GUPC propone a ACP el cofinanciamiento de los costes imprevistos en el contrato de ampliación del Canal de Panamá

21/01/2014

21 de enero de 2014

La ampliación del Canal de Panamá es una obra estratégica tanto para la economía como para la seguridad mundial. Todo el tráfico marítimo global espera con impaciencia la finalización de este proyecto que permitirá a los barcos atravesar por el nuevo canal ampliado en 2015.

La propuesta de Grupo Unidos por el Canal (GUPC), conformado por Sacyr (España), Salini-Impregilo (Italia), Jan De Nul (Bélgica) y Constructora Urbana (Panamá), consiste en el cofinanciamiento de los costes imprevistos para continuar las obras, que ocupan directamente a casi 10.000 personas, y alcanzar el cumplimiento del proyecto en 2015, generando ingresos de muchos billones de dólares anualmente para Panamá.

GUPC, que está unido y siempre ha tomado decisiones unitarias, no está pidiendo beneficios extra, solamente el cofinanciamiento mientras espera la decisión sobre los mismos del arbitraje internacional. Los recursos financiados por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) están completamente protegidos hasta la decisión final de los árbitros sobre la responsabilidad de las partes por los costes imprevistos, teniendo en cuenta que están avalados por las garantías bancarias y de las aseguradoras obtenidas por el consorcio.

Las obras, que tienen un coste de más de 100 millones de dólares por mes, hoy cuentan con un avance de casi el 70% y técnicamente nada impide que se pueda alcanzar el cronograma presentado. Sólo hay una cosa que puede afectar al proyecto: la difícil situación financiera en la que se encuentra a causa de los costes imprevistos que se han generado, y la consiguiente solicitud del reconocimiento económico de los mismos incurridos en la obra y presentados por GUPC.

Es importante destacar que los costes están ampliamente documentados y verificados por la ACP, que en todo momento está informada de la situación mediante un proceso de ‘libro abierto’. Además, esos costes imprevistos están verificados por una auditoría específica efectuada por expertos independientes. En definitiva, no hay discusión sobre la existencia de estos costes imprevistos, lo único que se discute es quién los tiene que pagar, si el contratista o el cliente.

En caso de que no se llegue a ningún acuerdo sobre la financiación, las obras no terminarán en los plazos previstos y supondrá un grave retraso, con perjuicio para todas las partes. En cambio, un acuerdo permitiría finalizar la obra en 2015, lo que supondría una inmediata generación de riqueza para todos los panameños y aportaría significativos beneficios a todos los que, confiando en la Ampliación del Canal en el plazo previsto, hayan efectuado ya inversiones relevantes.

El consorcio acepta y ve positiva la mediación de la Unión Europea y del comisario Tajani para llegar a una solución satisfactoria y prorroga el preaviso dado para una posible suspensión de las obras.

GUPC espera que todas las instituciones implicadas intervengan para que las obras, respetando la Ley panameña y el contrato, puedan continuar y completarse en el interés del país y de todos los panameños.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS