durante el cambio de botellas.

- Se tomarán las medidas necesarias para evitar el escape de combustible durante esta operación: Un acoplamiento de cierre rápido y automático y cierre de la válvula de la botella a cambiar y puesta en marcha del motor hasta que el combustible contenido en la tubería de alimentación se haya consumido.

Para el llenado de depósitos fijos en la carretilla:

- El usuario puede instalar un almacén donde se realicen las operaciones de recarga de los depósitos fijos a las carretillas.

- Estos almacenes cumplirán con la Reglamentación de Almacenes con trasvase de G.L.P.

- Existirán depósitos con dispositivos de regulación que impidan un exceso de carga. Una carretilla que utilice G.L.P. no se dejará bajo ningún concepto estacionada al sol por mucho tiempo, ni próxima a un foco de calor.

- Las paredes de las botellas nunca deben sobrepasar la temperatura de 50 °C.

Normas para la carga de baterías en las carretillas eléctricas

La carga y el cambio de baterías debe ser efectuado solamente por aquéllos trabajadores debidamente entrenados y autorizados, según las instrucciones de los fabricantes de las baterías. Las instalaciones, dispondrán de sistemas para lavar con agua y neutralizar derrames de soluciones electrolíticas y de una eficaz protección contra incendios. También deben disponer de ventilación adecuada para evitar los humos y gases que producen las baterías y los aparatos utilizados en la recarga de las baterías estarán protegidos de cualquier golpe accidental de las carretillas que vayan a realizar la carga de las baterías.

El personal debe utilizar el equipo de protección personal necesario que elimine las consecuencias de las salpicaduras de ácidos y golpes por desplome de las baterías (caretas, guantes, mandiles, botas, etc.). Durante el proceso de carga de las baterías se produce hidrógeno gaseoso que es altamente inflamable. Por ello es necesario evitar las chispas y llamas abiertas. Por esta razón no se puede fumar en las dependencias dedicadas a la recarga de las baterías. Es conveniente prever medios mecánicos para efectuar el cambio de baterías, lo que permite efectuar este con un mínimo esfuerzo físico.

foto
La correcta utilización del equipo de protección es imprescindible para evitar heridas en el mundo laboral.

La instalación eléctrica deberá ser empotrada y los puntos de luz antideflagrantes. Las baterías deben estar fijadas correctamente sobre las carretillas, con el fin de evitar cualquier desplazamiento anormal de estas. No se debe nunca utilizar una llama desnuda para verificar el nivel de electrolito de la batería. Bajo ningún concepto se debe sustituir la batería de una carretilla eléctrica por otra de peso o dimensiones diferentes, sin consultar el constructor de la carretilla, quién indicará, si ha lugar, las medidas a tomar para asegurar un equilibrio correcto de la carretilla. En caso de que se vierta ácido sobre la piel o la ropa, se deberá lavar con agua abundante. Es deseable instalar lavaojos o duchas de emergencia.

Los montacargas en los que se está procediendo a cambiar la batería estarán debidamente frenados y calzados. Nunca se colocarán herramientas o piezas metálicas sobre las baterías descubiertas, a causa del peligro de que se produzca un arco eléctrico que incendie el hidrógeno. No se deben usar anillos, relojes, ni otras joyas, ya que el contacto accidental con partes eléctricas puede causar arcos y quemaduras graves.

Empresas o entidades relacionadas

Ibermutuamur

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS