Ruukki participa en un proyecto de I+D en Suecia para reciclar el vanadio de las acerías

11/01/2012

11 de enero de 2012

La empresa siderúrgica Ruukki forma parte del equipo de trabajo liderado por el centro de investigación sueco Swerea Mefos, en colaboración con otra siderúrgica y LKAB, que ha dado lugar a una nueva técnica para reciclar el vanadio de las acerías. El trabajo de investigación denominado ViLD (vanadium in LD slag), se ha desarrollado en Lulea, en el norte de Suecia, y ha permitido desarrollar un simple pero ingenioso método para separar el vanadio de las escorias de producción de acero, un proyecto por el que ha recibido el Premio a la Inspiración 2011 de la Asociación de Industrias Suecas del Reciclado.

foto

Actualmente, alrededor de 200.000 toneladas de escorias de las acerías de acero se almacenan cada año en Suecia. El vanadio se encuentra en el mineral de hierro y se transfiere a las escorias durante el proceso de producción de acero. Hasta ahora las posibilidades de reciclar las escorias han sido muy limitadas, pero la investigación desarrollada por Swerea Mefos, en cooperación con el consorcio, ha dado lugar a una tecnología mediante la cual las escorias pueden ser recicladas y se puede recuperar el vanadio para usarlo en nuevos productos. El precio del vanadio ronda los 22 euros el kilo y, entre otras cosas, es usado como aditivo en las aleaciones de acero y titanio.

El método permite obtener un producto rico en vanadio que puede ser usado en la industria del acero para utillajes y convertidores catalíticos, por ejemplo, mientras que los restos de productos calcáreos de las escorias se pueden asimismo utilizar como materia prima en la industria del cemento y de la construcción.

Ruukki forma parte del consorcio de investigación y ha realizado estudios para apoyar el proceso. La compañía siderúrgica se ha centrado en el estudio de la mineralogía de las escorias de acería, el comportamiento del vanadio en dichas escorias y ha experimentado en el proceso de acería para enriquecer el vanadio. Hasta la fecha se trata de un proyecto piloto, pero durante el año 2012 los investigadores lo adaptarán a operaciones comerciales.

Cada 5.000 toneladas de vanadio reciclado con la nueva técnica podrá reemplazar la extracción de aproximadamente 500.000 toneladas de mineral de hierro en Sudáfrica, que contiene este mineral, y resulta un proceso muy intensivo en energía. Además, la técnica permitirá eliminar unas 100.000 toneladas de caliza y permitirá reducir los desechos de escorias en 200.000 toneladas anuales.

El proyecto ha sido financiado en parte por Mistra, la fundación sueca para la investigación ambiental estratégica y por Jernkontoret, asociación de productores suecos de acero, dentro de un programa de investigación ambiental.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS