La gran capacidad de innovación y las buenas perspectivas para 2015 se pusieron de manifiesto

La EMO fue un espejo de la realidad, pero alimentó la esperanza

Ibon Linacisoro10/11/2011

10 de noviembre de 2011

La pasada edición de la EMO (septiembre 2011), como ocurre siempre con las grandes ferias, dejó todo tipo de sabores. Si algo se puede destacar es la presencia de los expositores españoles, que definitivamente han apostado por proyectar una imagen acorde con sus calidades. Por otro lado, hubo gente muy satisfecha y gente muy insatisfecha, pero hubo también muchos grises, además del blanco y del negro. Es decir, ni el mundo civilizado va a desaparecer, ni se están vendiendo máquinas con alegría. Las que se expusieron, eso sí, pusieron de manifiesto la capacidad del sector para innovar, presentar conceptos probados y rentables. Algunos hablan de carteras de pedidos llenas y capacidades de producción completas, otros no tanto, pero la oferta está ahí. Sólo falta el atrevimiento para invertir.

Para lo que sirve una feria de las magnitudes de la EMO es, por un lado, como es lógico, para estar al día de las últimas novedades del sector, pero sin duda también para palpar los ánimos, ver si hay un futuro o si, definitivamente, tal y como parece a tenor de las informaciones macroeconómicas diarias, el mundo se hunde. El de la máquina-herramienta, en la EMO, demostró ser un sector vivo, con ganas de vivir y con un buen futuro por delante. Según un estudio presentado durante la feria por la asociación alemana VDW (asociación alemana de fabricantes de máquina-herramienta) y el experto en auditoría y consultoría PwC, gracias sobre todo a los países emergentes el volumen de mercado para Europa Occidental, EE UU y los países BRIC en 2015 ascenderá a 68.000 millones de euros, más del doble que en 2010. Más de la mitad del crecimiento esperado se producirá en China. La demanda cada vez mayor de máquinas de alta tecnología también está aumentando en los países emergentes. En China, por ejemplo, el volumen de mercado de este segmento se incrementará de los 3.600 millones de euros en 2010 a un total de 10.000 millones en 2015. Los fabricantes alemanes se podrán aprovechar de esta tendencia. En el segmento de alta tecnología, las actuales ventas de 1.000 millones de euros podrían ascender a 2.600 millones en 2015. En 2010, los fabricantes alemanes vendieron en China 1.500 millones de euros, convirtiéndose así en su segundo mercado, tras su propio mercado nacional, donde vende 2.100 millones de euros. En el caso de los fabricantes españoles de máquina-herramienta, la situación es la misma. Alemania es nuestro principal comprador (82,21 millones de euros en 2010), seguido de China (53,83 millones de euros).

Capacidad de innovación

Además de este sentir subjetivo, pero sustentado sobre datos objetivos, sobre la situación del sector, los 140.000 visitantes pudieron ver por dónde va la tecnología.

foto
Piezas complejas en máquinas sofisticadas, el futuro de muchas empresas.

Los fabricantes de máquinas-herramienta están centrando su oferta más reciente en el trabajo completo de piezas para reducir los tiempos de puesta en el mercado. El segmento más avanzado en el mecanizado de piezas con un corte geométrico determinado lo marcan hoy en día los centros de mecanizado de cinco ejes, equipados con tecnologías para tornear o hacer engranajes. Hay una clara tendencia a la integración de más procesos en el campo del arranque de viruta con un filo geométricamente no definido para el mecanizado fino de superficies. La conexión con sistemas de flujos de material y de manipulación, así como tareas de metrología también están disponibles, dependiendo de las exigencias a la producción de que se trate en cada momento. Con el fin de ofrecer más procesos de fabricación en una máquina, los fabricantes de máquinas-herramienta están creando alianzas que permiten proporcionar sus respectivas especialidades en un entorno de fabricación diferente.

foto
  El diseño y tecnología españoles destacaron especialmente en esta edición de la EMO.

Integración de procesos de fabricación

Una única solución ofrecida conjuntamente por dos expositores para fabricar piezas de engranajes demuestra que algunos procesos de fabricación se pueden combinar razonablemente. En la primera parte de la máquina se realizan las superficies de referencia mediante torneado rotatorio, con la opción de torneado de exteriores, interiores y refrentado de los componentes blandos o ya endurecidos del engranaje con mucha rugosidad (Rz = 1 µm). Mediante un sistema integrado de manipulación de la pieza, se gira la pieza y se transporta a la segunda parte de la máquina, donde se realiza el rectificado de los engranajes.

Por otro lado, el láser se está aceptando cada vez más como instrumento de fabricación. En los campos en los que hasta ahora sólo se podían mecanizar los materiales cerámicos de gran dureza mediante rectificado, se pueden integrar hoy sistemas de láser. Un expositor de tornos utiliza el láser para el mecanizado exterior híbrido de cerámicas de nitruro de silicio. La energía del rayo láser frente al corte reduce el punto de fusión del material, con lo cual se hacen posibles operaciones de torneado con herramientas de diamante.

El láser da otras posibilidades como el endurecimiento de materiales metálicos, la adición de partículas de material duro o microestructurar secciones de componentes. Si se utilizan partículas de metal duro se recurre al tungsteno o carburo de titanio, que mejoran notablemente la resistencia al desgaste gracias a sus propiedades cerámicas y especialmente a su gran dureza. El mecanizado de interiores está actualmente en fase de desarrollo.

En los centros de mecanizado los sistemas láser pueden usarse de forma simultánea con métodos convencionales de arranque, para así proporcionar a las superficies de las piezas microestructuras en un proceso de 5 ejes. Una empresa mostró en la EMO, como ejemplo, la incorporación de una superficie rugosa en un molde.

Un fabricante presentó una fresadora con plataforma para maniobras destinada a la fabricación de grandes piezas, en las que hay que realizar diferentes tipos de proceso. Presenta rápidos movimientos de hasta 40 m/min que reducen los tiempos especialmente cuando hay muchos cambios de posición y de herramienta.

foto
  La industria aeroespacial, un gran cliente de la máquina-herramienta.

Para materiales difíciles de mecanizar, como aleaciones de níquel y titanio para la industria aeroespacial, un expositor mostró un centro de mecanizado que tiene una presión de lubricante refrigerador hasta 150 bares. Esto significa que se pueden mecanizar más eficientemente grandes volúmenes, en los cuales buena parte de la potencia aportada se convierte en energía térmica. Incorpora una mesa redonda que permite diámetros de pieza hasta 1.200 mm, para piezas con rotación asimétrica y cúbicas.

Si el límite de las revoluciones por minuto de mesas giratorias estaba hasta ahora en 1.000 rpm, un expositor mostró un sistema que ampliaba este límite a 2.000 rpm.

La BIEMH en la EMO

Como suele ser habitual, los organizadores de la feria española, la BIEMH, aprovecharon la cita en Hannover para promocionar la próxima edición del salón, que tendrá lugar en Bilbao del 28 de mayo al 2 de junio de 2012. La presentación de la feria corrió a cargo de Mari Carmen Gorostiza, nueva directora del certamen, quien expuso los principales datos sobre la feria española. También intervino Koldo Arandia, en calidad de presidente de AFM, entidad coorganizadora de la feria, quien hizo una defensa de la máquina-herramienta como la tecnología que está en el origen de todo y expuso los principales datos que definen a nuestra industria.

foto
  Mari Carmen Gorostiza, directora de la BIEMH, y Koldo Arandia, presidente de AFM, en la presentación de Hannover.

Diseño

Las típicas máquinas verdes que llenaban antes las fábricas ya no se ven en la EMO. Esto es válido en términos generales pero especialmente llamativo, al menos para nuestro mercado, en las máquinas españolas, que han apostado por vestir su elevada tecnología con un diseño que no le vaya a la zaga. Dominaron en la EMO las máquinas con mucho trabajo desde el punto de vista del diseño y se puso de manifiesto que esto está relacionado con la ergonomía. A juzgar por esta tendencia clara, el diseño cuenta también como argumento de venta y ha sabido demostrar que no se hace en vano sino que suele estar ligado a ergonomía y eficiencia. Además, según dicen los expertos, el diseño subraya las prestaciones de la máquina y aumenta el orgullo del que la posee y del que la utiliza.

Eficiencia energética

La obsesión por introducir la palabra ‘sostenibilidad’ en el discurso también se pudo intuir durante la feria. Realmente, la verdadera tendencia está en torno a la eficiencia, ese término que ambiguamente se traduce del inglés y que viene a referirse a la eficiencia energética, es decir, al consumo optimizado y ajustado de energía por parte de las máquinas y de los procesos en su totalidad. Si hasta hace no mucho se hacía especial hincapié en el ahorro de energía en lo referente a los componentes de las máquinas, ahora se valora esta eficiencia en la totalidad de un proceso. De forma paralela a los dispositivos hidráulicos, se pueden obtener también componentes eléctricos e incluso máquinas sin sistemas hidráulicos. En combinación con accionamientos regenerativos con un alto rendimiento, rodamientos de baja fricción y motores adaptativos se puede reducir mucho el consumo de energía.

foto
  La EMO es una buena oportunidad para ver piezas y montajes sorprendentes.

Deformación

En el sector de la deformación se vio que los accionamientos hidráulicos pueden ser sustituidos, al menos parcialmente, por los eléctricos. Se pudo ver por ejemplo alguna prensa servomecánica de estas características. Mediante los motores eléctricos se logran velocidades de deformación más elevadas y un mejor aprovechamiento del potencial del material.

Hay procesos que no son nuevos, pero que se van generalizando entre las máquinas. Por ejemplo, en cuanto al corte de chapa, se observó que las máquinas de corte por láser cuentan ya con láser fibra. Se pudo ver una máquina en la que además de aceros se pueden cortar materiales no férricos, como cobre, latón y titanio. Mediante motores lineales se consiguen velocidades de posicionamiento hasta 240 m/min. En el corte por láser de chapas de acero inoxidable de 1 mm de espesor se pueden lograr velocidades de corte hasta 60 m/min. La incorporación del láser fibra permite evitar tener que recurrir a sistemas ópticos caros para la conducción del rayo, a la vez que se reduce el espacio necesario.

Principales países por número de expositores

Alemania819
Italia261
Taiwán155
Suiza130
China97
Japón75
España64
Estados Unidos57
Corea41

Junto a los datos fríos de número de expositores es interesante también el tamaño de los stands, que en cierta medida determina el interés de cada uno por su presencia en el mercado internacional. Destacan los stands japoneses, con una media de 258 m2 por stand, y los coreanos, cuya media de metros cuadrados asciende a 130. Muy bien posicionados estuvieron los stands españoles, con una media de 106 m2, por encima incluso de Alemania (media de 92 m2), Italia (70 m2) o China (39 m2).

Herramientas

En la oferta de los proveedores de herramientas se observó cómo están respondiendo al uso por parte del sector de materiales estables, anticorrosivos y que tengan una larga vida útil. También hay oferta para composites, compuestos de fibras, PRFV o CFRP.

Como reacción al aumento de precios de metal duro la mayoría de los suministradores ofrecen cuerpos que incorporan cabezas basados en metal duro. Los sistemas de herramientas con sistema de cambio de la cabeza de la herramienta pueden ser una alternativa a las herramientas fabricadas en su totalidad con metal duro si esto no supone ningún problema en el trabajo de mecanizado concreto que se tiene delante. La tendencia hacia herramientas modulares puede ofrecer también mejoras en la productividad ya que el uso de una cabeza adecuada en cada mecanizado mejora las condiciones generales del proceso.

Aumentar la seguridad de procesos y reducir los tiempos de cambio son también algunas de las obsesiones de este sector de la fabricación de herramientas.

Crecer gracias a la internacionalización

Tampoco sorprendió en la EMO la constante mención a los países integrados en lo que ya se conocen como BRIC, es decir Brasil, Rusia, India y China. Sin embargo, al menos como apreciación subjetiva, se vieron menos asiáticos por los pasillos que en otras ocasiones. Desde el punto de vista de los expositores asiáticos destacaron Taiwán (155 expositores), China (97), Corea (48) e India (28). Como referencia, es interesante compararlo con los 819 alemanes, 261 italianos, 130 suizos, 75 japoneses y 65 españoles.

India demostró que cuenta con fabricantes cada vez más interesantes, especialmente de máquinas para la producción automatizada de componentes de vehículos pequeños y de dos ruedas. La oferta china se dirige principalmente a los segmentos medio y bajo, aunque se observa un progreso en este sentido e incluso se ha dejado entrever la posibilidad de que algún fabricante de grandes dimensiones busque posibilidades como joint ventures con fabricantes occidentales para obtener un mayor conocimiento tecnológico.

Este artículo contiene información del informe sobre la EMO proporcionado a Interempresas por la asociación VDW y escrito por Dominik Brouwer (Institut für Fertigungstechnik und Werkzeugmaschinen, Leibniz Universität Hannover) y por Christian Machai (Institut für Spanende Fertigung, Technische Universität Dortmund).

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS