Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Las piezas esenciales del Multicracker son pares de discos giratorios entremezclados que se insertan en sólidos y afilados dientes de cerámica

El Multicracker: El cuento del molinero moderno

Haas Automation11/05/2009
En 1978, tras la primera crisis mundial del petróleo, el escritor americano Maurice Berkeley Green publicó un libro titulado Eating Oil (‘Comiendo petróleo’), en el que se documentaba cómo la producción alimentaria en las naciones occidentales dependía por completo, y en exceso, del petróleo. En el transcurso de estos últimos 30 años, y a pesar de la advertencia de Green, esa dependencia ha aumentado en lugar de disminuir.

En la actualidad se prevé que el consumo de combustible líquido y petróleo en el mundo aumente en casi 900.000 barriles al día durante 2008 y en 1,4 millones de barriles al día durante 2009. En 2005 los gobiernos de Europa occidental ya predijeron una tasa de inflación anual del 5% en el precio de los alimentos durante la siguiente década. En aquel momento, el precio del barril de petróleo rondaba los 60 dólares; en junio de 2008, el barril alcanzaba ya los 145 dólares en el índice West Texas Intermediate. Por ello, huelga decir que hoy en día incluso las prósperas naciones occidentales no pueden seguir dependiendo de energía barata y bienes en gran cantidad y a precio de ganga. Simplemente, cada vez son más las personas que compiten por recursos limitados en un mercado global.

foto

En este marco global - y en respuesta a las necesidades de uno de sus clientes - PTW Technologies GmbH, con sede cerca de Frankfurt (Alemania), inventó una máquina radicalmente nueva, sencilla a la par que muy eficaz, para triturar o ‘cascar’ granos, semillas, frutos secos y cualquier tipo de materia prima que pudiera aplastarse y que pudiera pasar a través de la tolva. PTW bautizó su invento con el nombre de ‘Multicracker’. Esta máquina utiliza considerablemente menos energía que los métodos de moler o triturar tradicionales y puede ‘cascar’ hasta 40 toneladas métricas de grano por hora.

foto

Martin Rothmann, director general adjunto de PTW, relata los orígenes del Multicracker.

“Nos contrató un productor austriaco de biocombustible. En aquel momento utilizaban una fresadora de martillo de 300 CV para moler maíz para convertirlo en alcohol etanol pero estaban buscando una tecnología de molienda más eficaz”, recuerda.

Como resulta obvio, cualquier tipo de producción de combustible sólo tiene sentido si la energía necesaria para obtener dicho combustible es inferior a la energía del producto final. Cuanta mayor es la diferencia, mejor, tanto para el productor como para el medio ambiente.

Foto3.

“Nuestro cliente necesitaba una máquina que utilizara menos energía, pero que fuera, al menos, tan productiva como su antigua fresadora de martillo”. PTW decidió dar un enfoque totalmente nuevo al viejo problema de moler grano. Rothmann continúa: “En 2003 fabricamos un prototipo funcional para poner a prueba el proceso de molienda que habíamos desarrollado. Aún no teníamos la certeza de que nuestra idea fuera a funcionar a escala industrial, ¡pero el cliente probó la máquina y le fue de maravilla!”. En ese momento PTW se dio cuenta del gran potencial de su invento a escala mundial.

¿Cuál es el secreto de la tecnología patentada que hace que el Multicracker sea tan revolucionario? Martin Rothmann lo resume en una sola palabra: ‘Tijeras’, responde
foto

Las piezas esenciales de la máquina

Descubrámoslo ya, ¿cuál es el secreto de la tecnología patentada que hace que el Multicracker sea tan revolucionario? Martin Rothmann lo resume en una sola palabra: ‘Tijeras’ responde. “Normalmente las fresadoras de martillo funcionan con un pesado cabezal que rompe los granos al caer sobre ellos; por lo tanto, es necesario aplicar mucha energía para levantar el martillo una y otra vez. Sin embargo, con unas tijeras afiladas, se necesita menos energía porque la acción de cortar requiere menos energía”.

foto

Las piezas esenciales del Multicracker son pares de discos giratorios entremezclados que se insertan en sólidos y afilados dientes de cerámica. Los discos de trituración son ligeros y reciben alimentación de dos motores eléctricos Siemens de 18,5 kW a través de un sistema de transmisión accionado por correa. La distancia entre los discos es variable para permitir la regulación precisa del tamaño de la extracción de la molienda y la máquina se regula, de manera centralizada, a través del sistema de control S7-300 de Siemens.

Rothmann añade: “Otra de las ventajas del Multicracker en comparación con el fresado a martillo es la extracción uniforme. También hay disponibles máquinas con dos pares de discos de molienda para una trituración en varias fases”. PTW calcula que el Multicracker básico utiliza tan sólo 1 kW de electricidad por tonelada de materia prima procesada, lo que supone un ahorro del 80% en gasto energético en comparación con los métodos convencionales.

foto

Del prototipo a la producción interna en serie

Una vez perfeccionado el Multicracker, PTW se dio cuenta del gran potencial de comerciabilidad de la máquina en el mercado mundial. Después de patentar la tecnología básica, PTW afrontó el reto de fabricar y comercializar en serie el Multicracker.

PTW se había dedicado principalmente a producir piezas industriales de gran calidad por lo que se tomó la decisión de producir el Multicracker de manera interna en su taller repleto de máquinas de Haas. Rothmann explica: “Los discos de corte del Multicracker se endurecen en nuestro torno SL30 de Haas y luego se les da el acabado final en el centro de mecanizado horizontal EC300 de Haas. El EC300 también se utiliza para fabricar la mayoría de las piezas restantes del Multicracker: carcasas de cojinetes, platos de base, husillos; nosotros mismos fabricamos, aproximadamente, el 90% de la máquina”.

foto

Las ventajas de la producción interna son considerables, tanto para PTW como para su clientela. Rothmann lo resume del siguiente modo: “Fabricamos máquinas especiales para clientes especiales. El Multicracker básico se adapta a las especificaciones exactas de aplicación de cada uno de los clientes y nosotros mismos nos encargamos de producir dicha máquina, con lo que así se consigue reducir el plazo de entrega y los costes”.

En el pasado PTW había recurrido a otro proveedor de máquinas herramienta antes de confiar en Haas. “Estamos muy contentos con las máquinas de Haas y el concepto de servicio de Haas”. Según Rothmann, director general de la compañía: “Antes utilizábamos máquinas muy caras de la competencia, pero ahora obtenemos la misma precisión y ahorramos un 30% al fabricar las mismas piezas con las máquinas de Haas”.

PTW dispone de cinco máquinas de Haas y está pensando en adquirir más en el futuro. “Compramos una fresadora Toolroom Mill TM1 de Haas para formar a nuestros empleados y, tres semanas después de su instalación, nos contrataron para llevar a cabo un trabajo de fresado de alta velocidad. Creamos un sistema de alimentación automática para la máquina que nos ha permitido fabricar más de 700.000 piezas en los últimos dos años. ¡El rendimiento del capital invertido sólo en esta máquina es excepcional!”

foto

Moler y moler, esa es la cuestión

Con la mayor demanda de Multicrackers debido al aumento de los precios, la nueva preocupación de Rothmann es automatizar la producción y expandirse a nuevos mercados. “En estos momentos no se están vendiendo muchos Multicrackers en Estados Unidos”, comenta Rothmann. “Los precios de la energía en los EE UU son muy bajos comparados con, por ejemplo, Marruecos, donde el kilovatio hora se paga a 0,75 dólares. ¡Uno de nuestros clientes marroquíes se ahorra 40.000 euros al mes en la factura de la luz con su Multicracker!” Sin embargo los tiempos están cambiando y con la gasolina a 4 dólares el galón, la industria estadounidense se está planteando buscar fuentes de energía alternativas y más eficaces.

foto

Uno de los mercados emergentes en los que está muy interesado Martin Rothmann es África, donde hay una gran escasez de alimentos básicos y los costes energéticos son especialmente elevados. Considera que el Multicracker puede desempeñar un papel clave a la hora de ayudar a la población de los países en desarrollo a sacar el máximo partido de sus recursos y a obtener su alimento.

El mayor reto del siglo XXI es, sin duda alguna, hacer más con menos: más alimentos para más gente con menos espacio y menos energía. La respuesta de PTW a este acuciante problema es el Multicracker, una máquina nueva que ayuda a resolver un problema global 'granito a granito'.

Empresas o entidades relacionadas

Haas Automation Europe

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS