Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Los datos globales del sector en 2002

Redacción MU15/11/2003
Nacida en 1975, enriquecida con la experiencia heredada de le EEMU, con sus doce ediciones, la EMO 2003 ha sido la cuarta edición de la feria en Milán, ya celebrada en 1995, 1987 y 1979. Con el eslogan “EMO milano 2003, “La sabiduría del hombre” y con Pier Luigi Streparava como comisario, que fue presidente de la CECIMO, Comité Europeo de Cooperación entre las industrias de la Máquina Herramienta, la feria ha presentado como novedad el sitio web www.emo-milan.com. Incluye un salón de prensa virtual y una completa relación de todos los expositores.
Las empresas presentes en EMO Milán 2003 fueron más de 1.600, un 13% más que en la edición de 1995, representando a 38 países (en 1995 fueron 36).

Los fabricantes italianos presentes ascendieron a unos 750, casi un 46% de los expositores en su totalidad.

De hecho, más de la mitad de las adhesiones procedió del extranjero, lo que confirma la fuerte vocación internacional del evento, capaz de monopolizar la atención de todos aquellos que operan en el sector de los sistemas para producir.

La presencia de fabricantes extranjeros se repartió del modo siguiente:

  • El 39% procede de Europa. Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Liechtenstein, Luxemburgo, Holanda, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Rumania, Rusia, Eslovenia, España, Suecia Turquía, Ucrania, Serbia y Montenegro fueron los países representados.
  • Muy fuerte fue la presencia de fabricantes asiáticos. Chinos, coreanos, japoneses, indios, taiwaneses, y tailandeses representaron el 12% del total, dato que revela un fuerte crecimiento respecto a la edición de 1995.
  • A continuación se sitúan Estados Unidos (2% total de los expositores), Australia, Brasil, Canadá, Israel y Suráfrica.

El valor de las 6.500 máquinas expuestas se calcula en 550 euros.

La industria de la máquina-herramienta en 2002

Durante 2002, las señales negativas registradas por la industria mundial de la máquina herramienta en 2001 se vieron a acentuadas, llevando a una contracción (-11%) de la producción y colocándose un poco por encima de los 26.000 millones de euros.

La falta de recuperación de la economía global condicionó gravemente a ala actividad de las naciones principales (Alemania, Japón, Italia, EE.UU.) con excepción de China.

Algunos de los mercados de salida más importantes como Alemania y EE.UU. experimentaron una marcada inflexión en el consumo. La tendencia contraria se ha observado en China y (sorprendentemente), Japón.

Decepcionante fue el comercio internacional, como atestigua el bajón de exportaciones (-15,5%) e importaciones (-11,7%).

En resumen, el 2002 se caracterizó por la crisis de la industria y del mercado estadounidense, que se vio alcanzado y sobrepasado en el ranking internacional por los chinos, que se cuentan ya entre las realidades más sólidas del sector. Alemania y Japón, pese a conservar los dos primeros puestos de liderazgo mundial, sufrieron más que Italia, que pudo consolidar, no obstante todas las dificultades, la tercera plaza entre los fabricantes y exportadores.

Los principales países

En Alemania, el consumo de máquinas herramienta sufrió un bajón en 2002 con 4.070 millones de euros que representan una contracción del 15,8%. Se resistieron en las importaciones que bajaron en un 13,7% a 1.650 millones de euros y la reproducción, que disminuyó en un 13% a 6.000 millones, debido a la flexión de las exportaciones (.9,6%), que no fueron más allá de los 3.300 millones.

Pese a los resultados negativos, Alemania mantuvo su primer lugar entre los fabricantes (21,7% del total mundial) y entre los exportadores (22,5%). En términos de consumo, el mercado alemán (16,1%) descendió, en cambio, a la segunda plaza en el ranking mundial.

Japón confirmó su segundo lugar entre los fabricantes (4.600 millones de euros, que corresponden al 20,6% del valor mundial) y entre los exportadores (2.450 millones de euros, 19,9%), pese a un auténtico derrumbe de sus ventas en el extranjero (-37,8%), que hizo que su tendencia a exportar bajara del 73 al 54%.

El mercado interno mejoró gracias a un aumento del consumo, que marcó un 26,1% llegando a 2.410 millones. El despertar del mercado japonés, que se reveló como el tercero a nivel mundial, no se vio aprovechado en cambio por los fabricantes extranjeros, tal y como atestigua el bajón de sus importaciones con nada más que 418 millones (-24,9%).

Italia, capaz de contener en un 0.3% la flexión en la fabricación, colocada en 3.202 millones de euros, llegó a aumentarla llevando del 10.9 al 12,2 su cuota sobre el total mundial, consolidando así el tercer lugar en el ranking internacional.

Los fabricantes italianos confirmaron su tercer puesto también entre los países exportadores, con ventas al extranjero por un valor de 1.467 millones (-10,8%). La relación entre las exportaciones y la producción quedó por debajo del 50%, debido al aumento de ventas en el mercado domestico (+10,6%) que arrojaron un valor superior a los 1.690 millones de euros.

La cuota de importaciones bajó del 39,8% al 35,9%.

China, debido al enésimo incremento de la fabricación (+15,3%), colocada por encima de los 2.537 millones, arrebató a los EE.UU. la cuarta plaza en el ranking mundial

El consumo se reveló como un factor pujante, que, con un aumento del 20,32%, alcanzó los 4.817 millones y convirtió el mercado chino en el primer mercado internacional. Más de la mitad de la demanda fue satisfecha por las importaciones que, aumentando en un 23,7%, alcanzó la cifra de 2.517 millones, considerado como el valor más alto del mundo.

Limitada aún, fue en cambio, la difusión de máquinas herramienta chinas en el mercado internacional. En 2002, sus exportaciones no llegaron más allá de los 258 millones de euros, que corresponden a menos del 2% del total.

Los EE.UU. son víctimas de una crisis. Ya en 2002 vieron como se reducía la fabricación en un 32,9%, llegando a 1.617 millones, que corresponden al 6,2% del total mundial, resultado que le ubicó en el quinto lugar en el ranking internacional. La demanda, al reducirse en un 36,4% a 2.811 millones de euros, hizo que el mercado estadounidense bajara al cuarto puesto en el ranking del consumo.

Además de la debilidad de la demanda, las importaciones bajaron también en un 31,8%.

En 2002 la contribución de los cinco primeros países consumidores al total de la semana mundial aumentó, pasando del 65,7% al 684%.

Italia, capaz de contener en un 0.3% la flexión en la fabricación, colocada en 3.202 millones de euros, llegó a aumentarla llevando del 10.9 al 12,2 su cuota sobre el total mundial, consolidando así el tercer lugar en el ranking internacional

Los demás países

Taiwán marcó en 2002 un incremento productivo del 7,3%, en virtud del cual conquistó el sexto lugar en el ranking mundial. De los 1.482 millones de euros producidos, 1.215 se deben a las exportaciones (+5,5).

Pese al bajón del consumo interno (-12,6%), los fabricantes taiwaneses recuperaron cuotas del mercado nacional, tal y como revela la reducción de penetración de las importaciones, que fue de 76 al 68%.

Suiza perdió una posición en el ranking de fabricantes, descontando el bajón, a 1.450 millones, del valor de las máquinas herramienta realizadas en 2002 (-17,4%). Más marcada fue aún la disminución del consumo, que bajó a 478 millones de euros (-23,9%).

En cambio, en términos de exportaciones y pese a una contracción que llevó a 1.246 millones de euros de las ventas en el extranjero (-16%), los fabricantes suizos confirmaron su cuarta plaza a nivel mundial, con un 8,6% del total.

España logró en 2002 resultados alentadores en relación con la situación general. Su producción bajó en un 2,8% a 730 millones de euros (octavo valor mundial), debido a una flexión del consumo (-7,2%), que se veía absorbida suficientemente por un incremento de las exportaciones (+5,2%).

La producción de Corea del Sur, que en 2001 se redujo en un 19,5%, aumentó en 2002 en un 3,8%, pese a una contracción en el consumo en un 8,9%.

La flexión del mercado influyó sobre las importaciones, que bajaron en un 16,9%. Aumentó de un 29,2% a un 35,4% la cuota controlada por la fabricantes surcoreanos, cuya exportación, por otra parte, bajó en un 2,6% a 338 millones de euros.

En Francia hubo un marcado descenso del consumo, que se redujo en un 23,1% a 984 millones, pero que se vio apagado por las importaciones que disminuyeron en un 34,1% a 660 millones de euros, en tanto que la fabricación se colocó sobre 686 millones, valor prácticamente igual al que se registró en 2001.

Muy significativas fueron las cifras de 2002 en lo que se refiere al Reino Unido. La producción se redujo en un 28,8% a 496 millones de euros (menos del 2% del total mundial), las exportaciones disminuyeron un 22%, y las importaciones sufrieron unja contratación del 16,2%. El consumo bajó en un 23,2%.

La industria italiana fabricante de máquinas-herramienta, robots y automatización fue capaz, pese a las dificultades debidas a la marcha de la economía en general, de consolidar el tercer lugar en los rankings mundiales de fabricación y exportación. La producción italiana sufrió una disminución del 5,5% comparada con la de 2001, lo que redujo su valor a 4.378 millones de euros.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS