Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Para elegir el material más adecuado para una pieza de recambio es crucial conocer sus propiedades

Seleccionar los metales para aumentar la competitividad del subcontratista de la industria pesada (I)

Håkan Engström, Key Account Manager, EMEA, de Toolox 18/04/2011

18 de abril de 2011

Puesto que más a menudo trabajan como subcontratistas de las grandes empresas, los talleres de mecanizado deben ser cada día más competitivos y ofrecer un alto nivel de servicio con precios cada vez más bajos. La nueva situación económica en España en los últimos años ha hecho que la situación sea aún más difícil. Y la forma típica de trabajar ha sido principalmente reactiva a las demandas específicas de los usuarios finales. Pero se ha demostrado que este modo de trabajar es menos efectivo que antes. Si el taller ofrece únicamente lo que el cliente especifica entrará en una competencia de precios con alguna otra empresa que tenga las mismas especificaciones. Además, hay que tener encuenta que, especialmente para pedidos de series donde el tiempo de entrega no es crucial, este competidor puede encontrarse, cada vez más a menudo, en un país de bajo coste fuera de España.

El taller, si en vez de ofrecer lo que el cliente ha pedido, le puede ofrecer una solución mejor, no sólo tendrá menos competencia sino que se convertirá en un proveedor importante y valioso para el futuro. Una manera de ofrecer estas soluciones de valor añadido es utilizando materiales modernos de manera inteligente. Y un tipo de los clientes interesantes son empresas en las que el equipo necesita funcionar sin interrupción.

A continuación trataré de explicar, en una serie de artículos, el por qué de esta importancia y dar a la vez ejemplos de cómo, introduciendo el acero Toolox, se han obtenido grandes beneficios.

foto
Piezas de desgaste de una planta de laminación durante la instalación.

Mantenimiento en la industria de procesos

Interesante es buscar todo tipo de empresas en las que el equipo necesita funcionar todo el tiempo sin interrupción. Esto puede ser la industria pesada, no sólo fábricas de cemento, plantas de acero, sino también empresas de reciclaje y las fábricas de automóviles. El equipo se detiene en determinados intervalos previamente decidido por el cambio de piezas de repuesto. Muy importante es que las piezas de repuesto no fallan entre estas paradas planificadas como le dará enormes pérdidas. El suministro de piezas de repuesto para las industrias tales tiene una serie de beneficios para un taller mecánico.

  • Es un mercado seguro también cuando la actividad económica general no es tan alto. Como cuestión de hecho, la demanda de piezas de repuesto crece a medida que nuevas máquinas no se compran. En cambio las viejas máquinas se reparan con más frecuencia
  • El precio de las partes tiene una importancia muy pequeña para las empresas. Si se pueden obtener mejoras, estos tienen un gran valor económico altos precios se pueden pagar de las partes
  • Las piezas originales de los equipos es a menudo bastante caros, también si los materiales en las partes no es algo especial. Una parte tanto mejor y más barato se puede ofrecer
  • A veces las piezas de repuesto deben entregarse con bastante urgencia. Dando grandes ventajas para un taller cerca de confianza para el cliente final
foto
Pieza de desgaste durante el mecanizado.

En las imágenes puede verse una parte clásica de repuesto para la industria de proceso. Es una placa de desgaste utilizada en el tren de laminación de una fábrica de acero. Durante la fabricación del acero, los rodillos de grandes dimensiones se mueven con el contacto de las placas de desgaste. En este caso, es necesario utilizar materiales de alta resistencia, con tolerancias muy estrictas de la geometría después del mecanizado. La corrosión también es un problema puesto que el aceite y el agua están en constante contacto con las superficies de la placa de desgaste. Por ello, se eligió acero Toolox 44 para las placas y, posteriormente, se realizó un tratamiento de superficie Corr-I-Dur a fin de obtener una superficie muy resistente al desgaste y la corrosión. Una solución mucho más rentable y práctica que la utilizada anteriormente, donde el cliente utilizaba piezas bimetálicas importados muy caros.

foto
Pieza de desgaste mecanizado.

La industria de procesos suele tener un especificación de todas las piezas de repuesto, indicando además la geometría y el material que deben utilizarse. La geometría puede ser difícil de cambiar pero los materiales utilizados muy a menudo representan a la vieja tecnología. Así que es posible aplicar mejoras en este campo.

Como estrategia para el taller, es importante encontrar a la persona que puede decidir sobre los cambios de dichas soluciones y generalmente no pertenece al departamento de compras sino que se trata de alguien que trabaja en el mantenimiento o en la producción. Esta persona sabrá cuando las piezas de repuesto es necesario fabricar, qué materiales se especifican hoy en día y, más importante, entender las exigencias requeridas en la pieza de recambio.

Este último punto es fundamental y la clave del éxito. Si se entiende cómo funciona se podrá seleccionar el material adecuado. La demanda de la pieza se puede comparar con las propiedades del material. Por ello, es necesario conocer las propiedades de los materiales más importantes.

Para los metales, las siguientes propiedades son, generalmente, las más importantes en aplicaciones mecánicas:

- Dureza: la dureza del metal define la resistencia de la superficie de desgaste. Una menor dureza supone un desgaste más rápido y una vida más corta. La dureza se puede encontrar con diferentes valores (HB, HV, HRC); diferentes valores para una misma propiedad. La dureza es una propiedad importante, pero a menudo sobreestimado ya que el desgaste es un proceso lento que puede ser controlado

- Resistencia a la deformación permanente (limite elástico): durante el uso, diferentes fuerzas actúan sobre la pieza. Si la resistencia del metal es demasiado baja se deforma y, posiblemente, no funciona más. La deformación puede ser en toda la pieza o simplemente en la superficie. La resistencia se mide en kilos o, más correctamente, en MPa. Afortunadamente, si esta resistencia es baja, ello se detecta durante las pruebas de los equipos y no durante el uso.

- Resistencia a las grietas (resiliencia): en realidad, quizá es la propiedad más importante de una pieza de metal puesto que una parte agrietada hará que el equipo no sea útil. Las grietas también se pueden desarrollar con el tiempo (grietas de fatiga) siendo difícil de estimar o controlar.

- Aptitud para la soldadura de piezas: a menudo es necesario reparar la pieza de repuesto con soldadura durante el uso. El riesgo de grietas de soldadura se mide a través del parámetro de carbono equivalente y se compara el contenido de la aleación entre metales diferentes. Por ejemplo, un contenido de carbono y aleaciones hace que la soldadura sea más peligrosa.

foto
Pieza de desgaste terminada con recubrimiento Corr-I-Dur.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

FerroformaExponor EmafFITMAQProfei, S.L. (Polusólidos)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS