Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
La Asociación Técnica Española de Galvanización presenta su visión de futuro en su asamblea general de miembros

Situación actual y futura de la galvanización en España

Javier Sabadell, Secretario General de Ateg, Asociación Técnica Española de Galvanización18/02/2011

18 de febrero de 2011

En sus últimos 15 años de existencia, Ateg ha empleado y destinado una cantidad muy importante de recursos tanto económicos como personales para fomentar el empleo del acero galvanizado en la construcción y en otros sectores. Muy pocas asociaciones sectoriales en España pueden afirmar con rotundidad que han llevado a cabo campañas continuadas de fomento de sus servicios o productos, mucho menos con el éxito rotundo que ha generado la actividad de Ateg.
foto

El esfuerzo de Ateg, unido a cierta coyuntura favorecedora proveniente del impulso a las energías renovables en España, concretamente la solar fotovoltaica, es lo que ha provocado que en el periodo 2001-2008 hubiese un aumento muy fuerte de la actividad en todo el país y, como consecuencia de este incremento, que proliferasen el número de plantas de galvanizado. En concreto, hemos asistido a un aumento muy considerable de la capacidad de producción de acero galvanizado en todo el territorio, que ha duplicado en una década los números existentes en un principio.

foto
A la izquierda, José Luis Ruiz Martínez, quien ha sido Secretario General de Ateg hasta su retirada oficial durante la asamblea de miembros el pasado mes de enero, y la de la derecha, Manuel Salvadores Serrano, actual presidente de la asociación.

Hay diversos peligros a los que el sector ha decidido hacer frente. Por una parte, la actual situación de crisis económica, con la consiguiente merma en la demanda, unida a esta situación de aumento de la capacidad, que supone un incremento decisivo de la oferta, puede dar origen a una clara depreciación de las capacidades económicas de las empresas de galvanización si éstas traducen la pérdida de expectativa en una presión de precios insostenible. Por otra parte, existe el riesgo de ver cómo el acero galvanizado se enfrenta a una desvalorización creciente por parte del cliente que, por cuestiones lógicas, decide aprovecharse de la circunstancia anterior.

En estas condiciones, y suponiendo que durante uno o dos años el consumo de acero en España no volverá a alcanzar cotas razonables, el sector debe de reforzar su voluntad de defensa del valor intrínseco de la galvanización para evitar que sufra un deterioro importante, circunstancia que ya se ha manifestado en otros sectores.

Desde Ateg estamos en el convencimiento de que la situación actual es muy preocupante y que es necesario que la acción promocional de los galvanizadores individualmente y de la asociación como tal, debe ir dirigida a difundir entre los prescriptores las ventajas tecnológicas de la galvanización, su eficiencia económica a corto, medio y largo plazo, así como las indudables ventajas medioambientales de la galvanización. Sólo de esta manera podremos actuar eficazmente hacia el fortalecimiento de nuestro sector en estos tiempos de crisis duradera.

El sector debe defender el valor intrínseco de la galvanización para evitar que sufra un deterioro importante

Apunte introductorio: situación económica

En Europa, en octubre de 2010, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisaba al alza sus previsiones económicas para 2010 y 2011 a los 16 países que integran la Eurozona, aunque advertía que el crecimiento será moderado y desigual. El Producto Interior Bruto (PIB) crecerá un 1,7% en 2010 y un 1,5% en 2011 en la Zona Euro, prevé en su informe el FMI, que mejora sus últimas perspectivas de fines de julio (1% y 1,3% respectivamente). “Finalmente, la recuperación ha cobrado cierto vigor, pero se estima que seguirá siendo moderada y desigual”, advierte el Fondo, después de que Europa se sumiera entre 2008 y 2009 en su peor crisis económica tras la Segunda Guerra Mundial.

Europa sigue topando con muchas dificultades para dejar ese período definitivamente atrás, especialmente si se compara con Estados Unidos, cuya economía se expandirá un 2,6% y un 2,3% en 2010 y 2011, según los cálculos del Fondo Monetario. El informe pone de relieve además los desempeños desiguales entre los países que comparten la moneda única.

Alemania, principal economía de la región, reafirmará su recuperación con un crecimiento del 3,3% en 2010, antes de ralentizarse un 2% en 2011 debido a la débil evolución de sus socios comerciales. Se espera que Francia experimente un crecimiento “modesto”, del 1,6% tanto en 2010 como 2011, al tiempo que en Grecia, Irlanda, España y Portugal, países con “desequilibrios fiscales y de competitividad”, la actividad económica oscilará entre la contracción y una mínima recuperación.

“Establecer una deuda pública sostenible sigue siendo una prioridad para numerosas economías europeas”, observa el FMI, tras un año en que la Eurozona ha sido objeto en los mercados financieros de las peores turbulencias de su historia debido a sus problemas presupuestarios. Aunque los programas de ajuste que se aplican actualmente en Europa van en “la buena dirección”, hacia el reequilibrio de las arcas públicas, se deben “reforzar“los planes a”medio plazo”, si bien “se podría hacer más” en materia de reformas en los sistemas públicos como las pensiones o la sanidad, afirma el organismo.

foto
Situación de la galvanización en Europa.

En cuanto a la situación de la economía española, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado levemente al alza su previsión de crecimiento para la economía española, cuyo PIB se contrae tres décimas en 2010 (-0,3%) y se expandirá un 0,7% en 2011, lo que supone en ambos casos una mejoría de una décima especto a sus anteriores proyecciones del pasado mes de julio. En este sentido, el FMI explica que los desequilibrios fiscales y la falta de competitividad que registran España, Grecia, Portugal e Irlanda provocarán un crecimiento mucho menor en sus economías que el de otros países de la Zona Euro como Alemania, Francia o Italia.

Además, señala que países como España, Grecia, Irlanda o Islandia se enfrentan a unas mayores presiones del mercado y una grave restricción de la financiación externa, por lo que sus procesos de ajuste serán más grandes que en otras economías.

Asimismo, la institución internacional augura que el desempleo cerrará el presente ejercicio en el 19,9% y sólo registrará un leve retroceso en 2011, cuando podría situarse en el 19,3%, el nivel más elevado entre las economías avanzadas. En este sentido, el FMI advierte que “en España el desempleo no está mostrando signos de mejoría desde sus elevados niveles, debido a las rigideces del mercado laboral y el colapso de la construcción”, y prevé que recolocar a los desempleados procedentes de este sector “un tiempo considerable”.

foto
En España, según la encuesta de producción anual de la propia ATEG, la caída de la galvanización se sitúa en el 20,8%, a niveles similares a los registrados en 2005.

Infraestructuras y acero

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado previsto para 2011 prevé unas inversiones de 22.073 millones de euros, una cifra ligeramente inferior a la del ejercicio 2010. Del montante total, el 62% corresponde a inversiones por valor de 13.626 millones de euros. Los 8.447 millones restantes irán a parar a gastos operativos (corrientes, de personal, financiero y subvenciones al transporte). Con ello se rompe la tendencia de los últimos años de continuas mejoras en la dotación presupuestaria de la obra pública.

En cuanto a carreteras, las inversiones alcanzarán los 3.011 millones de euros, de los cuales 1.445 millones (48%) irán a parar a construcción de nuevas vías y 1.083 millones (36%) a conservación y mantenimiento. Los restantes 482 millones se dedicarán a rebajas en peajes y convenios con otras administraciones. Estas cifras suponen una reducción a la mitad de lo invertido en infraestructuras viarias durante 2010. En el caso de la alta velocidad ferroviaria, las inversiones también se reducen, pero sólo un 3,9%.

Según los planes del Ministerio de Fomento, estos presupuestos permitirán la puesta en servicio de 250 kilómetros y la ejecución de 1.250 kilómetros de carreteras durante los próximos años. De esta forma, a finales de 2011 habrá más de 11.000 kilómetros de autovías del Estado abiertas al tráfico.

En diciembre de 2010 la producción de acero bruto en España fue de 1 millón de toneladas, prácticamente igual que en diciembre del año anterior. Con esta cifra el total del año 2010 se elevó a 16,4 millones de toneladas, mejorando en un 14% la producción de 2009 y situándose en un nivel similar al del año 2003. El perfil del año ha sido irregular, con un comienzo algo más fuerte y varios meses produciendo 1,6 millones de toneladas. El último trimestre fue el más débil, con un máximo de 1,4 millones en octubre, e incluso un mes de noviembre que fue un 10% inferior al de 2009.

En las entregas de productos siderúrgicos, sin embargo, el perfil ha sido más homogéneo, con oscilaciones desde abril alrededor de 1,4 millones de toneladas mensuales exceptuando el descenso estacional de agosto. El último dato registrado, el de noviembre, indica que con 1,5 millones de toneladas sube el 5,1% con respecto a 2009.

En lo que a comportamiento sectorial respecta, éste ha sido bueno en bienes de equipo, fabricación de tubos y de transformados metálicos. Incluso un sector con perspectivas negativas para este final de año como es la automoción ha disminuido su producción en menor medida que la matriculación gracias a la exportación.

El indicador de confianza industrial ha mejorado significativamente en el cuarto trimestre. En esta evolución han influido los indicadores de nuevos pedidos y de expectativas de producción y se está adelantando posiblemente una continuidad en la mejoría de la producción industrial en los próximos dos o tres meses. Sin embargo, estos avances de la industria no se traducirán a corto plazo en una clara mejoría de la demanda interna. Ni el empleo ni el sector de la construcción dan señales para el optimismo y por tanto durante los próximos meses seguirán flojas las otras patas del crecimiento español. Habrá que seguir esperando a que la corrección de los desequilibrios permita un crecimiento más saludable.

foto
Según datos de Ateg, los altos valores del primer semestre de 2008 corresponden a una coyuntura favorable y el mal arranque en 2010 ha sido parcialmente compensado a finales del primer semestre. 2010 se mueve, en general, para las empresas de galvanizado en discontinuo, por valores similares a 2006 y 2007.

Perspectiva de la galvanización en España

A partir del verano de 2008, coincidiendo con la finalización de una serie de proyectos clave en energías renovables, se produce un debilitamiento progresivo de la demanda a consecuencia de la crisis económica. Esta situación se incrementa dramáticamente durante 2009, registrándose una caída de la producción de acero galvanizado en toda Europa del 14,2% (según datos de la Asociación Europea de Galvanización General, EGGA).

En España, según la encuesta de producción anual de la propia Ateg, dicha caída es aún más cruda, situándose en el 20,8% o, lo que es igual, a niveles similares a los registrados en 2005.

Durante 2010 se experimenta una ligera recuperación del volumen de acero galvanizado, tal y como refleja el gráfico adjunto, donde se muestra cualitativamente el comportamiento mensual de la galvanización en España.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Técnica Española de Galvanización

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Profei, S.L. (Polusólidos)FerroformaFITMAQ

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS