Posicionamos su web SEO / SEM

La protección opto-electrónica

Redacción MU15/10/2003
Este artículo está basado, entre otras informaciones, en la guía práctica “Maquinaria segura con protección opto-electrónica” de Sick Optic Electronic, que actualiza sus contenidos y normas vigentes en la UE. Esta edición de 2003 se crea en respuesta a la demanda de los usuarios de soluciones opto-electrónicas. En sus 56 páginas, donde se aclaran conceptos y se revisan aplicaciones, se presentan diversas opciones para la protección en la maquinaria con dispositivos de protección Sick de conformidad con los reglamentos, directivas y normas europeas. La guía está disponible de forma gratuita en la página web de la empresa.

Si bien antiguamente, los sistemas de protección suponían un obstáculo para los procesos productivos, motivo por el que, en muchas ocasiones se eliminaban de la cadena de producción, actualmente y debido a un incremento de los accidentes de trabajo, se han creado dispositivos de protección que aportan mayores grados de fiabilidad y seguridad.

En este contexto, encontramos en el mercado modernas aplicaciones de tamaño reducido y de una gran flexibilidad que permiten una integración más adecuada a los procesos industriales gracias a su ergonomía, eficacia y durabilidad.

foto
Control de una estación de servicio automático con el escáner láser PLS de SICK.
La zona de protección horizontal aparece identificada en la fotografía. Al mismo tiempo, el PLS detecta el tipo y posición del vehículo.

Cifras

Según datos del Ministerio de Trabajo, en el año 2001 de los 1.024.936 accidentes con baja laboral registrados en España, 252.549 tuvieron lugar en el sector industrial, por encima del sector de la construcción. De estos accidentes, 59.982 estuvieron relacionados con la manipulación de máquinas. Durante los primeros meses de 2002, las inspecciones de trabajo y de seguridad efectuadas a diversas empresas y centros de trabajo detectaron numerosas infracciones en las condiciones de seguridad en las máquinas y equipos de trabajo, una situación que ha ido evolucionando favorablemente hasta la fecha.

Los mismos datos difundidos por el organismo oficial apuntan a que el año 2002 fue el segundo de mayor siniestralidad laboral.

En este contexto, España mantiene uno de los niveles más altos de siniestralidad laboral de Europa en cuanto a número de accidentes como a la gravedad de los mismos. No obstante, está situación comienza a cambiar ya que, las empresas comienzan a ser conscientes de la gravedad de la situación y aplican sistemas de seguridad para velar por la protección de sus trabajadores. Además, hay que tener en cuenta que las indemnizaciones por daños corporales debidos a accidentes de máquinas ascienden a 20.000 millones de euros anuales, aproximadamente. En esta línea, en el período 2001 - 2003, las ventas de elementos de seguridad para máquinas se han visto incrementadas significativamente.

A pesar de encabezar el índice de accidentes en Europa, las cifras correspondientes al resto de los países integrantes de la UE tampoco son optimistas. Según la Agencia Europea para la Salud y la Seguridad en el Trabajo en la Unión europea se producen más de 4,5 millones de accidentes al año especialmente, en empresas con menos de 50 trabajadores.

La creciente demanda de seguridad obligó a crear normativas que exigiesen medidas superiores a las requeridas hasta 1995, recogidas en el Real Decreto 1435/92 CEE de seguridad en máquinas. Estas directivas denominadas de “Nuevo Enfoque” dieron un giro a la responsabilidad derivada de las máquinas ya que definían que es el fabricante de la máquina el responsable de la seguridad de las máquinas.

Los objetivos de estas directivas son dos: garantizar la seguridad y la salud de los usuarios, de los bienes y de los animales domésticos y por otro, refundir en un sólo los procedimientos de acreditación de la seguridad y salud existentes en los distintos países que componen la UE para que exista una libre circulación de mercancías dentro de la UE.

En España, en el ámbito de la Directiva del Consejo 89/392/CEE del 14 de junio de 1989 denominada “Directiva de Máquinas” y sus notificaciones posteriores recogidas en las Directivas 91/368/CEE, han sido traspuestas a la legislación nacional mediante el Real Decreto 1435/1992 de 27 de noviembre y sus exigencias respecto a la seguridad de las máquinas están en vigor desde el 1 de enero de 1995.

Dos directivas más (93/ 44/CEE y 93/68/CEE) han modificado la “Directiva Máquinas” y han sido traspuestas a la legislación española mediante el Real Decreto 56/1995 del 20 de enero de 1995, modificando así el Real Decreto 1435/1992.

Esta legislación no resalta la necesidad de integrar la seguridad en el diseño de la propia máquina .

Las máquinas deben de ser diseñadas y construidas de acuerdo a un conjunto de normas europeas, de carácter técnico e iguales para los estados miembros de la UE.

El sector que más ha evolucionado en materia de seguridad es el de la automoción, mientras que en otras ramas la renovación de maquinaria, es un proceso más gradual.

Conceptos de peligro y riesgo

Para determinar el grado de peligrosidad específico de algunas máquinas hay que tener en cuenta su funcionamiento, por ello, no existen medidas universales. Por otro lado, expertos en la materia aseguran que aplicar sistemas de seguridad no es un proceso costoso para las empresas.

Otro factor a tener presente es que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales responsabiliza a la empresa para desarrollar eficazmente la gestión preventiva. Sin embargo, la misma Ley encomienda a las Administraciones Públicas, entre otras, las tareas de promoción de la prevención, información, divulgación, formación e investigación y seguimiento en materia preventiva.

Pymes

Una de las ramas que merece especial atención y que ha generado más polémica en materia de seguridad laboral en este sector han sido las pequeñas y medianas empresas europeas (PYME), que constituyen el motor fundamental del crecimiento económico y de creación de puestos de trabajo. Sin embargo, dada la falta de recursos financieros y organizativos, son muchas las pymes que cuentan con escasos conocimientos y aptitudes en materia de salud y seguridad en el trabajo. Por este motivo, el Parlamento Europeo subvenciona a estas empresas para fomentar su desarrollo en esta dirección.

Según un estudio elaborado por el Centro Nacional de Condiciones de Trabajo (INHS), en el año 2001 la prevención no formaba parte de la actividades de las pymes, por los escasos recursos financieros de los que disponen especialmente. Con el tiempo, la implantación de nuevos sistemas de calidad basados en las normas ISO 9000 han hecho que muchas pymes cuenten con sistemas de seguridad competitivos y eficaces. Para evitar problemas derivados de la falta de seguridad se deben aplicar las normativas vigentes y formar al personal sobre las técnicas de prevención de riesgos en sus máquinas, instalaciones, herramientas, etc.

Sistemas de mando y control

El sistema de mando y control de una máquina es uno de los puntos clave a tener en cuenta en la seguridad de una máquina. Para la elección de una parte del sistema de mando o un dispositivo de protección se debe tener en cuenta la probabilidad de fallos que puedan existir. En este sentido, la norma UNE- EN 954-1 establece varios niveles de resistencia a fallos de los sistemas de mando, estableciendo cinco categorías.
foto
Protección de una estación de soldadura. Zona de protección vertical con una cortina opto-electrónica de SICK inclinada hacia delante.
Esta configuración ofrece una protección entre la persona y la máquina.

Directivas

La consolidación de los sistemas de seguridad en la industria ha dado un giro importante y se han aprobado directivas y normas que velan por la seguridad de los operarios de las máquinas y equipos.

Afortunadamente, la armonización de la seguridad de las máquinas ha evolucionado bien gracias a un mayor concienciación del problema y a innovadores sistemas de implantación que permiten integrar un sistema de seguridad sin afectar el proceso.

Los estados miembros de la Unión Europea deben aplicar las directivas aprobadas por la Comisión/ Consejo de la UE en sus respectivas directivas nacionales al mismo tiempo que los institutos de estandarización de la UE tienen el cometido de preparar las normas europeas y definir las disposiciones legales con todo detalle.

Se deben tener en cuenta una serie de directivas y normas que afectan al sector:

  • La Directiva “Máquinas” 98/37 CE aplicable también a los componentes de seguridad introducidos en el mercado por separado, (al mismo tiempo que las máquinas y equipos usados segunda mano) procedentes de otros países y que han sido introducidos en el mercado de la zona europea por primera vez (p. ej. de Estados Unidos o Japón).
  • La Directiva 89/655 CE aplicable al uso de máquinas y dispositivos, que guarda relación con los requisitos mínimos de seguridad y salud de los operarios de equipos de trabajo.
  • Las normas relevantes en su forma actual.

La Directiva “Máquinas” 98/37 CE se ha concebido para los fabricantes y distribuidores de máquinas y equipos en el mercado. La Directiva define los requisitos que deben cumplir las nuevas máquinas para que éstas puedan venderse dentro de los estados miembros de la Unión Europea, garantizando a los usuarios un elevado grado de protección.

Las normas europeas definen métodos y medios para llevar a la práctica estos objetivos. La Directiva “Máquinas” está integrada en la legislación nacional y, por tanto, es legalmente vinculante.

¿Qué deben hacer los fabricantes de máquinas?

Los fabricantes deben tener en cuenta todos los parámetros de la seguridad desde la primera fase del diseño, llevando a cabo un análisis y una evaluación de los riesgos durante la fase de desarrollo. Para certificar la conformidad del equipo, el fabricante está obligado a colocar el marcado “CE” en cada máquina y asegurar que va acompañada de un declaración de conformidad “CE”.

Se hace una distinción entre dos categorías de máquinas: aquellas consideradas peligrosas y las que están sujetas a procedimientos especiales.

El Anexo IV de la Directiva de Maquinaria proporciona una lista de las máquinas afectadas. El resto de máquinas, que no aparecen listadas están sujetas a procedimientos estándar.

La herramienta Safexpert de Sick, guía al fabricante paso a paso a través del proceso de conformidad (desde el análisis de riesgos hasta la preparación de la documentación técnica).

Existen diferentes situaciones en el mercado que implican diferentes procesos para obtener los certificados de conformidad de la UE para máquinas y equipos, por ejemplo el de aquellas empresas que no están listadas en el Anexo IV, en las que el fabricante puede colocar el marcado “CE” de conformidad sin consultar a organismo notificador. Sin embargo, debe elaborar un expediente técnico que deberá presentarse a las autoridades nacionales, a petición de éstas.En este contexto, la guía editada se da información detalla sobre cómo conseguir la declaración de conformidad CE para máquinas y equipos que no están listados en el Anexo IV y en general, para cada caso en concreto.

Si una empresa desea verificar que sus equipos cumplen la normativa europea pueden solicitar ayuda a los organismos de asesoramiento en seguridad

Directiva 89/655/EEC de “Utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo”

Esta directiva asegura que se mantengan unos niveles mínimos para mejorar y mantener la seguridad y salud de los trabajadores.

Cada estado miembro está autorizado a añadir sus propios requisitos nacionales como pueden ser, el uso de guantes, intervalos de mantenimiento u otras cláusulas similares.

Si una empresa desea verificar que sus equipos cumplen la normativa europea pueden solicitar ayuda a los organismos de asesoramiento en seguridad. Los organismos acreditados son la institución pertinente de cada país; los organismos notificados son los únicos que pueden emitir certificados CE para las máquinas peligrosas y los componentes de seguridad.

Diferentes tipos de normas

Una norma que lleva como prefijo ”EN” está aprobada y en vigor mientras que una norma que lleva como prefijo “prEN” se encuentra en la fase provisional de aprobación.

Existen tres tipos de normas: de tipo A (normas de seguridad fundamentales), de tipo B (de seguridad de grupo) y de tipo C (de seguridad de las máquinas).

Protección opto- electrónica

La elección de este sistema de protección depende de las normas, del área a proteger o de la distancia de seguridad que queda definida por el tiempo de parada de la máquina, el tiempo de reacción del sistema de control, tiempo de reacción del ESPE (Electro Sensitive Protective Equipment) y los márgenes adicionales sobre la distancia de seguridad calculada.

En este contexto, este tipo de protección ofrece una ventaja adicional y es la posibilidad de reducir la distancia de seguridad, permitiendo al operador tener más ergonomía en su entorno. Ésta se calcula según la norma EN 1999.

Se debe detectar personas en el acceso a una zona de peligro.

Existen tres tipos de aproximación: perpendicular, paralela y aproximación angular.

Sistemas de protección de Sick

Sick comercializa diversos sistemas de seguridad como es el caso del software de seguridad Safexpert para máquinas e instalaciones disponible en inglés y alemán. Guía a través de los requisitos de la Directiva Europea de Maquinaria y ayuda a analizar y documentar sobre situaciones de peligro. Más información: www.sick.de/safexpert

Además, la firma ofrece dispositivos de protección para diferentes aplicaciones.

Empresas o entidades relacionadas

Sick Optic Electronic, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS