Posicionamos su web SEO / SEM
fabricación de alto rendimiento

Nuevos métodos para la generación de piezas por métodos aditivos

15/11/2004
Desde hace diez años se ha asistido a una eclosión de las técnicas de aportación de material para llegar directamente a una pieza útil. Primero fueron encaminadas a obtener modelos en resina, la estereolitografía, pero hoy día van buscando llegar a piezas útiles para el servicio, con necesidad de muy pocas operaciones posteriores. En este campo de la tecnología surgen cada día nuevos términos y patentes, referentes a técnicas que pueden ser clasificadas en tres grupos:
  • Rapid prototyping, que busca obtener modelos desde los diseños 3D. Con ellos se pude realizar el análisis funcional de los componentes, pero no utilizarlos en servicio. Es el campo más avanzado a fecha de hoy, y quizás no especialmente interesante para Margune.
  • Rapid tooling, cuya definición todavía posee cierta controversia, pero según ASM es un proceso que busca fabricar formas libres (tipo moldes) de forma muy rápida. Es una competencia directa (y amenaza) para nuestros fabricantes de fresadoras.
  • Rapid Manufacturing, que busca obtener piezas industriales con aplicación directa. Este es un campo prometedor, además de una amenaza seria para el sector de máquina herramienta dedicado al arranque de viruta.

En un reciente congreso llevado a cabo en San Francisco organizado por el Instituto Americano del Láser se presentaron varios trabajos sobre métodos aditivos, donde piezas ya de gran complejidad se realizaban mediante “pegotes” de material, realizándolo de forma muy homogénea. Ya hay incluso grandes piezas (allí se mostraron) realizadas enteramente con esta técnica. Es el láser o el plasma el medio de fundir el material de forma controlada. La pregunta es: ¿podrán estos métodos llegar a sustituir, complementar, desplazar al arranque de viruta?. Bueno, no se puede ser adivinos, pero hay que explorar. Por este motivo Margune ha lanzado una línea en este sentido, que como no podría ser de otra manera ha comenzado a explorar, discutir, y ver qué oportunidades hay en función de la tecnología, sector, aplicación, y lo que es más importante, ver si se puede partir del tejido empresarial hoy existente. Las primeras respuestas es que sí hay posibilidad de tener un hueco en este nuevo mundo, pero hay ya que ponerse a ello. Y así las amenazas serán oportunidades de negocio, factible desde el tejido actualmente existente.

Las primeras tareas de Margune en este campo, además de explorar el estado del arte, han sido:

  • Realizar pruebas en fresado asistido por plasma, haciéndose familiar con ésta técnica térmica. Estas pruebas han demostrado que hay todo un mundo en la combinación de medios mecánicos de arranque combinados con aportación térmica.
  • Lanzar una línea de trabajo en métodos de aportación, tipo Laser Cladding. Hay que correr para coger este tren, que si bien no ha salido hace mucho tiempo sí va muy rápido.
  • Plantear colaboración con centros extranjeros que ya disponen de experiencia en este campo.
  • Trabajar en el campo de mecanizado con láser, y realizar pruebas de texturización, grabado y minifresado.

Un aspecto fundamental es conseguir que la mentalidad de nuestras empresas fabricantes de máquina herramienta cambie, o asuma nuevas ideas. Es decir, que asuman que sus máquinas son mecanismos que pueden hacer más cosas que tener un husillo de mecanizado. Y que el láser, el plasma, la aportación de material no es cosa de “físicos”. Son unas “herramientas” para la ingeniería y como tal hay que usarlas para procesar y obtener piezas. Lo que es indudable es que la competencia (tanto del sector de máquina herramienta como de los países que hoy día son especialmente amenazantes tecnológicamente) sí ha entendido este cambio. Los socios de Margune ya han asimilado esta idea, y es de esperar que los primeros frutos se puedan observar a corto/medio plazo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS