Posicionamos su web SEO / SEM
“Facilitamos usar máquinas que han dado un alto grado de producción cumpliendo las nuevas normas de emisiones”

Entrevista a José Orgaz, socio fundador, y a José Manuel Romero, director técnico de Argantec

David Muñoz08/11/2012
Haciendo gala una vez más de su vocación innovadora, la empresa Argantec ofrece un nuevo servicio de adaptación de motores usados a las normativas de emisiones más exigentes, de tal forma que los propietarios de máquinas de obras públicas que sigan mostrando altos índices de producción no se vean obligados a sustituirlas por otras nuevas ante la entrada en vigor de las nuevas regulaciones.
foto
De izquierda a derecha: José Orgaz, socio fundador de Argantec, y José Manuel Romero, director técnico de Argantec.

¿Cómo nace el proyecto de adaptación de motores usados? ¿De qué forma se presenta esta necesidad?

J.M.R.: Las normativas medioambientales a las que estamos habituados en la automoción están llegando al mundo de la maquinaria de obras públicas, es por ello que los directores de obra y los organismos reguladores comienzan a exigir que la maquinaria allí empleada cumpla unos requerimientos mínimos de emisiones cada vez más estrictos. Es aquí donde, en maquinaria especial, empieza a ser necesario su sustitución o la inversión en sistemas que permitan llegar a esos equipos a los duros requisitos actuales.

J.O.: Sin duda, los requerimientos del nivel de emisiones permitidos en el funcionamiento de los motores térmicos instalados en la maquinaria de OP, sobre todo en trabajos de interior, son cada vez más críticos, según la etapa a cumplir.

¿Cuáles son las líneas básicas de este proyecto? ¿Qué objetivos buscan lograr en Argantec con esta nueva línea de trabajo?

J.M.R.: Básicamente, el proyecto busca ofrecer la posibilidad de utilizar equipos que han dado un gran resultado en otras obras y que tienen un coste de reposición elevado, en obras actuales con requerimientos de emisiones más exigentes.

J.O.: La idea es instalar en la maquinaria todavía operativa los sistemas necesarios para que cumplan el nivel de emisiones requerido por la normativa que corresponda y la exigencia de la propiedad y dirección de obra.

Dependiendo de la potencia del motor, hoy éstos tienen que cumplir los requerimientos de emisiones marcados por diferentes fases. ¿Qué normativa van a permitir cumplir con su proyecto?

J.M.R.: El proyecto inicialmente busca permitir a equipos que no cumplían ningún criterio o que se englobaban en la fase I, alcanzar valores de la fase II, aunque sería posible una mayor reducción y de hecho, en partículas, los valores que se obtienen son similares a los límites de la etapa IV.

J.O.: Estamos en condiciones de instalar los sistemas necesarios que permitan cumplir la normativa en cualquier potencia o motor requerido.

foto
Locomotora empleada en trabajos en túneles, en la que Argantec ha realizado el servicio de adaptación de motores usados.

Para cumplir las nuevas normativas, los fabricantes de motores están empleando tecnologías como la EGR (recirculación de los gases de escape) o la DPF (filtro de partículas diesel). ¿Van a utilizar en Argantec alguna de ellas para esta nueva línea de trabajo? ¿Será un proceso totalmente diferente?

J.M.R.: Inicialmente la idea era utilizar un sistema de reducción de partículas pasivo por medio de una combinación de catalizador más filtro de partículas y un sistema de inyección de urea para la reducción de los NOx.

Finalmente se ha optado, debido a los ciclos de trabajo y a un fácil mantenimiento en caso de fallo, por un sistema que cambia la utilización de un aditivo por un filtro de partículas, lavable, y el anteriormente mencionado sistema de reducción de NOx mediante la inyección de urea.

J.O.: Los fabricantes de motores hace años que instalaron la EGR y hoy se hace necesaria la instalación de la DPF para que, juntos, ambos sistemas cumplan objetivos.

¿Qué nivel de reducción de emisiones van a poder lograr con sus intervenciones sobre los motores usados?

J.M.R.: Con respecto a los niveles a alcanzar en motores usados, en un principio es en función de varios factores y a solicitud del cliente, pero en el caso que nos ocupa se ha alcanzado una etapa III en un motor que inicialmente cumplía una etapa I.

J.O.: Siempre los requeridos por la normativa vigente.

¿Se puede realizar esta adaptación sobre todo tipo de motores, independientemente de la marca, de su potencia…?

J.M.R.: No existe problema de aplicación. Nos caracterizamos por ser una empresa que realiza proyectos a medida, por lo que no existen limitaciones a las solicitudes por parte de nuestros clientes.

J.O.: Sí, es posible sea cual sea el sistema que utilice, la marca del motor… Al final, las emisiones finales a la atmósfera se pueden mejorar y en eso estamos.

La primera actuación de este tipo la ha realizado Argantec sobre una máquina destinada a trabajos en túneles. ¿Por qué? ¿Se podría realizar esta adaptación en otro tipo de máquinas de OP?

J.M.R.: El trabajo en interiores es más susceptible a este tipo de tecnología debido a las condiciones de trabajo, que hacen que sea necesaria la menor contaminación posible. Las posibilidades de adaptación son numerosas y creemos que pronto serán necesarios en los núcleos urbanos tan altamente contaminados. Creemos que son proyectos positivos, que mejoran la calidad de la vida de la sociedad.

J.O.: Los trabajos en túneles y otros recintos cerrados son los primeros que deben cumplir las normativas, puesto que el personal está más expuesto a las emisiones que en trabajos al aire libre. Por supuesto se puede realizar en cualquier tipo de máquina.

foto
Argantec ofrece una nueva oportunidad de reducir costes en la adquisición de equipos nuevos y poder utilizar máquinas que han dado un alto grado de producción cumpliendo las nuevas normas de emisiones.

¿De qué medios técnicos y humanos dispone Argantec para realizar este trabajo?

J.M.R.: Argantec dispone de un equipo altamente capacitado compuesto de alrededor de 30 personas, con técnicos especializados en motores diesel, inyección diésel de última generación, electricidad y electrónica, hidráulica, ingeniería e investigación, conjugando la experiencia en el sector con gente joven y formada.

Es importante reseñar la disponibilidad en nuestras instalaciones de bancos de prueba de motores diesel, eléctrico, de inyección, equipos de mecanizado, etc. También esto es posible gracias a la inestimable colaboración de nuestros proveedores y especialmente de HJS, proveedor de la tecnología utilizada, sin el cual hubiera sido mucho más complicado este desarrollo.

J.O.: Especialistas en motores térmicos, técnicos titulados, literatura actual en emisiones, apoyo técnico de nuestros proveedores de componentes, bancos de pruebas dotados de los tensores y controles necesarios de rendimiento: temperatura, presión y medición de gases nocivos y partículas…

¿Cómo animaría a los propietarios de máquinas antiguas a someter estos motores al proceso de adaptación?

J.M.R.: Es una nueva oportunidad de reducir costes en la adquisición de equipos nuevos y poder utilizar máquinas que han dado un alto grado de producción cumpliendo las nuevas normas de emisiones.

J.O.: Si sus máquinas son capaces de realizar el trabajo mecánico requerido, pero no cumplen la normativa de emisiones o ruidos en sus motores, la alternativa es clara para su decisión: o la cambian por otra nueva, si es posible en tiempo y economía, o se instalan los sistemas necesarios para el cumplimiento de las normativas.

“Estamos en condiciones de instalar los sistemas necesarios que permitan cumplir la normativa en cualquier potencia o motor requerido”

¿Considera que la crisis puede favorecer estas iniciativas, al haber tantas dificultades para financiar maquinaria nueva?

J.M.R.: Está claro que la crisis puede promover la utilización de soluciones de este tipo especialmente en equipos de alto coste de reposición.

J.O.: Es claro que en estas épocas de crisis, los propietarios de máquinas buscan alternativas fiables para dilatar la utilización y no comprar nuevo. Las empresas de servicios como Argantec se afanan en buscar soluciones que aumenten su cartera de pedidos.

foto
Banco de pruebas para establecer los niveles de emisiones del motor.

¿Podrían resumirnos la trayectoria de Argantec? ¿Cuándo nace? ¿Qué actividades ha ido incorporando con el tiempo?

J.M.R./J.O.: Desde su inicio, en 1991, Argantec se ha fijado unos objetivos prioritarios en la calidad del servicio, la reparación o el trabajo acordado con el cliente. Todo documentado empleando la información técnica original, cumpliendo los plazos de entrega y las garantías pactadas. Una de nuestra máxima es hacer las cosas bien y en casa para no repetirlas fuera. Esta actuación lleva necesariamente a ponerte al día con los avances técnicos que se van incorporando a las máquinas y a disponer de las herramientas, manuales, informáticas y de control, que requiere la actividad.

Argantec comenzó efectuando reparaciones de componentes, reparación de motores diesel (servicio oficial Deutz) y de otras marcas, con bancos de prueba hasta 1.500 HP. Después fue incorporando trabajos externos a requerimiento de los clientes, la reparación de perforadoras, compresores, grupos electrógenos, máquinas de movimiento de tierras, maquinaria de túneles y bombas de hormigón. Además, contamos con un almacén con repuestos de motor, compresor y maquinaria de perforación.

Incorporamos, a continuación, un laboratorio de inyección diésel con el personal especializado correspondiente; así como un taller eléctrico con sus especialistas para la reparación de componentes eléctricos, arrancadores, alternadores, cuadros de control e instalaciones completas en maquinaria.

¿Dan algún servicio más?

J.M.R./J.O.: De igual manera tenemos un taller de mecanizados y soldadura para la reparación y ajuste de maquinaria, y un taller hidráulico con especialistas y herramental necesario para la comprobación y prueba de componentes, fabricación de tuberías, flexibles y rígidos y los materiales de consumo.

También realizamos la fabricación de perforadoras especiales, fuera de catálogo, para sondeos y canteras de piedra ornamental, y disponemos de una equilibradora electrónica para la reparación de turbos.

Además realizamos la actualización de los bancos de pruebas de motores con medidores de par, temperaturas, presiones, caudal de consumo de combustible, datos de vacío y aparatos de control de gases. Y contamos con un nuevo banco de prueba hidráulico de 400 CV para la comprobación de bombas y motores convencionales y de control electrónico.

Al margen de lo ya señalado, tenemos nuevas herramientas informáticas y electrónicas para la reparación y el diagnóstico de los nuevos motores térmicos con tarjeta electrónica de control. Y damos formación continua a nuestro personal en la empresa y mediante cursillos externos de cada actividad.

Empresas o entidades relacionadas

Argantec, S.L.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS