Posicionamos su web SEO / SEM
Mecanizado positivo

Godrej, el mayor centro de producción privado de la India escoge las máquinas Haas

Matt Bailey09/11/2011

9 de noviembre de 2011

Quedan pocos conglomerados de empresas en el mundo que tengan tanto éxito en tantos mercados diferentes como Godrej. Desde sus orígenes humildes a finales del siglo XIX, el hoy prestigioso grupo empresarial afincado en Bombay (India), con su ubicuo logotipo tricolor, representa probablemente una de las marcas más conocidas del subcontinente indio, que abarca desde productos de ingeniería hasta jabones vegetales, pasando por neveras.

La mayoría de los más de diez mil empleados de Godrej trabajan en su grandiosa sede central de Bombay. Se trata de un verdadero campus que alberga gran parte de la variopinta actividad fabril de la marca, un lugar más parecido a un barrio periférico y perfectamente mantenido de la segunda ciudad más poblada del país que a la sede de una gran empresa. A lo largo de sus calles anchas se levantan los edificios de las diversas fábricas, dedicadas a los distintos productos o servicios de ingeniería. Algunos son grises construcciones de cemento de tres o cuatro pisos. Hay uno o dos hangares colosales, de treinta metros de alto y con unas puertas enormes por las que entraría un zepelín.

En una zona especialmente cuidada del campus se halla la sala de exposición, con la fachada cubierta de cristales, donde los visitantes pueden ver muestras de todos los productos domésticos y de tamaño pequeño que se fabrican aquí. Además de reproductores de DVD, lavadoras, microondas y mesas de cocina, hay cámaras acorazadas, máquinas de vending, sillas de oficina y hasta camas de hospital. Los productos que no se pueden exponer o que no caben en la sala —alimento para animales, aceites alimentarios, satélites, el mayor radiotelescopio de la India y componentes para el programa espacial del país— están representados de manera gráfica o en forma de minuciosas maquetas. Es tal la variedad, que abruma.

foto
Algunas de las otras máquinas Haas de Godrej se utilizan en la división de cerraduras, donde se trabaja las 24 horas del día.

Nuestro anfitrión es D. K. Sharma, vicepresidente de la división de mecanizado de Godrej & Boyce Mfg Co Ltd. “Godrej es conocida en muchos sectores”, dice. “Para nosotros, es fundamental elegir bien a nuestros proveedores tecnológicos. Tenemos varias máquinas herramienta CNC de Haas, que, me alegra poder decir, nos dan versatilidad, fiabilidad y un muy buen resultado”.

Dando un breve paseo desde la sala de exposición, se llega al taller de mecanizado del conglomerado empresarial, donde producen las matrices y los moldes que sirven para fabricar innumerables piezas de aluminio fundido para su amplio abanico de productos. Godrej tiene dieciocho máquinas herramienta CNC de Haas CNC, cinco de las cuales se usan en el departamento de mecanizado, que supervisa S. M. Nayak, director general de los servicios de ingeniería.

“Empleamos tres de los centros de mecanizado vertical de Haas para producir los electrodos de las máquinas de electroerosión”, dice. “Los otros dos, modelos VF-3, sirven para fabricar moldes y matrices normales de acero”.

Los electrodos de forma para máquinas de electroerosión (o mecanizado por descarga eléctrica) realizan una marca o cavidad en la pieza mecanizada. Unas piezas sujetan los electrodos de carburo de tungsteno, mecanizados con gran precisión, para garantizar un grado elevado de exactitud y repetibilidad. Este proceso suele emplearse cuando el acabado de la superficie de un componente y las dimensiones de motivos intrincados son cruciales, para lo que los propios electrodos deben estar mecanizados con mucho detalle.

“Por la complejidad de los electrodos y la precisión que necesitábamos, al principio pensamos que tendríamos que comprar máquinas europeas o japonesas de gama alta, que son más caras”, cuenta Nayak, “pero entonces descubrimos los productos de Haas. No nos podíamos creer el buen rendimiento que ofrecían. Normalmente conseguimos tolerancias de diez micras sin ningún problema”.

foto
Las máquinas VF-2 tienen dos mesas rotativas en cada mesa, con distintos tipos de utillaje para albergar una gran variedad de formas y tamaños de pieza.

Algunas de las otras máquinas Haas de Godrej se utilizan en la división de cerraduras, donde se trabaja las 24 horas del día para producir una gama de productos que la empresa lleva fabricando de una forma u otra desde que se fundó hace 114 años. Esta división usa cuatro Haas VF-2, dos VF-2SS Super-speed y dos tornos SL-10 para fabricar cerraduras de cilindro de latón y acero inoxidable. Las tolerancias que manejan están entre las 20 y las 50 micras, en lotes de 200 a 1.000 unidades por turno, según el componente que se esté mecanizando. Las máquinas VF-2 tienen dos mesas rotativas en cada mesa, con distintos tipos de utillaje para albergar una gran variedad de formas y tamaños de pieza.

“Escogimos a Haas sencillamente porque sus equipos son de los mejores: máquinas herramienta CNC de calidad que son rentables, fiables y fáciles de manejar”, añade Nayak.

En el departamento de sistemas de ingeniería de precisión (PES), se usan centros de mecanizado Haas VF-3 para fabricar componentes fundamentales, como anillos del estator, bujes, brazos del soporte y rotores de disco para aerogeneradores, una de las últimas actividades que Godrej ha incorporado a su oferta y que más está creciendo en la actualidad.

“Las máquinas Haas son fiables, fáciles de usar y flexibles”, señala S. M. Nayak. “Ya estamos entre un 65 y un 70% del tiempo de corte, y siempre buscamos maneras de ser más eficientes. También estamos aumentando la capacidad”, agrega. “A finales de este año encargaremos dos máquinas Haas VF-8 más para el departamento de mecanizado, y una para la división de equipos de manipulación de material”.

foto
En el departamento de sistemas de ingeniería de precisión (PES), se usan centros de mecanizado Haas VF-3 para fabricar componentes fundamentales.

Los fundadores y los máximos directivos de Godrej saben que el futuro de la empresa pasa por que la situación de las clases más desfavorecidas de su país mejore. La dificultad radica en hacer lo correcto en vez de lo más conveniente, pero sin sacrificar las oportunidades de negocio. El hecho de que Godrej sea una empresa privada le da la libertad de tomar la decisión más oportuna.

“Nuestra empresa da mucho apoyo social a sus trabajadores y a las familias de estos”, apunta D. K. Sharma. “En el campus de Bombay, tenemos una escuela y un hospital con ciento diez camas y una unidad de cuidados intensivos totalmente equipada. La empresa también proporciona el alojamiento de los empleados –de los operarios a los directivos– y hay incluso un club de campo en lo alto de una colina”.

“El futuro de nuestro país depende de los conocimientos y de la capacidad de aprendizaje de la joven India”, concluye Sharma. “El 25% de las acciones de la empresa pertenece a la Pirojsha Godrej Foundation Trust, una fundación que proporciona escolarización, tratamiento médico, educación y ayuda a los damnificados por catástrofes”.

Gracias a las inversiones, el trabajo de innovación incesante y la filantropía de Godrej, el grupo empresarial desempeñará una función primordial en el desarrollo socioeconómico e industrial de la India durante al menos otros cien años.

Empresas o entidades relacionadas

Haas Automation Europe

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS