En su informe, Crédito y Caución analiza también la situación del sector metalmecánico en el país norteamericano

Previsión de impagos en Europa Occidental y Estados Unidos

Redacción Interempresas21/05/2009

21 de mayo de 2009

Uno de los factores más importantes que debe conocer cada empresa es la tendencia de insolvencias en sus mercados. El cuadro de Frecuencia Prevista de Impagos (FPI) se basa en las empresas que cotizan en bolsa en los mercados mencionados, y en la probabilidad de impago en todos los sectores durante el próximo año. En este contexto, el impago se define como el incumplimiento de un pago programado, o el inicio de procedimientos de quiebra.

La probabilidad de impago se calcula teniendo en cuenta tres factores: el valor de mercado de los activos de una compañía, su volatilidad y su actual estructura de capital. A modo de orientación, la probabilidad de que una empresa entre cien incurra en impagos se muestra como 1%.

Evolución reciente

El deterioro del entorno económico global se traduce en un aumento de las insolvencias. Tal y como confirman los indicadores FPI, se prevé que las insolvencias se disparen en las principales economías en 2009. Las expectativas de mayores impagos han sido evidentes desde mediados de 2007 (ver gráfico). En marzo de 2009, el indicador FPI medio de algunas de las principales economías occidentales aumentó de nuevo en relación con el mes anterior, con un fuerte incremento en los Países Bajos. El indicador FPI de Estados Unidos y Francia ha bajado ligeramente, pero aún sigue siendo muy alto en comparación con las cifras de enero de 2009.

foto
Evolución de la frecuencia prevista de impagos por mercados. Fuente: Grupo Atradius Economic Research y KMV Credit Monitor.

Actual entorno de negocios

Desde diciembre de 2007, Estados Unidos ha entrado en recesión. La economía está siendo testigo del aumento del desempleo, la reducción del consumo, la menor confianza de los consumidores, un mayor número de embargos hipotecarios y una menor actividad manufacturera. En el cuarto trimestre de 2008, el crecimiento del PIB se redujo un 6,3%, el nivel de consumo cayó un 4,3% y las exportaciones un 23,6%, la caída más drástica desde 1971. Para el primer trimestre de 2009, las previsiones son que el PIB sigua siendo malo, debido al aumento sostenido del desempleo (8,5% en marzo de 2009) y al declive de la industria manufacturera (-0,8% en nuevos pedidos de bienes duraderos en marzo de 2009).

En la primera semana de mayo de 2009, los costes de préstamos corporativos cayeron hasta su nivel más bajo desde octubre de 2008 poniendo de manifiesto que los esfuerzos del Gobierno por recuperar los maltrechos mercados crediticios están dando resultado. No obstante, los bancos siguen siendo reacios a conceder créditos. Hay mucha incertidumbre por lo que respecta a reservas de capital, calidad de las bases de activos, valor de mercado de los activos propiedad de los prestamistas y su calidad crediticia. En estos momentos, los mercados crediticios respaldan únicamente a las empresas más viables.

Perspectivas para Estados Unidos

En comparación con 2007, las quiebras de empresas alcanzaron el 49%, llegando a 30.000 en 2008. Las insolvencias de empresas han aumentado durante 10 trimestres consecutivos, y se prevén más aumentos en 2009. Para este año se esperan 62.000 quiebras. Las perspectivas económicas a corto plazo de los Estados Unidos siguen siendo malas, con la posibilidad de experimentar una ligera mejora a finales de 2009.

Los sectores más afectados son:

- El sector automovilístico, en el que se pronostica que la producción total de vehículos oscile entre 9,2 y 9,7 millones de coches, una bajada considerable en comparación con los 16-17 millones de hace no tanto.

- Sector del metal, ya que este sector también está relacionado con productos automovilísticos y de capital, ambos sectores estancados.

- Sector de productos químicos, a la vista de que la demanda, la reducción de existencias, los altos costes y las posiciones financieras han afectado negativamente a sus márgenes, a sus beneficios y a su liquidez.

- Sector de la construcción comercial y residencial, dado que la concesión de créditos sigue disminuyendo y hay un excedente de existencias en los almacenes y de espacio de oficina.

- El sector de papel y envases, ya que la demanda está cayendo por la recesión económica y los altos costes.

- El sector minorista sigue viéndose afectado por la reducción del consumo y los altos niveles de desempleo.

Evaluación del sector metalmecánico en Estados Unidos

¿Cuál ha sido el impacto de la crisis económica global en la industria del metal?

La desaceleración económica ha afectado negativamente al sector del metal estadounidense en términos de reducción de volumen y precios. El sector suministra productos principalmente al sector automovilístico (el 30% de todo el acero vendido en Estados Unidos), de la construcción, infraestructuras, maquinaria, industria aeroespacial y energía, todos los cuales están actualmente

en declive. Debido a la caída de la demanda en el mercado final, los nuevos pedidos de metal escasean, ya que los clientes se limitan a liberarse de sus existencias y sólo hacen nuevos pedidos para proyectos ya en marcha.

Los productores de aluminio están siendo testigos de importantes caídas en su perfil crediticio, y siguen

sufriendo caídas drásticas en sus niveles de crédito a medida que su exceso de capacidad, existencias y suministro se enfrenta a una escasa demanda en el mercado final. Los balances son malos, los principales productores y distribuidores siguen teniendo niveles de deuda muy altos, y el acceso a los mercados de capital es incierto dada la restricción de créditos.

¿Cuál es la actual tendencia de retrasos en los pagos, impagos e insolvencia y cuáles son las razones?

Ha habido un aumento en el retraso en pagos por el efecto negativo que la demanda ha tenido en los niveles de liquidez y circulante de las empresas. Al principio de esta caída, los niveles de liquidez y tesorería del sector eran fuertes. Ahora, hasta el perfil crediticio de los compradores

más fuertes se ha visto afectado por la reducción en volúmenes y precios. Anticipamos que esta tendencia continuará durante el resto de 2009, lo que podría dar lugar a un mayor índice de impagos e insolvencias.

¿En qué deberían fijarse las empresas que venden productos al sector del metal de Estados Unidos?

Deberían tener cuidado con los próximos vencimientos de deudas, la generación de liquidez por operaciones, los flujos de caja libres, el ciclo de conversión de la tesorería, el margen de los pactos financieros, o cualquier otro aspecto que pueda provocar una necesidad de liquidez inmediata o una pérdida de liquidez. La capacidad para recortar costes –como por ejemplo a nivel de energía,

mano de obra o tipo de fundición- en el proceso de fabricación es vital para hacer frente al declive de la

primera línea. Debe prestarse una atención especial a aquellas empresas a las que el comprador está vendiendo.

¿Cuál es la previsión a corto plazo para el sector?

Negativa: Para 2009 prevemos una caída persistente en la demanda y una estabilización del sector en 2010 gracias a las ayudas del Gobierno. Estamos asistiendo a procesos de reajuste y consolidación de empresas, a medida que la contención del gasto y la acumulación de liquidez se mantienen durante 2009. Pronosticamos un debilitamiento sostenido del sector y un aumento de las insolvencias hasta que se pueda reunir la capacidad necesaria para hacer frente a la caída de la demanda.

Cada mes, Crédito y Caución ofrece una instantánea actualizada al minuto sobre una serie de mercados de exportación y sectores comerciales clave. En estos momentos, los analistas de Crédito y Caución disponen de acceso sin restricciones a toda la información crediticia y de riesgo de 52 millones de empresas, lo que mejora la velocidad de sus decisiones, calidad y seguimiento. No se trata sólo de estados financieros, sino de información enriquecida con datos en tiempo real aportados al sistema por los asegurados acerca del comportamiento en pagos de su cartera de clientes. Toda esa información alimenta un sistema que vigila la evolución de los riesgos de impago que la aseguradora percibe en cada empresa. Los analistas cuentan con un conocimiento especializado en economía mundial, así como en las industrias que mueven la economía.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS