Posicionamos su web SEO / SEM

¿Coches a la carta?

Marta Torres15/04/2002
Los fabricantes han encontrado un posible filón. Se trata de construir al gusto del cliente en lugar de fabricar miles de coches idénticos. Producción industrial para targets super-especializados: ¿la cuadratura del círculo?
foto
foto
Los anglosajones lo llaman tuning, si bien nosotros podemos optar por el concepto de personalización, básicamente estética, aunque ¿por qué no? también puede afectar a la potencia o las prestaciones. Según un estudio de la Fira de Barcelona (La Economía por Sectores 2001, 2002) en España, la demanda de productos relacionados con esta especialidad ha aumentado ligeramente, aunque todavía se sitúa lejos de otros países europeos. Esto ha afectado por ahora a los servicios postventa tradicionales.
La idea de este sistema es la siguiente: el cliente, desde un concesionario o por internet escogerá todas las características de su modelo. Se habla incluso de instalar cámaras en las líneas de ensamblaje para que el cliente pueda seguir el proceso en tiempo real.
¿Cómo se resolvería esta idea, excelente desde el punto de vista del márqueting, con los requisitos tradicionales de producción? La respuesta está en las políticas de plataformas comunes. Se trata de utilizar una misma base para varios modelos diferentes. Esto permite hacer desfilar por la misma cadena de montaje modelos variados de automóvil. Un paso en esta dirección lo ha dado General Motors con su concepto AUTOnomy, del que ya hablamos en Metalunivers 4. Consiste en emplear un mismo chasis en forma de monopatín, equipado con el motor y todo aquello que hace funcionar al vehículo. El bastidor se acoplaría al vehículo y podría diseñarse en función de modas o necesidades.
Naturalmente, los suministradores de piezas deberán adaptarse a estos nuevos métodos. Éstos proporcionan en la actualidad entre el 65% y el 80% del precio de coste del vehículo (hace diez años era del 50%, lo que da una idea de la importancia que ha adquirido este subsector). Es por esto que los subcontratistas han llegado a instalar sus propias unidades de montaje en la misma sede de los grupos automovilísticos
foto
La idea de este sistema es la siguiente: el cliente, desde un concesionario
o por internet escogerá todas las características de su modelo
foto

Internet y coches inteligentes

Otras tendencias que han tomado importancia en los últimos tiempos son las derivadas de la revolución digital, de la informática y las telecomunicaciones. Nos referimos a internet y los llamados coches inteligentes.
Aunque todavía está un poco lejos, el modelo, resumido, en que están pensando los fabricantes sería el siguiente:

  1. El cliente pide "su modelo" vía internet.
  2. El fabricante incluye el pedido en el programa de producción.
  3. Los componentes se solicitan a los proveedores también por internet.
  4. Terminado el coche, el fabricante lo envía al concesionario para que el comprador lo recoja.

Este sistema acelerará considerablemente las necesidad de producción y obligará a los subcontratistas a actuar con márgenes y tiempos muy limitados. Aunque por el momento, los especialistas no esperan que se imponga este modelo si no es a muy largo plazo.

Donde sí habrá, y hay, cambios importantes a corto plazo es en la introducción de la informática en el vehículo. Ya existen coches con parabrisas sensibles que se ponen en marcha cuando lleve, faros que se encienden solos cuando oscurece, sistemas que mejoran el rendimiento del motor para contaminar menos, sistemas de navegación o sensores de seguridad. La introducción de estas mejoras en el automóvil podría volver a disparar la demanda de vehículos en un plazo bastante corto de tiempo.

foto

Empresas o entidades relacionadas

Equiplast Expoquimia - Fira de Barcelona

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS