Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El mercado de la protección anti-abrasión ofrece revestimientos que permiten reducir el desgate de forma significativa

Revestimientos anti-desgaste para el ahorro en costes de mantenimiento

Juan López Galera, ingeniero de Servicio Técnico en Belzona Polymerics Limited 15/03/2013
La abrasión es uno de los principales problemas que afecta a equipos y maquinaria de manipulación de materias primas en minas, canteras y otros sectores. Estos equipos y maquinaria, necesarios para arrancar, cargar, transportar y realizar otras operaciones con las materias primas, están expuestos a condiciones de operación muy exigentes debido al continuo desgaste abrasivo que sufren a causa del rozamiento de las partículas de material. Este desgaste provoca el deterioro y consecuente mal funcionamiento de los equipos, lo que reduce el rendimiento de los procesos productivos. Si el desgaste no se detecta a tiempo mediante un plan de mantenimiento preventivo eficiente, acaba por producir el fallo de estos equipos y la consecuente detención del proceso productivo. Las graves consecuencias en términos de gastos por reparación o remplazo y pérdida de productividad pueden evitarse con la utilización de revestimientos cerámicos anti-desgaste, diseñados para resistir la abrasión y alargar la vida en servicio de los equipos.
foto
Aplicación de un revestimiento anti-abrasión de Belzona.

El transporte, procesado y almacenamiento de materiales a granel en industrias básicas como explotaciones mineras, plantas cementeras o centrales térmicas a carbón produce un alto desgaste de algunos de los componentes como tuberías y accesorios, tolvas, ciclones, colectores, etc. Los costes en pérdida de producción debido a paradas no programadas y las frecuentes necesidades de reparación llevan a una situación insostenible en estas industrias donde la competencia es intensa.

El mercado de la protección anti-abrasión ofrece revestimientos que permiten reducir el desgate de forma significativa, disminuyendo la frecuencia de las reparaciones y aumentando por tanto, la productividad de la planta. Los revestimientos epoxi con relleno cerámico de Belzona representan una opción costo efectiva para la protección contra la abrasión que ha probado reducir el desgaste y extender de la vida útil en equipos tanto nuevos como ya en uso.

Belzona 1811 (Ceramic Carbide), Belzona 1812 (Ceramic Carbide FP) y Belzona 1813 conforman la gama de revestimientos anti-abrasión de Belzona. El alto contenido en relleno cerámico de carburo de silicio presente en estos tres productos les proporciona una excelente resistencia al desgaste por abrasión, lo que los convierte en una alternativa idónea para ofrecer protección anti-abrasiva a equipos y maquinaria sometidos a distintas condiciones de operación y que trabajan con sólidos de características muy diferentes. Aunque estos productos han sido especialmente diseñados para resistir el desgaste abrasivo en seco, pueden ser empleados en condiciones de inmersión, y además muestran una excelente resistencia a la mayoría de las sustancias químicas utilizadas comúnmente, incluyendo ácidos orgánicos y bases.

Los anti-abrasivos Belzona son materiales de consistencia pastosa que pueden ser aplicados a partir de espesores de tan solo 3 mm a 6 mm para reconstruir superficies y a su vez protegerlas frente al ataque abrasivo. Tuberías, codos, tolvas, cribas, placas de desgaste y tornillos sinfín son algunos de los ejemplos típicos de aplicación de estos materiales.

foto
Codo de tuberia dañado por la abrasión provocada por carbón triturado.
foto
Revestimiento Belzona 1812 (Ceramic carbide FP) aplicado para proporcionar protección contra la abrasión.

Tanto Belzona 1811 (Ceramic Carbide) como Belzona 1812 (Ceramic Carbide FP) pueden aplicarse para temperaturas de operación en seco de hasta 150 °C. Sin embargo, ante la demanda de un revestimiento anti-abrasivo con mayor resistencia al calor, Belzona ha desarrollado Belzona 1813, un nuevo revestimiento anti-abrasión que además de resistir temperaturas de aplicación en seco de hasta 200 °C, ofrece una gran resistencia al impacto. Otros aspectos beneficiosos de estos productos son su facilidad de aplicación y curado en frío (lo que permite aumentar la seguridad y reducir los inconvenientes y peligros de trabajos en caliente), junto con los altos niveles de adhesión que alcanzan en sustratos metálicos y su excelente resistencia química.

El ahorro en costes de reparación, el aumento de la vida útil de los equipos y la reducción de la necesidad de paradas de mantenimiento, han convertido a los anti-abrasivos Belzona en una opción popular entre responsables de mantenimiento en empresas de una gran variedad de industrias.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS