Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La industria eólica española ha sido un referente a nivel mundial en los últimos años, con empresas líderes en los mercados internacionales

La legislación frena el despegue del sector eólico

Redacción Interempresas24/02/2012

24 de febrero de 2012

La energía eólica es limpia e inagotable y la renovable más madura y desarrollada. Es la tercera fuente de generación eléctrica en España, por detrás del gas y la nuclear. En el año 2011, cubrió el 15,75% de la demanda eléctrica del país. Además, éste es el cuarto país del mundo por potencia eólica instalada, tras Estados Unidos, Alemania y China. Pero el crecimiento exponencial del sector en España se ha visto afectado una vez más por los vaivenes legislativos promulgados en la anterior legislatura y también en la actual, que ponen en riesgo una industria que emplea a unas 30.000 personas. En su momento, el eólico fue uno de los sectores emergentes que ‘tiraron del carro’ de la máquina-herramienta y despertaron la capacidad de sus fabricantes de máquinas para adaptarse a sus exigencias.
foto
Foto: AEE, Asociación Empresarial Eólica.

Según el último ‘Estudio Macroeconómico del Impacto del sector Eólico en España’, publicado por AEE, Asociación Empresarial Eólica, en septiembre de 2012, la fuerte apuesta realizada por la energía eólica en España ha propiciado que se desarrollen ampliamente en el país los diferentes subsectores de la cadena de valor de la industria, que pueden dividirse en cuatro grandes subsectores: promotores de parques eólicos/productores de energía; fabricantes de aerogeneradores; fabricantes de componentes específicos (torres, rodamientos, multiplicadoras, …); y otros servicios asociados al sector eólico: ingeniería y consultoría, servicios financieros, soluciones tecnológicas, etc.

La industria eólica española ha sido un referente a nivel mundial en los últimos años, con empresas líderes en los mercados internacionales. En este sentido, España cuenta con más de 100 centros industriales asociados al sector eólico, de los cuales 18 son fábricas de ensamblaje de aerogeneradores. La fabricación de aerogeneradores y las empresas de suministro de componentes, así como las empresas dedicadas a las actividades de operación y mantenimiento, que surgieron en paralelo al crecimiento la energía eólica, han potenciado el reconocimiento mundial de España como líder en este sector.

Así, cabe destacar la penetración en el mercado norteamericano, donde aproximadamente la cuarta parte de las instalaciones eólicas cuentan con presencia española, ya que la promotora o el fabricante de los aerogeneradores son de nuestro país. Por otro lado, el desarrollo de la potencia instalada en España así como las ventajas que ofrece el país en cuanto a cualificación de trabajadores, desarrollo del mercado eólico, transporte, etc., han tenido un efecto significativo en la atracción de empresas extranjeras relacionadas con el sector eólico que desean instalarse en nuestro territorio.

Este éxito es también palpable en la máquina-herramienta destinada al sector eólico, en concreto a la producción de soluciones para engranajes, ejes, bujes, rodamientos, anillos, etc. Dentro de un amplio rango de aplicaciones específicas destacan los procesos tales como torneado de ejes, fresado y mandrinado de bujes, mecanizado de rodamientos y anillos o equilibrado de discos de freno.

foto
Interior de un aerogenerador. Foto: Sandvik Coromant.
Reoltec pide al Gobierno que se mantenga la apuesta por la I+D eólica

Reoltec, la Plataforma Tecnológica del Sector Eólico coordinada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE), solicita al Gobierno que mantenga un marco claro de apoyo a la I+D+i del sector eólico con el fin de avanzar en su competitividad.

El principal objetivo de la I+D+i del sector es la reducción de los costes de generación de esta fuente energética limpia, autóctona y sostenible, para mejorar su competitividad frente a otras fuentes convencionales de generación. El cumplimiento de este objetivo es fundamental para la reducción progresiva de los incentivos a la eólica y es clave en la optimización de los costes generales del sistema eléctrico. En estos momentos, existen programas de apoyo público a la I+D+i, desde la investigación básica hasta la demostración, a través de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación y del IDAE. Por su parte, las empresas invierten más de 150 millones de euros en I+D+i al año, esfuerzo económico que ha permitido al sector eólico español alcanzar una posición de referencia: España es el cuarto país del mundo en patentes eólicas.

Reoltec recuerda que la excelencia tecnológica es además un elemento diferencial de enorme importancia para competir en los mercados internacionales. En los últimos años, han llegado al mercado nuevas empresas con políticas de precios agresivas, pero con dificultades para competir con el conocimiento tecnológico de industrias eólicas como la española, adquirido a lo largo de sus más de 20 años de vida. Esta es una de las principales claves para el posicionamiento de las empresas en nuevos mercados y se debe mantener a toda costa. Para ello, es fundamental poder contar con apoyos que ayuden a desarrollar las capacidades a lo largo de toda la cadena del sistema ciencia-tecnología-innovación, desde la investigación básica hasta la comercialización de los productos.

Desde los años noventa, se ha creado en España un tejido de I+D+i alrededor de la energía eólica que incluye centros tecnológicos y universidades que se han posicionado entre los más competitivos del entorno europeo. Los investigadores españoles lideran proyectos internacionales de I+D+i con importantes retornos, tanto económicos como de conocimiento, y las inversiones realizadas han permitido dotar a España de la mejor infraestructura de ensayo de aerogeneradores del mundo y situar el país en la vanguardia tecnológica. Para aprovechar el esfuerzo realizado y mantener la posición de liderazgo, es necesario un marco de apoyo estable, con suficientes recursos para la I+D.

Además, Reoltec subraya que el desarrollo tecnológico requiere instalaciones de demostración, ensayo y validación de tecnologías que permitan realizar pruebas de equipos y sistemas. En este sentido, España presenta unas características óptimas, tanto orográficas como de viento, para ensayar diferentes soluciones y configuraciones de aerogeneradores, y cuenta con los códigos de red más exigentes del mundo, lo que nos convierte en un referente en los temas de estabilidad de red y control centralizado. El archipiélago canario presenta además una clara ventaja desde el punto de vista de integración de la eólica en redes y vientos intensos, como los que se dan en muchos de los mercados actualmente emergentes. Los costes de generación con eólica en las islas son menores que con las tecnologías convencionales.

El revés de la moratoria

Pero las empresas fabricantes de aerogeneradores presentes en España no han sufrido pocos reveses en los últimos tiempos, todos a causa de la incertidumbre legislativa. La última, la moratoria prevista en el Real Decreto 1/2012, por la que han alertado que si se prolonga, la industria corre el riesgo de desaparecer del país. Entidades y organizaciones empresariales, como las compañías integradas en el Grupo de Trabajo de fabricantes de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) piden al Gobierno señales de futuro, en forma de un nuevo marco regulatorio estable, que acaben con una incertidumbre que se prolonga ya desde hace más de dos años con la consiguiente caída de la producción, la pérdida de empleo y la deslocalización hacia otros países. Los fabricantes advierten de que la carga de trabajo de la industria apenas llega a la mitad de su capacidad productiva. Dado que los pedidos de aerogeneradores en fábrica se realizan entre 1,5 y dos años antes de que empiece la instalación de un parque y al no haber un marco regulatorio más allá del 31 de diciembre de 2012, en lo que va de año no hay nuevos pedidos de turbinas para el mercado nacional. Esto se suma a que en 2011 los pedidos fueron para menos de 100 MW y los de 2010, para 220 MW, frente a una media superior a 1.500 MW en años anteriores.

Cabe recordar que la industria eólica, que emplea a unas 30.000 personas, ha perdido más de diez mil puestos de trabajo en los últimos años como consecuencia de esta incertidumbre. Advierte que su situación ya es insostenible y pide al Gobierno que tenga en cuenta a la hora de regular que la eólica ha creado a su alrededor un tejido industrial con empresas en toda la cadena de suministro —de los grandes fabricantes a los pequeños proveedores—, exporta tecnología por más de 2.000 millones de euros anuales, invierte en I+D unos 150 millones al año y ha situado a España como el cuarto país del mundo en patentes eólicas.

foto
Foto: Ubifrance.

La oportunidad de la eólica marina

Una oportunidad de 140.000 millones de euros… Si se cumplen las previsiones del sector –y todo parece indicar que así será–, dentro de ocho años, la Unión Europea tendrá 40.000 megavatios eólicos marinos instalados frente a sus costas, lo cual pasa necesariamente por una inversión de unos 140.000 millones de euros. Pues bien, el Clúster Marítimo Español cree que la industria nacional debe aprovechar sus ventajas competitivas –una gran experiencia internacional en el sector naval y un enorme prestigio en el sector eólico (terrestre)– para hacerse con buena parte de ese pastel que está cociéndose en los mares del norte del Viejo Continente. Ello podría suponer, según el clúster, la creación de hasta 10.000 empleos en los próximos ocho años. Hasta 10.000, aunque no se instalase un solo megavatio frente a las costas españolas.

Ésa es la principal conclusión del informe ‘Oportunidades de negocio de la energía eólica marina en el sector marítimo español’, un estudio que cifra en 10.000 los empleos que podría generar la eólica marina europea en España, cifra que “podría incrementarse sustancialmente a partir del año 2020 por el previsible mayor impulso a la eólica marina española”. El estudio –más de 130 páginas– lo presentó Clúster Marítimo Español, una organización que integra a “las industrias, los servicios y las actividades económicas de nuestro país relacionadas con la mar” y entre cuyos socios se encuentran, entre otros, Acciona, Gamesa, Iberdrola, Ingeteam, Navantia, Sener, Grupo Santander, la Confederación Española de Pesca, Puertos del Estado (Ministerio de Fomento), Gerencia del Sector Naval (Ministerio de Industria), el Instituto Español de Oceanografía (Ministerio de Economía y Competitividad) y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS