La 4ª edición del foro de las pymes del mecanizado destaca por la alta calidad de sus ponentes

Innovación, competitividad e ideas ‘con guasa’ para los Encuentros de Barcelona

Laia Banús23/06/2010

23 de junio de 2010

Tras Madrid, Sevilla y Vitoria, los Encuentros del Mecanizado llegaron el pasado 20 de mayo a otro de los núcleos industriales de referencia para el sector: Cataluña. El Auditori del Parc Tecnológic del Vallès fue el marco de celebración de este cuarto foro del mecanizado, iniciativa de nuevo de las empresas patrocinadoras WNT Ibérica, Carinox —distribuidora de BP Castrol y Toolox—, Intermaher y Tecnocim, esta vez agrupadas en la nueva Asociación de Profesionales para la Competitividad del Mecanizado, Aspromec. Interempresas, como medio de comunicación oficial de los Encuentros, fue testigo de una jornada enriquecedora, con ponencias de alto nivel y aportaciones interesantes de los participantes en el coloquio final.
foto
El Auditori del Parc Tecnològic del Vallès acogió la cuarta edición de los Encuentros del Mecanizado.

“No hay personas perfectas, sino intenciones perfectas” era la frase de la película de 1991 ‘Robin Hood, príncipe de los ladrones’ que encabezaba la cuarta edición de los Encuentros del Mecanizado. Y, ¿qué intención más perfecta que la de ayudar? Ayudar, en este caso, a la pyme a ser más competitiva mediante un programa intenso y variado de ponencias de diferente calado. De nuevo se habló con sencillez y cercanía de los problemas reales de las pymes del mecanizado, con intervenciones cortas y dinámicas y con micros abiertos para todo aquel que quisiera hacer su aportación.

Un sector tocado pero no hundido

En los cuartos Encuentros, las instituciones estuvieron representadas, por un lado, por Antoni Soy, secretario de Indústria i Empresa de la Generalitat de Catalunya y, por otro lado, por Antoni Marsal, presidente de UPM, Unió Patronal Metal·lúrgica. Ambos señalaron la importancia de iniciativas como los Encuentros del Mecanizado que, en palabras de Antoni Marsal, “reúne todos los ingredientes que cualquier empresa o experto en esta actividad busca: análisis de retos y oportunidades, el impulso de la competitividad, la reflexión en torno a los costes y a la productividad o la toma de las decisiones que serán temas que entre otros que serán abordados durante esta jornada. Todos ellos constituyen los grandes desafíos que hoy en día tiene la mecanización y por extensión toda la industria del metal”. En este sentido, el secretario de Industria y Empresa, Antoni Soy, destacó que los Encuentros “materializan una de las cosas que creemos que deben hacer las empresas, cooperar entre ellas porque una de las formas de ser más competitivo es cooperar: cooperar para competir y ser competitivo”.

Asimismo, el presidente de la UPM quiso también destacar la importancia de los Encuentros del Mecanizado en cuanto a que “ponen en valor una actividad tradicional, estratégica y muy importante para el tejido industrial de nuestro país como es la mecanización. Se trata de una rama poco atendida pero que necesita una acción decidida por parte de todos y ello en unos momentos especialmente cruciales como los actuales”.

foto
Antoni Soy, secretario de Indústria i Empresa de la Generalitat de Catalunya, abrió la jornada con su intervención.

Obviamente la actual crisis fue la triste protagonista de ambos parlamentos. Marsal apuntó que son dos y no una crisis las que han afectado a la industria del metal: por un lado una crisis estructural derivada de la transformación de la industria a nivel mundial, asociada a cambios tecnológicos, de mercado y de estrategias empresariales; y por otro la crisis coyuntural, debida a la crisis económica general que estamos todos padeciendo desde hace un par de años y que tiene su origen más directo en la construcción y en el sector financiero. El presidente de la patronal del metal catalana aportó datos de 2009 para resumir los efectos de dichas crisis: retroceso de la producción de la industria catalana del metal en un 26,9%; caída del empleo asalariado en un 14,7% con la pérdida de casi 27.000 puestos de trabajo; y utilización de 1.179 expedientes de regulación de empleo que afectaron a casi 82.000 trabajadores.

Aun así, los indicadores industriales, como apuntó Antoni Soy, que llegaron a su punto más bajo en el segundo trimestre de 2009, van recuperándose muy lentamente, aunque el optimismo debe ser relativo, como señaló Antoni Marsal: “En el primer trimestre de 2010, las primeras informaciones conocidas apuntan a un incremento del índice industrial pero un descenso en la cifra del empleo asalariado del 1,7%. Estos datos reflejan la intensidad de una crisis que además ha convertido ciertos problemas en algo cotidiano para las empresas cuando no debería ser así. Me estoy refiriendo a la morosidad, a los impagos o a la falta de financiación. Especialmente importante es este último tema, teniendo en cuenta que pueda arrastrar cualquier conato de la actividad económica en el momento en que se manifiesta”.

Antoni Soy: “Una de las formas de ser más competitivo es cooperar: para competir y ser competitivo”

A la caída de la demanda, derivada del clima de desconfianza en la economía, hay que sumar la falta de financiación adecuada por parte de las entidades financieras. Según Antoni Soy, “la mejora de la financiación depende en gran parte que la banca privada y las instituciones financieras vuelvan a funcionar con normalidad, ya que a causa de la cantidad de activos tóxicos y al ascenso de la morosidad no pueden actuar de una manera normal”. En este sentido, desde las Adminsitraciones Públicas “hemos intentado hacer algunas cosas, que siempre son insuficientes”. Soy señaló las actuaciones desde el ICO catalán, el ICF —Institut Català de Finances—, gracias a las cuales “se ha incrementado de forma espectacular pero insuficiente el crédito a las empresas y seguramente algunas de las líneas no han estado lo suficientemente bien planteadas porque no han acabado de funcionar”. A parte, desde la administración propiamente dicha también se ha intentado abrir unas líneas de ayuda a la financiación de la inversión de las empresas. “Esto lo hemos podido hacer entre otras cosas gracias a la colaboración de las organizaciones empresariales, en especial la UPM, que nos ha puesto en contacto con muchas empresas. Lo digo por aquellas empresas que estén instaladas en Cataluña, desde la secretaría de Industria y Empresa, tenemos una línea de crédito abierta para la inversión, cuya novedad es que está garantizada hasta el 70% por la secretaría. Estamos trabajando aunque modestamente y con limitaciones porque la Administración Pública en un momento de crisis también tiene sus limitaciones, y a pesar de ello estamos intentando ayudar en la medida de lo posible a paliar la crisis que viven las empresas”.

foto
Intervención de Antoni Marsal, presidente de la Unió Patronal Metal·lúrgica, patronal del metal catalán. A la derecha de la imagen Ramiro Bengochea, director general de WNT Ibérica y uno de los principales organizadores de los Encuentros del Mecanizado.

“Creo que nos queda a todos mucho por hacer —señaló Marsal— y lo más urgente es lo siguiente: en primer lugar, la necesidad de contención salarial que tiene nuestra industria, tanto para hacer frente a la presente crisis como para mejorar nuestros niveles de competitividad internacional. Un segundo reto es la reforma laboral. No podemos resistirnos a introducir verdaderas reformas estructurales del mercado de trabajo cuando el número de parados sigue incrementándose día a día. En tercer lugar, se debe insistir en la necesidad de inyectar financiación a las empresas industriales y también para las familias. Cabe instrumentar mecanismos novedosos y ser reformistas en este sentido buscando la complicidad de las entidades financieras. Y por último, no quiero perder la oportunidad de pedir medidas que ayuden a definir un nuevo modelo productivo para la industria catalana. Señor Antoni Soy, quiero solicitar que siga siendo un aliado fiel de la industria y del metal, impulsando iniciativas que permitan dar respuesta a estas demandas”.

Antoni Marsal: “La mecanización es una rama poco atendida que necesita una acción decidida por parte de todos y ello en unos momentos especialmente cruciales como los actuales”

Por su parte, el secretario de Indústria i Empresa, concluyó su intervención planteando los deberes para las empresas de cara al futuro: “Hemos de continuar trabajando para el futuro, y trabajar para el futuro quiere decir que tenemos que continuar trabajando para mejorar la productividad de las empresas que es la manera de incrementar la competitividad. Y ello quiere decir varias cosas: quiere decir evidentemente innovación; evidentemente internacionalización, salir fuera, abrirse al exterior, vendiendo más al exterior o haciendo alianzas, multilocalizándose en varios países; quiere decir también formación, talento para poder ser más productivos”. También reconoció que las instituciones tienen un papel importante en este plan futuro: “Deben existir unas reglas claras por parte de la Administración. Nosotros en Cataluña los hemos intentado a través de una ley de política industrial que se aprobó el año pasado, y que define la política de la Generalitat en materia industrial de manera clara para que las empresas puedan saber cuáles son las reglas del juego y también con la simplificación de trámites burocráticos y administrativos”.

Actuaciones emprendidas por UPM

UPM como patronal del metal de la provincia de Barcelona ha centrado su actuación en los últimos tiempos a las dificultades que han tenido que afrontar las empresas del sector. Antoni Marsal destacó las actuaciones emprendidas por desarrolladas en 5 ámbitos:

  1. Reivindicación del papel crucial que tiene el sector del metal en la sociedad y en la economía catalana. “Quiero resaltar en este sentido el acto que celebramos el año pasado bajo el nombre de la Crida del Metall Català, a la que asistieron un millar de empresarios y que fue impulsado y liderado por UPM”.
  2. Negociación colectiva y el asesoramiento jurídico y laboral, ámbito en el que resalta la negociación y firma del comercio del metal hasta el año 2011 y la introducción de cambios en el convenio de la industria actualmente en vigor hasta el 2012.
  3. Desarrollo de acciones institucionales ante autoridades públicas, partidos políticos, comisiones y grupos parlamentarios e instituciones financieras para dar a conocer la difícil situación del metal y las medidas que se deben poner en marcha.
  4. Apoyo directo que UPM ha prestado a las empresas del sector en diversas líneas, como por ejemplo en la ayuda a través de seguimiento y consultas en la línea de ayudas públicas. También se ha puesto en marcha el Observatorio Industrial del Metal de Cataluña junto con sindicatos y con la secretaría de Industria y Empresa de la Generalitat de Catalunya. Debe mencionarse por otro lado las acciones impulsadas por UPM en el campo de las nuevas oportunidades de negocio. “Asimismo, UPM ha desarrollado actuaciones encaminadas a introducir reformas en la ley de morosidad y también cabe mencionar las iniciativas de impulso a dos ramas tan afectadas por la crisis como han sido la automoción y las actividades auxiliares de la construcción”.
  5. “Finalmente quiero destacar los esfuerzos de UPM y de otras entidades a fin de impulsar la internacionalización del sector y de sus empresas. UPM junto a otras organizaciones del metal, organizaron el año pasado el Plan para la competitividad del sector del metal 2009, que ha supuesto en nuestro caso la realización de 23 iniciativas en forma de misiones empresariales y visitas a ferias internacionales, la creación de 6 grupos de exportación y la puesta en marcha de 2 unidades de aprovisionamiento en otros países”.

Piezas ‘con guasa’ para un mercado global

Un tema necesario de abordar en un encuentro empresarial es sin lugar a dudas el de la globalización de los mercados y la entrada en el terreno de juego de los países llamados ‘de bajo coste’. Hèctor Soler, director de Tecnocim, lo resumió muy bien en su intervención planteando dos casos extremos: los países de bajo coste y los países de coste elevado o de elevado valor añadido. El arma de competencia de países como China es principalmente la mano de obra barata, aunque Soler advirtió que cada vez más el país asiático contará con los centros de decisión más cerca: “los grandes fabricantes se están desplazado a los países de bajo coste y están prefiriendo tener proveedores locales antes que proveedores foráneos”. En el extremo diametralmente opuesto se encuentran los países con producción de alto valor añadido, que juegan con su alta productividad y sus centros de decisión muy cerca. Además su fortaleza se halla en su capacidad de formar ‘lobbies’ potentes, con asociaciones y sindicatos con mucho poder, como es el caso alemán. En cambio, “nosotros somos muchos, pequeñitos y no nos ponemos de acuerdo entre nosotros y nos cuesta mucho ir a la vez, con lo que cada uno mira por él y al final no se logra hacer un frente común y hacer fuerza para defender nuestros intereses. En definitiva, nos toca jugar en un mercado global y esto no exige lo máximo de nosotros en cada momento”.

foto
Hèctor Soler, director de Tecnocim.

Y, ¿cómo se consigue dar lo máximo para ser competitivo? Varias de las ponencias de la mañana dieron ideas claves para marcar la diferencia: los centros multifunción Mazak, las soluciones CAD/CAM de Tecnocim, el acero Toolox de SSAB, los lubricantes sintéticos de BP Castrol o las células robotizadas automáticas propuestas por la Fundación Privada Ascamm son mejoras clave que pueden aplicar las empresas para mejorar su productividad y de paso ser más competitivas.

Sobre la inversión en este tipo de mejoras, Roberto Hernando, director de Intermaher, distribuidor exclusivo de Mazak, señaló que si el empresario no adquiere máquinas como los centros multifunción Integrex de Mazak, al considerarlas máquinas caras o complejas “está entrando en un círculo muy peligroso: no me equipo como debo, luego no genero resultados, luego sigo sin poderme equipar como debo. Hay que tratar de salir de este círculo y equiparnos de un modo conveniente para ganar dinero, que al fin y al cabo es el objetivo de toda empresa”. Las multifunción Mazak, por ejemplo, reducen sustancialmente “el tiempo desde que recibimos el pedido del cliente hasta que hacemos la pieza, la facturamos y la cobramos sea el mínimo posible. Si conseguimos esto, por un lado nuestra propia economía de empresa lo notará, pero por otro lado si somos capaces de dar un buen plazo de entrega, vamos a conseguir más pedidos y además en mejores condiciones económicas. Obviamente si una pieza, en vez de pasar por tres máquinas pasa por una (la multifunción), nuestro plazo de entrega va a mejorar y cobraremos antes”. Integrar en un solo equipo varias máquinas, como en el caso de la Integrex de Mazak, comprota reducir utillaje, tiempos improductivos, reduce costes y personal y acorta plazos. “Vamos a evitar actividades que no aporte ningún valor a la pieza y centrarnos en acciones que aportan valor a ese producto. Estas piezas nos pueden permitir abordar un mercado que han abordado nuestros vecinos del norte de Europa: Suecia, Alemania, Francia, países que han tenido que lidiar costes laborales cada vez más caros y han buscado como solución ser capaces de hacer piezas de valor, ‘piezas con guasa’. Estas máquinas nos permiten abordar este tipo de mercado”.

foto
Roberto Hernando, director de Intermaher, durante su presentación de las máquinas multifunción Integrex de Mazak.

Y, ¿qué son los productos con guasa? Hernando se refirió varias veces a los productos con guasa en sus intervenciones, hasta que en el coloquio, uno de los asistentes —Miguel Ángel Martín—(*) le preguntó por esta definición al director de Intermaher: “Estoy un poco saturado de conceptos anglosajones y una manera de innovar también es introducir conceptos castizos, como el de los productos con guasa”. Roberto Hernando lo definió como productos con valor añadido, pero también productos o procesos “fruto de una idea brillante, innovadora, como el Chupa-chups, que es un producto con muchísima guasa. Un producto que de alguna manera permite diferenciarte en el mercado. Puede ser en sí el resultado complejo o simple pero siempre hay detrás una idea de alguien que a veces pueden venir en cierto modo como una inspiración pero en que la mayor parte de los casos viene de procesos de reflexión continua”.

(*) Miguel Ángel Martín, además de realizar esta pregunta, contó durante el coloquio la complicada situación por la que está pasando la compañía donde trabaja, fundada en 1953 y ahora en proceso de liquidación. Pueden leer su testimonio en el artículo ‘Como un castillo de naipes: la caída de una empresa’.

Especialmente valiosa fue su intervención, en la que advirtió a los asistentes la importancia de jornadas como la celebrada ese día: “No soy nadie para dar consejos pero uno si que os diría a todos los que estáis aquí presentes: observad muy bien lo que hoy se ha dicho, tened mucho cuidado, estad muy alertas porque por bien que vaya una organización, os puede llevar la corriente”.

Por su parte, Tecnocim propuso soluciones CAD/CAM integrales, que integren dos áreas de la empresa —oficina técnica y taller— que tradicionalmente han contado con herramientas diferenciadas que han supuesto una barrera entre departamentos, por lo que se han necesitado ficheros de intercambio que han provocado inconsistencia en la información y errores de programación. “Entendemos el CAM como una herramienta más del profesional, del responsable de programar el CNC; nos tenemos que olvidar que el CAM, porque va dentro del ordenador, se tiene que llevar con bata blanca. El sistema CAM lo tiene que llevar la persona que conoce el oficio de mecanización”, afirmó Hèctor Soler, director de Tecnocim. “Nosotros entendemos que toda tarea repetitiva se debe automatizar; no es posible que una persona esté haciendo tareas repetitivas hoy en día. Todo lo que sea automatizable se debe automatizar y toda solución CAD/CAM debe permitir esta automatización”.

Hèctor Soler: “Nos toca jugar en un mercado global y esto no exige lo máximo de nosotros en cada momento”

Juan Reyes, Business Develoment de SSAB en España, introdujo otra de las posibles mejoras sustanciales que puede incluir el proceso del mecanizado: la correcta elección del material a mecanizar. “¿Cómo podemos competir en un mundo globalizado? Nuestra competencia tiene programas informáticos parecidos al nuestro o herramientas similares a las nuestras, utilizan materiales muy parecidos, y según de qué país estemos hablando, tienen sueldos más bajo que el nuestro. Hay que ofrecer algo diferente y algo mejor. ¿Cómo podemos mejorar la competitividad de nuestra empresa? Lo primero es garantizar la calidad de nuestro producto, ofrecer nuevas soluciones a nuestro clientes, agilizar la respuesta y diferenciar nuestra oferta”. A la hora de seleccionar el material, Reyes afirmó que a menudo se compra a distribuidores de la zona aceros u otros metales de los que se desconoce el origen del fabricante y sin garantías. “Muchas veces nos dan un certificado del propio distribuidor que ha copiado esos valores de otro fabricante porque no quiere que sepamos de donde viene. ¿Sabemos los procesos de fabricación de ese acero? ¿Nos diferencia con la competencia, que está comprando en el mismo sitio?. ¿Aportamos soluciones? Con los aceros Toolox de SSAB se conoce al fabricante, que garantiza la calidad, y se puede conocee el proceso. “Esto sí nos diferencia de la competencia. Tenemos completa seguridad que el material no va a fallar y si falla sabemos dónde acudir”. SSAB garantiza el valor de dureza, de resistencia al impacto y de fresado. Toolox 44, por ejemplo, está pretratado térmicamente en fábrica y por lo tanto no necesita ser tratado después. “Es fácil de mecanizar, se garantiza su fresado, y se puede cortar con métodos tradicionales como el oxicorte, sierra, etc.”. Este material es asimismo dimensionalmente estable, un acero limpio sin tensiones internas muy homogéneo. Cuando se fresa el material no se mueve y aporta tolerancias de mecanizado inmejorables. Cuenta con bajo contenido en carbono, por lo que se puede soldar y “lo más importante: muy alta resiliencia, es decir con alta capacidad de absorción de impactos y no de producir fisuras”.

foto
Juan Reyes, de SSAB, contó las ventajas de los aceros Toolox en los procesos de mecanización.

Innovar para competir

Durante su ponencia, Hèctor Soler hizo referencia a una estadística de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, en que se compara el incremento de la productividad y la inversión en I+D entre los países más industrializados. España ha incrementado sustancialmente su productividad durante el periodo 2001-2007 en comparación al de 1995-2000, pero está muy por detrás de otros países y solo por delante de Dinamarca, México e Italia “Países como la República Checa, Polonia, Eslovaquia, Hungría cuentan con un incremento de la productividad más elevado que el nuestro. Estamos todavía muy lejos tanto de los países de bajo coste como de los de alto valor añadido como Japón, Alemania”. En cuanto a la estadística de la inversión en I+D, “estamos un poco mejor, en la parte media baja de la tabla pero de nuevo tenemos países destacables de bajo coste que están por delante nuestro, como China y la República Checa y por supuesto países de alto valor añadido por delante nuestro. La verdad es que estos datos nos indican hacia dónde debemos ir”.

foto

Pero no todas las empresas tienen recursos técnicos propios para la investigación y el desarrollo de la innovación tecnológica. Por ello existen los centros tecnológicos. En este sentido, Jordi Ribatallada, jefe de la unidad Equipos, Automatización y Mecatrónica de la Fundación Privada Ascamm, afirmó: “Aprovechaos del conocimiento de los centros tecnológicos. Estamos abiertos, hacemos estudios de viabilidad o de recurso humanos, a aquellas empresas que no tengan posibilidad de tener un departamento de investigación, ni recursos técnicos”. En concreto, el departamento dirigido por Ribatallada, está focalizado a la automatización de procesos productivos, como la automatización de procesos seriados o manuales, incluyendo estudios de viabilidad, vigilancia tecnológica, anteproyectos, integraciones y proyectos llave en mano. Ascamm, además de bienes de equipo, también proporciona ayuda financiera, y capital intelectual: “Contratamos a operarios a pie de máquina, los formamos, los reciclamos y los entregamos al tejido industrial catalán”. Ribatallada explicó el proyecto RoboAscamm, una célula robotizada automática de procesos industriales 7 en 1, un par de casos de éxito de aplicación en sectores emergentes como el ortopédico o el de las energías renovables. Como comentó, “los robot no son nuevos, hace 30 años que existen. Lo único que ahora tienen aplicaciones en procesos completamente innovadoras”.

Pero innovar no solo pasa por hacer desarrollos técnicos o tecnológicos. En su ponencia ‘Promoviendo la cultura de la innovación de la pyme del mecanizado’, Candy Gordillo, responsable de Gestión Comercial de WNT Ibérica, afirmó que “innovación es algo que todos podemos integrar en nuestro trabajo diario. Innovar no solo es tecnología o I+D; podemos innovar en diferentes áreas de nuestro negocio, también es buscar formas de relacionarnos con nuestro clientes o proveedores o otra forma de dirigir a las personas”. (Se puede leer la ponencia completa pinchando aquí)

Ayudas al I+D+i

Una de las ponencias de la mañana más interesante fue la de María Delgado Álvarez, del departamento de Coordinación y Dinamización del CDTI, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, entidad del Ministerio de Ciencia e Innovación encargada de la financiación y el apoyo a los proyectos de I+D+i de empresas españolas en los ámbitos estatal e internacional. Su objetivo es ayudar a aumentar la competitividad de las empresas españolas, elevando su nivel tecnológico, con un modelo basado en la demanda empresarial y en criterios de excelencia tecnológica.

“Si no se tienen recursos, no se puede comprar maquinaria ni aumentar la competitividad. Nosotros tenemos fondos, tipologías de proyectos, tenemos dinero y queremos darlo”. La ponencia completa con todas las condiciones de estas línea de ayuda se puede consultar en la web de los Encuentros del Mecanizado.

foto
María Delgado explicó las líneas de ayuda del CDTI para la innovación empresarial.

La fuerza de las tractoras

Como viene siendo habitual en los Encuentros del Mecanizado, además de las instituciones, centros tecnológicos y empresas patrocinadoras, juegan un importante papel las empresas tractoras. Como contó Ramiro Bengochea, director general de WNT Ibérica y alma mater de los Encuentros del Mecanizado, estas compañías son las que ejercen un efecto tractor para que las empresas de su alrededor más pequeñas mejoren su capacidad productiva y tecnológica y que el entorno sea más próspero. “Los gobiernos impulsan la generación y mantenimiento de estas empresas pero algunas de las consideradas tractoras no se merecen este título, puesto que no están tractando en su entorno, sino que buscan una competitividad a corto plazo y metiendo en mercado a muy bajo margen y que acaban subcontratando fuera”.

Fco. Javier Salorio: “Todos debemos subir el nivel de profesionalidad para poder competir en unos mercados que son cada vez más agresivos”

Según Bengochea muchas de las empresas reconocidas como tractoras y que reciben ayudas gubernamentales como tal, “no saben qué empresas de subcontratación tienen a su alrededor, en un momento que los países compiten entre sí más que nunca, están buscando su posicionamiento en un momento en que cada vez más las monedas son más homogéneas. Y de la única manera que se puede competir es tener una empresa fuerte y competitiva y eso se consigue teniendo una red fuerte de empresas a su alrededor. Estas empresas deben apostar por conocer lo que hay a su alrededor antes de ir fuera”. Este comentario fue recogido por Ángel Hernández, responsable de la división de Metal de Interempresas y moderador del coloquio final: “Este es uno de los reproches mencionados en otros Encuentros anteriores por parte de los propios mecanizadores que sí que se están formando y equipando, pero en cambio, las empresas tractoras están buscando exclusivamente costes sin reparar en otros aspectos”. Bengochea añadió que bajo su opinión, “me da que últimamente hay una moda entre las empresas grandes en que se busca la tasa horaria de los 20 euros en el mecanizado, independientemente del número de horas o del resultado final; que están buscando precios/hora más baratas y la tasa horaria más económica”. Este tema ya estaba recogido en un post del propio Bengochea del blog de la página web de los Encuentros, donde, bajo el título ‘Empresas tractoras, ¿cuántas se merecen este título’ comenta: “A las personas que toman decisiones en las empresas supuestamente tractoras, una pregunta: ¿en qué inviertes más tiempo últimamente: en organizar tus próximos viajes a China, India, República Checa, etc… o en conocer las posibilidades de las pymes de subcontratación de tu entorno?”, aunque para Bengochea, parte de culpa la tienen las propias empresas: “Nosotros tampoco nos damos a conocer. No hacemos nada para que nos conozcan las empresas grandes locales, ya no te digo las de fuera. Debemos divulgar las capacidades que tienen las empresas de subcontratación”.

foto
Tras las ponencias, fue el turno de las intervenciones de las pymes asistentes.

Por todo esto es tan valiosa la colaboración en los Encuentros del Mecanizado de Indra, el director de Compras-Subcontratación de la cual, Francisco Javier Salorio del Moral, participó con la ponencia ‘Indra, empresa global: enfoque global para la subcontratación’. Sobre su intervención y la visión de Indra acerca de la subcontratación en el área del mecanizado, lean la entrevista concedida por el director de Compras-Subcontratación a Interempresas.

Salorio se hizo eco de muchas de las ideas dichas durante la jornada: “Tened en cuenta que tanto para nosotros como empresa tractora, como para los clientes como toda la red de empresas de subcontratación, la globalización de mercados es una realidad que no debemos olvidar: la mejora en la productividad, valor añadido, innovación y mejora de procesos son factores para ser más competitivos. Tenemos que ser más inteligentes y tener la oportunidad de pensar más lo que traemos entre manos y poder planificar y contar con todos vosotros y poder subir el nivel de profesionalidad que debemos tener todos para poder competir en unos mercados que son cada vez más agresivos”.

El factor exportador

La internacionalización de las empresas españolas fue otro de los factores clave destacados por varios de los participantes como revulsivo a la situación del mercado.

Ya Antoni Soy destacó en su intervención “Parece claro que hay sectores que tienen más problemas que otros y empresas que tienen más problemas que otras. Se observa que las empresas que vuelven a funcionar, a tener demanda y a plantearse invertir han sido las empresas que son especialmente exportadoras o que están relacionadas con empresas exportadoras”.

Durante el coloquio, dos de los asistentes contaron su experiencia en el exterior. Uno de ellos se había instalado en Shangai y el otro en Huston (EE UU). El empresario instalado en China, perteneciente a la empresa Inteva, comentó que para él, más que los sueldos, la principal diferencia entre un trabajador chino y uno español es la actitud y la motivación de este ante el trabajo. También lamentaba la poca presencia española en ferias internacionales.

Por otro lado, Jorge Rodríguez, director general de Carinox, añadió que las empresas están intentando crecer fuera también pueden crecer dentro de España: “No hay que descuidar el mercado español, se deben buscar nuevas oportunidades y nuevos productos. No nos obcequemos a salir fuera a vender y a exportar cuando podemos crecer en el mercado nacional”.

foto
Los contactos entre empresarios es uno de los pilares de los Encuentros del Mecanizado.
La soledad ante la toma de decisiones

De nuevo, una de las ponencias que más gustaron a los asistentes, por interesante y por amena, fue la impartida por José Antonio Gómez Vadillo, director de Grupo Vadillo Asesores: ‘La soledad del directivo de la pyme ante la toma de decisiones. Se puede leer al completo en este enlace.

Empresas o entidades relacionadas

ASPROMEC - Asociación de profesionales para la competitividad del mecanizado
Encuentros del Mecanizado
Intermaher, S.A.
Unió Patronal Metal·lúrgica
WNT Ibérica, S.L.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS