Posicionamos su web SEO / SEM
La firma ha reparado una excavadora Liebherr R934 en las mismas instalaciones del cliente en un tiempo récord

Cervisimag compra una máquina de mandrinar móvil para reparar bujes deformados

Redacción Interempresas14/11/2007
Uno de los problemas principales en la maquinaria de excavación es el inevitable desgaste de sus componentes y piezas debido a su exposición, en todo tipo de trabajos, a las distintas condiciones ambientales y en constante contacto con todo tipo de terrenos abrasivos. El desgaste más frecuente suele ser de los casquillos, lo que provoca la deformación de los bujes.
El buje deformado provoca que la sustitución del casquillo no sea suficiente para corregir la holgura que se ha creado. La reparación de estos elementos suele ser muy costosa ya que hasta ahora las máquinas fresadoras y de mandrinaje estaban ubicadas en instalaciones fijas y esto conllevaba que se tuviera que desmontar piezas excesivamente voluminosas, como por ejemplo, un brazo de excavación entero para llevarlo al taller para su reparación. Esto significaba emplear mucho tiempo en la reparación y un coste muy elevado debido al tiempo necesario para desmontar, transportar, reparar y volver a montar a la máquina.
foto
La maquina mandrinadora móvil instalada y preparada para iniciar los trabajos de mandrinaje.
foto
El buje perfectamente reparado.
foto
La máquina se dispone a rectificar el buje deformado.
Cervisimag, S.L., es una empresa que a lo largo de estos últimos años ha hecho una fuerte inversión para disponer de la tecnología más avanzada y las instalaciones más adecuadas para sus clientes. Una de estas inversiones ha sido la compra de una moderna y sofisticada máquina de mandrinar móvil. Con esta máquina se agilizan los trabajos de mandrinaje y soldadura para poder reparar los bujes deformados en brazos de excavación, en articulaciones de palas cargadoras, etc.

Gracias a los técnicos debidamente formados y a la máquina de mandrinaje móvil la firma ha llevado a cabo la reparación de una excavadora Liebherr R934 en las mismas instalaciones del cliente en un tiempo récord. La reparación consistía en eliminar la holgura de los 2 bujes que unían el balancín con el cazo de excavación. El tiempo empleado fue de unas 8 horas aproximadamente y la máquina sólo tuvo que estar parada un día para trabajar en perfectas condiciones.

foto
Últimos ajustes del operario en la máquina antes de empezar a trabajar.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS