Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

 El fabricante suizo de rectificadoras ofrece la máquina adecuada para todas las aplicaciones imaginables.

Studer ofrece 360º de soluciones para el rectificado cilíndrico interior

Redacción Interempresas24/07/2019

En 1933 la primera rectificadora cilíndrica interior, el modelo 01, salía de las instalaciones de Fritz Studer AG. Hoy, 85 años después, Studer presenta uno de los más completos programas disponibles para el rectificado cilíndrico interior con un portafolio de 12 máquinas.

Kptec Components GmbH de Schorndorf (DE) es un fabricante de componentes para la industria de máquinas-herramienta, con especial énfasis en husillos, rotores, carcasas de husillo, barras de tracción y elementos de brida. La competencia central es el rectificado. “Conseguir una precisión micrométrica en la producción en serie es el gran reto en el ámbito del rectificado”, explica Walter Wiedenhöfer, gerente de Kptec Components. En la fabricación de componentes de husillo, el estado actual de la tecnología exige unos valores de coaxialidad de un micrómetro. A menudo es necesario rectificar un ajuste H6 para los mecanismos de sujeción de la interfaz en agujeros con una profundidad de hasta 400 mm. Además, la máquina debe fabricar de la manera más rentable posible. Es decir: si es posible, solo se debería tomar el componente una vez en la mano y fabricarlo después por completo. Pero una buena máquina también debería ser flexible y poder realizar operaciones menos corrientes, por ejemplo, el rectificado de ranuras en un husillo. Una máquina que cumple estos requisitos es la rectificadora cilíndrica interior modelo universal S151. Totalmente equipada, dispone de tres husillos rectificadores interiores y un husillo rectificador exterior, además de un palpador de medición. Kptec se ha dejado convencer por ella. Hoy, Wiedenhöfer dice al respecto: “Esta máquina es lo mejor que tenemos en la empresa; fue una decisión absolutamente acertada comprar una máquina Studer.

Las universales

Studer presume de tener “la máquina adecuada para todas las exigencias en el ámbito del rectificado cilíndrico interior”. En el rango universal son los modelos S121, S131, S141 y S151. El modelo económico y universal S121 es la máquina ideal para el rectificado interior, plano y exterior de mandriles. Los modelos S131, S141 y S151 forman una serie para cualquier aplicación imaginable en el ámbito del rectificado cilíndrico interior. Se emplean cuando se requieren la máxima precisión y eficiencia: por ejemplo, en elementos de brida, ejes de husillo, carcasas de husillo árboles de rotor, casquillos y muchas cosas más. El peso máximo de la pieza es de 250 kg y la longitud máxima de 1300 mm.

Para la producción

El modelo S110 es una rectificadora cilíndrica interior muy flexible y compacta, ideal para aplicaciones en mandriles, desde piezas individuales hasta series pequeñas. Gracias a su superficie de instalación reducida cabe en cualquier taller. El modelo S122 está especializado en taladros pequeños y dispone de un diámetro de oscilación de 220 mm. Ofrece la tecnología más moderna para el mecanizado de piezas pequeñas o medianas en la producción de series pequeñas a grandes. Ambos modelos disponen de tres husillos rectificadores dispuestos en paralelo que permiten realizar el rectificado exterior e interior en una sola sujeción. “Precio, calidad, exigencias técnicas: estos fueron nuestros criterios a la hora de elegir una nueva máquina. Su mayor ventaja es su alta capacidad de producción”, explica Miroslav Martinek, jefe de producción de Sellier & Bellot, su decisión de invertir en una S110.

Tres tamaños constructivos para radios

Los modelos S121, S131 y S141 son los expertos para el rectificado cilíndrico interior de alta precisión de radios, esferas, bolas, conos y diámetros. El diámetro de oscilación máximo es de 400 mm y el peso máximo de la pieza de 100 kg. Los principales campos de aplicación se encuentran en la fabricación de matrices de metal duro y cerámica y la producción de componentes hidráulicos, tales como émbolos axiales para bombas, placas guía y carcasas de acero templado, fundición y cobre. El ámbito de aplicación incluye también piezas complejas de cerámica industrial, zafiros y metal duro para la fabricación de implantes humanos. El eje B automático con accionamiento directo permite el rectificado con interpolación para el mecanizado de alta precisión de radios. Las rectificadoras de radios son apoyados por el software StuderSIM. Una S131 con la opción para el rectificado de radios se encuentra en las instalaciones de AKS Hartmetalltechnik GmbH en Schwäbisch Gmünd. “La tecnología CNC perfeccionada permite ejecutar varias operaciones en una sola sujeción, alcanzando además una precisión absoluta. Estos criterios nos han convencido. Ahora, los tiempos de ajuste, los gastos de mantenimiento y los tiempos improductivos son calculables. Además, nos beneficiamos de los tiempos de reacción cortos del STUDER Customer Care”, añade el Jefe de producción, Edgar Feifel.

foto
Probablemente, el programa más amplio del mundo para el rectificado cilíndrico interior. Foto: Fritz Studer

Estructura sólida

Las rectificadoras cilíndricas interiores están basadas en la bancada de máquina de Granitan con sus excelentes propiedades de amortiguación y el sistema de guía StuderGuide. Su gran ventaja frente a las guías hidrostáticas es el componente amortiguador en el sentido de movimiento. El proceso de reavivado se puede adaptar de manera flexible y óptima a las características de la pieza, la herramienta y el material, conforme a los deseos de los clientes. Otra especialidad de Studer son los puntos de referencia en las muelas abrasivas (números T). Estos permiten la programación con masas nominales, lo cual facilita considerablemente la creación de programas de rectificado. El cabezal portapieza fijo se puede desplazar en sentido longitudinal en el eje B orientable, muestra una elevada precisión de concentricidad y requiere poco mantenimiento. El levantamiento por aire facilita el desplazamiento del cabezal portapieza fijo en el ajuste y el cambio de equipo.

Un sistema de sensores perfeccionado monitoriza el proceso durante el rectificado y reavivado y permite el registro sencillo de la muela abrasiva y la pieza. El puenteo de la holgura sirve para reducir el tiempo de ciclo. El concepto de husillo modular permite la adaptación óptima a la tarea de rectificado. El accionamiento directo en el revólver de husillos rectificadores permite alcanzar una dispersión mínima del posicionamiento en las rectificadoras de radios y universales (excepto S110/S122). Gracias a la probada compensación de la flexión del mandril, el modelo S122 también permite realizar de forma eficiente el mecanizado de alta precisión de diámetros muy pequeños.

Para la automatización se ofrecen sistemas de carga cuya estructura modular permite adaptarlos exactamente al uso de la máquina y los procesos de mecanizado. Los equipos periféricos correspondientes garantizan la integración perfecta en el proceso de fabricación.

Fáciles de manejar

Para manejar la máquina ya no es necesario ser un profesional del rectificado. Tan solo se necesita conocer las características de la pieza y la calidad de superficie que deberá tener al final del proceso. StuderTechnology propone los parámetros de rectificado óptimos y genera el programa. StuderWIN ofrece la posibilidad de integrar completamente en la interfaz de usuario el control de medición y la tecnología de sensores para la monitorización del proceso, por ejemplo, la detección de contacto y los sistemas de equilibrado. Esto posibilita la programación uniforme de los distintos sistemas. StuderWIN se completa con el software de rectificado StuderPictogramming. El operador encadena los distintos ciclos de rectificado y el control genera el código ISO. La funcionalidad de la máquina aumenta con la opción de software para el rectificado de roscas y moldes. El software StuderSIM ha sido desarrollado específicamente para el rectificado interior de radios. El sistema operativo permite programar todos los ciclos básicos para el rectificado, el reavivado y la medición para el apoyo de los procesos. Este modo de programar garantiza una gran flexibilidad, junto con la máxima comodidad para el usuario. Después de la programación es posible simular y optimizar el proceso. Esto ofrece seguridad y garantiza unos tiempos de programación cortos y, en consecuencia, un aumento de la rentabilidad. Además, destacan por su ergonomía, lo que aumenta adicionalmente su valor.

Empresas o entidades relacionadas

Fritz Studer AG

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Gremi de Recuperació de CatalunyaFerrer-Dalmau Country ManagersEurosurfas 2 - 5 junio 2020Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS