Posicionamos su web SEO / SEM
Impulso técnico-comercial, inversiones y servicio de ingeniería, claves de su éxito

Maquinser cumple 25 años

Redacción Interempresas04/05/2012
Maquinser es hoy en día uno de los grandes en la comercialización de máquinas-herramienta en nuestro país. Como ocurre en tantos otros ámbitos de la vida, las cosas no ocurren por casualidad y el esfuerzo, el conocimiento, la capacidad de trabajo y, por qué no, una buena dosis de olfato para los negocios, suelen ser frecuentes en las historias de éxito. Éste es sin duda el caso de Maquinser, una empresa que celebra en 2012 su 25 aniversario y que tiene como socios a dos de sus fundadores, Antonio Postigo y Modesto Porto, presidente y vicepresidente de la compañía respectivamente, quienes atienden a Interempresas para explicar su evolución.
foto
Antonio Postigo (izda.) y Modesto Porto, los dos socios de Maquinser.

La sociedad Maquinser fue creada en 1987 por 5 ex-compañeros de profesión de Antonio Postigo y Modesto Porto desde la inquietud de varios de ellos. “Nosotros —explica Postigo— ya habíamos empezado nuestra vida profesional de forma independiente varios años atrás, todos con más de 15 años de experiencia en máquinas NC y CNC. Partíamos de una buena circunstancia, ya que podíamos ofrecer un servicio técnico-comercial íntegro en las áreas más importantes del territorio nacional dada la ubicación de los fundadores, así que empezamos a desarrollar la empresa desde los tres centros actuales: Barcelona, Madrid y Bilbao”.

foto
Las sedes de Bilbao, Madrid y Barcelona.

Un detalle importante que define incluso a la actual Maquinser es que todos sus fundadores contaban con un conocimiento técnico muy desarrollado en la máquina-herramienta adquirido durante la estancia de muchos años en la firma Cincinnati Milacron, antigua Cincinnati Milling Machine Company (EE UU), como empleados directos. “Algunos de nosotros —continúa el presidente de Maquinser— trabajamos en la empresa desde la década de los sesenta y adquirimos un buen conocimiento de las empresas metalúrgicas y su mercado en España”.

En 1987, cuando deciden crear Maquinser, la prioridad fue empezar de abajo hacia arriba dadas sus circunstancias económicas por aquel entonces. Es decir, se trataba de ofrecer su conocimiento en la aplicación de la maquinaria a las necesidades del comprador.

Un miembro fundador tuvo el acierto de dar el nombre a la sociedad de Maquinaria y Servicios. En realidad, por aquel entonces, muy pocas empresas nacionales de importación prestaban un servicio integro, pues en la mayoría de los casos las llaves en mano se realizaban desde el fabricante. Los actuales responsables de la empresa no quieren decir que fueran pioneros, pero sí de los primeros en dar este tipo de servicio. Lo demás era instalar, dar cursillo de manejo de máquina y ahí se acababa la relación con el cliente.

foto
Salir al exterior, acudir a ferias, organizar jornadas… Estar cerca del cliente siempre ha formado parte de la estrategia de Maquinser.

Por otro lado, con el fin de hacerse un hueco en el mercado y dado su grado de conocimiento, apostaron por el producto de Japón. Antonio Postigo continúa con el relato: “Así fue como empezamos nuestros contactos con la firma Matsuura que, al cabo de varios meses, no sin dificultades, decidió empezar la distribución en España con una empresa totalmente nueva, pero formada por técnicos del anterior distribuidor. Nos dieron la distribución con la certeza de que sus máquinas serían distribuidas en todo el territorio desde la cercana atención al cliente. Este fue por aquel entonces un factor determinante para Matsuura, así como para que nuestro comienzo tuviera éxito”.

Para toda sociedad que comienza su andadura con unos medios económicos y materiales reducidos el camino se hace largo y extenso, pero para los fundadores de la nueva empresa fue ilusionante en todos los aspectos. “Especialmente el poder llevar a cabo tu propia gestión en las diferentes delegaciones teniendo como centro de gestión de compra la oficina central de la empresa que, por decisión unánime, focalizamos en Barcelona”.

foto
Pieza para aeronáutica realizada en un modelo Cublex-42 de Matsuura. La tecnología avanzada es el camino elegido por Maquinser.

A partir de finales de los noventa y teniendo en cuenta que la evolución en todos esos años pasados no era la más apropiada para la situación del momento, varios socios decidieron dar un golpe de timón a la sociedad introduciendo una gestión más profesionalizada, incorporando personal adecuado y con el suficiente conocimiento para la labor que se habían proyectado, algo especialmente válido en la gestión administrativa. También se decidió apostar con más determinación por los sectores de consumo de maquinaria de arranque en los cuales Maquinser era ya conocida, como son el automóvil, aeronáutica, energético, incorporando nuevas representadas con productos adecuados a sus objetivos así como la ampliación de las plantillas con mayor capacitación a partir del año 2001. A día de hoy, la empresa sigue conservando casi todo el capital humano, cuenta con 40 personas de plantilla en las tres delegaciones, aun teniendo en cuenta las dificultades presentes. Antonio Postigo lo tiene claro en este sentido: “Para nosotros es fundamental mantener este equipo porque esperamos y deseamos que la tormenta presente amaine, aunque creemos que será con cierta lentitud en los próximos dos años”.

El impulso técnico-comercial dado durante los últimos diez años a la empresa, junto con las inversiones realizadas en nuevas instalaciones por las tres filiales, la han posicionado en una situación inmejorable para poder atender las necesidades que sus clientes van requiriendo en los sectores automóvil, aeronáutico y otros. Desde el año 2007 se han ampliado las instalaciones totales en algo más de 3.000 m².

Diversidad de sectores y de países

Modesto Porto, vicepresidente y socio junto con Postigo de la actual Maquinser, habla del buen posicionamiento de su empresa en los sectores del automóvil, aeronáutico, eólico y mecanizado en general. En todos ellos, con sus productos Matsuura, Murata, Kira, Biglia, SNK, Parpas, Gentiger, etc., están preparados para dar buena respuesta técnica con soluciones llave en mano a los requerimientos de sus clientes, que van desde fabricantes como Renault, Seat o EADS, en las dos vertientes la civil y militar, pasando por los Tier 1, hasta el proveedor más pequeño.

No sólo se han realizado multitud de instalaciones en territorio nacional sino también, especialmente a lo largo de los últimos años y junto a clientes nacionales, se han realizado instalaciones con personal técnico propio, no de las representadas, en diferentes países como China, Chequia, México, Rumania y Brasil. Ello da una idea de la preparación de su personal, que siempre va acompañado de unas máquinas con un alto grado de fiabilidad, repuesta productiva y precisión.

Modesto Porto toma la palabra cuando se trata del sector aeronáutico, que conoce perfectamente. “Maquinser ha estado muy presente en este sector desde nuestros inicios por motivos ya históricos/profesionales de los integrantes, que ya desde 1975 habíamos abordado aplicaciones de mecanizado en aeronáutica con la firma Cincinnati, incluso en 5 ejes”.

“Desde entonces, gracias también a las soluciones que nos ofrecen las firmas representadas como Matsuura, SNK, Parpas, etc. hemos conseguido ser el principal referente en soluciones de mecanizado tanto en aluminio, titanio, composites y otros materiales en este sector, entre los que se encuentran los principales proveedores aeronáuticos”.

Las representadas

A lo largo de los años Maquinser se ha hecho con una gran gama de representadas que le permiten aportar soluciones completas y muy diversas a sus clientes:

Matsuura, Muratec, Biglia, Leadwell, SNK, Parpas, Gentiger, First, Nigata, You Ji, Amada Wa Sino, Toshiba, Kira, Maier, Sahos, Toyo, Shigiya, Samag, Datron, Kunzmann

En el sector energético, Maquinser siempre ha estado presente con la firma SNK, pero a partir del año 1999, con la incorporación de Toshiba, dio un salto importante y pudo acompañar en su expansión a ciertas empresas muy introducidas en el sector eólico con mandrinadoras y centros horizontales de grandes dimensiones. “Por desgracia —explica— este sector se encuentra en un momento muy delicado y a día de hoy nadie se atreve a predecir su futuro. Pero estamos seguros de que las renovables a medio plazo volverán a impulsarse de nuevo por una lógica de medio ambiente con tendencia a eliminar las materias primas contaminantes”.

El presente, después de casi 4 años de aguda crisis financiera, no es nada fácil, tampoco para Maquinser. “Pero nosotros no somos pesimistas y sabemos que existe esa demanda de renovación que en algunas empresas productoras es urgente y necesaria. Nos falta que vuelva el crédito de una vez a las empresas y que la economía camine en circunstancias normales. Es ahí donde nuestra empresa puede y debe desarrollar todo nuestro potencial técnico-comercial”.

Claro que no todo queda en palabras bonitas. En los últimos años Maquinser ha realizado inversiones y ha contratado personal muy cualificado para garantizar el futuro de la empresa. Antonio Postigo y Modesto Porto tienen las ideas claras: “Ambos hemos puesto siempre mucha ilusión y esfuerzo en esta empresa, desde el principio, y estamos convencidos de que tenemos que darle continuidad a Maquinaria y Servicios, S. A., para que siga siendo una de las empresas de referencia dentro del sector”.

Empresas o entidades relacionadas

Maquinser, S.A.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS