Las infraestructuras de transporte ofrecen un alto potencial de negocio a los expositores de Bauma China

09/12/2013

9 de diciembre de 2013

En los seis primeros meses de 2013 se invirtieron en China el equivalente a 160 billones de euros para proyectos de obra civil e infraestructuras. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística de China esto ha supuesto un incremento de más del 21% respecto al mismo periodo del año anterior.

La mayor parte de este dinero tuvo su destino en la construcción de carreteras. Bernd Schaaf, de la agencia alemana de desarrollo económico GTAI, señala que “la actividad en esta zona está concentrándose de forma creciente en el oeste del país”. Eso está precisamente en línea con la planificación a largo plazo del Gobierno cuyo objetivo es promover también el crecimiento económico en las áreas más remotas del país, lejos de la ya bien desarrollada zona oriental costera, con la intención de reducir las grandes diferencias existentes actualmente entre las comunidades urbanas y rurales. “Se necesita una enorme inversión en transportes e infraestructuras para lograr esta meta”, aclara Bernd Schaaf.

foto
Bauma China 2012.

De acuerdo al actual Plan Quinquenal 2011-2015, en China deben construirse hasta 65.000 km de nuevas carreteras hasta el año 2015. Además de esto, en el mismo periodo, se tienen que desarrollar 30.000 km de nuevas líneas de ferrocarril. La construcción de nuevos aeropuertos también está en la agenda del Gobierno: según el último informe de GTAI, correspondiente al mes de octubre, la inversión en este apartado, durante los seis primeros meses de 2013, creció casi un 27% en comparación al mismo periodo de 2012.

A pesar de todos estos grandes proyectos, el mercado chino de maquinaria para construcción no es sencillo, como señala Sebastian Popp, responsable de este tipo de equipamiento en la federación alemana VDMA: “Hasta el año 2011 el país experimentó un auge edificatorio, viendo cómo el sector de la construcción recalentaba la economía”. Casi todos los fabricantes de maquinaria de construcción chinos reaccionaron a esta situación con un aumento significativo de sus capacidades. Popp añade: “Como consecuencia de las medidas tomadas por el gobierno central destinadas a enfriar el sector de la edificación, la demanda de maquinaria de construcción cayó bruscamente en 2012 y ahora la situación está caracterizada por una sobrecapacidad notable, contándose con enormes flotas de maquinaria de muy reciente introducción en el mercado”.

Para los fabricantes internacionales que están trabajando en China, esta sobrecapacidad, de acuerdo al responsable de VDMA, no es el mayor problema. El principal desafío reside en aportar un valor añadido en materia de ingeniería. “En un mercado cada vez más competitivo, lo más importante es suministrar maquinaria y plantas que realmente satisfagan la demanda china”.

Las oportunidades en este mercado se pueden encontrar, en particular, en proyectos de infraestructura de altas especificaciones técnicas, añade Schaaf. “Por ejemplo, en el ámbito de la maquinaria de túneles para la construcción de líneas de ferrocarril y equipamiento especial para minería, edificación y obra civil”.

Nueva tecnología y maquinaria en estas áreas podrán ser presentadas por los expositores de Bauma China 2014. Una vez más, este evento será el más importante del año en toda Asia, con una superficie aproximada de 300.000 m2 en el Shanghai International Expo Centre. La próxima edición tendrá lugar del 25 al 28 de noviembre de 2014 y espera batir los registros de su última edición: 2.718 expositores de 38 países, y 177.080 visitantes de 141 países.

Empresas o entidades relacionadas

Firamunich, S.L.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS