Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Sólo exigimos que se invierta en los sectores productivos que generan riqueza, bienestar y empleo para el país”

Entrevista a Estanislau Grau, presidente de Femel

David Pozo14/10/2011
14 de octubre de 2011
Cuando aún suenan los ecos de la última edición de Fira Sant Miquel, Interempresas se ha puesto en contacto con una de las principales organizaciones empresariales de la provincia ilerdense, escenario de dicha cita agrícola. Estanislau Grau, presidente de la Federació d’Empresaris Metal·lúrgics de la provincia de Lleida (Femel) ha dejado claro el peso de fabricantes, comercializadores y reparadores de maquinaria agrícola no sólo en la federación, sino en la propia región, caracterizada por su “considerable aporte de actividad primaria”.
foto
Foto 1:Estanislau Grau, presidente de Femel

¿Cuáles son los principales sectores para los que trabajan actualmente las empresas vinculadas a Femel?

La patronal metalúrgica ilerdense reúne a las sectoriales de la reparación y venta de automóviles; de transformados metálicos; de fabricación, reparación y venta de maquinaria agrícola; y a los instaladores de agua, gas, electricidad, y energías renovables.

Es reseñable que un sector como el de la construcción tiene un peso considerable en aquellas empresas vinculadas al metal, ya que aportan componentes y servicios imprescindibles en el desarrollo de su actividad.

¿Qué porcentaje representa para Femel el sector de maquinaria agrícola?

Hablar de porcentajes resulta complicado al manejar diversos datos: número de empresas, trabajadores afectos, facturación, etcétera. Pero es destacable que las empresas fabricantes, vendedoras y reparadoras de maquinaria agrícola tienen un peso muy importante en nuestra federación.

Lleida es una provincia con un aporte de actividad primaria considerable. De esta forma, encontramos que los exportadores de maquinaria agrícola de Cataluña tienen su sede en Lleida, de la misma forma que lo tiene la fundación estatal de investigación, desarrollo e innovación, Maqcentre, cuyo presidente es un miembro activo de Femel.

¿De qué forma se ha implicado Femel en la organización de una cita tan crucial como la Fira Sant Miquel?

Femel está presente en los órganos directivos de Fira de Lleida. De esta forma podemos incidir en aspectos que atañen a las ferias sectoriales de nuestros gremios afiliados y estamos implicados en las múltiples ferias de la segunda organizadora de eventos feriales de Cataluña.

Por lo que respecta a la Fira de Sant Miquel, constatar que la participación de los sectores que representamos ha incrementado en la presente edición, tal y como ya lo hizo en la pasada.

¿Hasta qué punto es importante una cita como Sant Miquel para el sector en la provincia?

Una feria resulta de utilidad cuando consigue casar las expectativas de los expositores con la de los visitantes. Sant Miquel, en este sentido, se muestra como uno de los certámenes más consolidados en número de expositores y visitantes.

Con las cifras en la mano, y teniendo en cuenta la situación de estancamiento del sector, ¿qué importancia tiene para ustedes el mercado de tractores?

Los tractores son una especialización dentro del sector de la maquinaria agrícola y para la federación del metal son tan importantes como cualquier otro de los subsectores que componen el gremio. Cualquier conjunto de empresas y empresarios que se unen para defender mejor sus intereses son importantísimos para Femel.

Nuestra federación no tiene mayor razón de ser que la de actuar como lobby para defender mejor a nuestro sector y subsectores. Dicho esto, es obvio que el mercado de tractores es un referente en nuestra provincia y merece una atención especial por parte de su gran patronal.

foto

Foto 2: Desde Femel destacan que la maquinaria agrícola, y en especial el sector tractorista, tiene una gran importancia en la región, donde la actividad primaria es clave para la economía de la zona. En la imagen, un tractor comercializado por una empresa ilerdense.

La fabricación de maquinaria, y en este caso también de la agrícola, ¿es cada vez más llave en mano?

Ante la dificultad de los mercados, los fabricantes de cualquier actividad y sector, incluido el de la maquinaria agrícola, están abiertos a cualquier petición y exigencia de sus clientes actuales y potenciales.

Sin duda una opción de competitividad es ofrecer productos personalizados y específicos para las necesidades individuales de cada cliente. Pero no es menos cierto que la fabricación en serie de maquinaria con una I+D importante también es una forma de lograr la excelencia y conseguir los favores del mercado.

¿Disponen de cifras sobre el porcentaje de empresas que han tenido que cerrar o cambiar su tipo de producción a causa de la crisis en los últimos años?

La verdad es que no manejamos estos datos. Desgraciadamente hemos de reconocer la existencia de dificultades en el sector y el cierre de empresas. Dicho esto, nuestra federación lucha por influir en los estamentos responsables y que las dificultades sean menores para nuestras empresas. En consecuencia, se han dado pequeños cambios en la normativa y los criterios de las administraciones a las que tenemos acceso.

¿Qué papeles juegan en periodos de crisis las labores como el mantenimiento, la reparación o el ‘retrofiting’?

Ante la aparición de dificultades en la comercialización, una de las posibles alternativas es maximizar nuestro servicio posventa. Nuestras empresas han mejorado, si cabe, la atención a sus clientes con la oferta de nuevos y mejores servicios de mantenimiento y reparación. La menor caída en la facturación de la posventa ayuda, en este caso, a mejorar la cuenta de explotación integrada.
foto

Foto 3:Ante la coyuntura económica actual, la fabricación en serie de maquinaria con una I+D importante, así como la oferta de equipos personalizados redunda en una mayor competitividad, tal y como destacan desde Femel.

¿Qué reclaman y qué papel deben jugar las administraciones en un periodo tan complicado como el actual?

Que no perjudiquen a la economía real. No pedimos ayudas que no reviertan en beneficios para el conjunto de la sociedad. No pedimos subsidios, ni dádivas ni prebendas. Sólo exigimos que se invierta en los sectores productivos que generan riqueza, bienestar y empleo para el país.

¿La financiación es el principal escollo con el que se encuentran las empresas? ¿Qué parte de culpa tiene la administración?

Este es un tema especialmente preocupante. Día a día, empeora la financiación de las empresas. Los empresarios no sabemos la responsabilidad que la administración tiene sobre la falta de crédito, pero ante la falta de liquidez se paraliza la inversión y se restringe la actividad. Como consecuencia, crece el desempleo y el gasto público y disminuye la recaudación. Esto nos lleva a que el Estado requiera de mayor endeudamiento para financiar su actividad pública y para ello consume recursos financieros que se alejan de la economía productiva.

Desconocemos la responsabilidad de la administración ante la falta de crédito, pero constatamos que el empeoramiento de la liquidez empresarial sólo trae miseria al país y a sus ciudadanos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS