La empresa belga Haco es una marca de confianza a nivel internacional

El corte por plasma y el láser de Haco despuntan en España

Nerea Gorriti05/12/2007
Un equipo joven y emprendedor constituye la delegación de Haco en España, ubicada en la localidad barcelonesa de Esparraguera. Con una marca de contrastada calidad a nivel internacional como es Haco, la empresa es conocida por su maquinaria para la deformación de plancha metálica aunque también es puntera en máquinas de corte por plasma o corte por láser. No en vano cuenta con un láser de 7.500 W, el más potente del mercado. Respaldada por un importante grupo humano y técnico, la delegación despunta por su dinamismo y por una filosofía donde tiene especial importancia el servicio postventa.
Si bien su producto estrella en España es la cizalla TS3006, la empresa belga cuenta con una completa línea de máquinas de corte por láser y plasma de primer nivel con una experiencia de Haco en el sector de más de 40 años.

Con tan solo un año y medio de actividad - su presentación oficial fue en la edición de BIEHM de 2006- Haco España puede presumir de haber instalado más de un centenar de máquinas en España. Especialmente importante para Haco España es ofrecer un atento servicio técnico que sin duda ha sido importante para sentar las bases de una gran proyección de crecimiento. “Estamos muy contentos. En un año y medio de actividad hemos desarrollado proyectos importantes” afirma Jaime Sirera, Director Técnico.

Una marca de peso en todo el mundo

A pesar de que el sector se encuentran aún en una fase dubitativa, la delegación española de Haco guarda un as en la manga: un sello de gran calidad. Y es que es precisamente esta cualidad es la que favorece la buena marcha de la empresa. “Nos respalda una gran marca”, señala Jaime Sirera. “Nos hemos encontrado casos de clientes que tenían una máquina nuestra desde hace más de dieciocho años trabajando a pleno rendimiento. Tras el buen resultado, a la hora de comprar nueva maquinaria no dudan en adquirir otra de la marca Haco”.

foto
Fachada de la delegación de Haco en Esparraguera (Barcelona).
“Un corte por plasma supone casi la misma calidad del láser y el cliente tan sólo requiere la tercera parte de inversión”
foto
Jaime Sirera y Juan Carlos Mingueza, Directores técnico y comercial, en la máquina de corte por plasma.

Servicio postventa de primer nivel

Además del peso de la marca y de la buena calidad del producto, ambos directivos coinciden en que parte de su éxito se debe también al esfuerzo que realizan para ofrecer un buen servicio postventa. “Esto implica hacer un gran esfuerzo para satisfacer las necesidades de nuestros clientes, a los que apoyamos en todo momento. Y por otro lado, nuestra estrategia también se basa en buscar un cliente que no tenga en cuenta tanto el factor económico como el factor calidad a la hora de comprar una máquina”.

Otra de las ventajas de Haco radica en que la empresa solicita el material a Bélgica, lo que permite recibirlo en casa del cliente en tan sólo 24 horas. “Esto nos da una garantía de resolución de problemas de forma casi inmediata. Algo que empresas ubicadas en países fuera de Europa no puede ofrecer. Tenemos nuestras bazas y las tenemos que jugar bien”, añade Juan Carlos Mingueza, Director Comercial.

La delegación otorga especial importancia a su servicio postventa por dos motivos. “Primero, porque la calidad Haco es suficiente para dar respuestas y segundo, porque tanto la marca como el cliente merecen un trato excepcional”, asegura Juan Carlos Mingueza, en referencia a la filosofía de la empresa. “Si existe un problema existe una solución. Esto hace que la confianza de nuestro producto y en nuestros clientes sea absoluta”.

Desde los comienzos de Haco allá por 1965, el principal objetivo de la compañía ha sido conocer las necesidades y demandas de sus clientes y proveer soluciones de primer nivel. Continúan ofreciendo una amplísima gama de máquinas con una buena calidad/precio gracias a que desarrolla su propia tecnología y asegurar un servicio postventa de confianza. Cuarenta años después, se ha convertido en una de las empresas más importantes a nivel internacional.
“Nuestra estrategia también se basa en buscar un cliente que no tenga en cuenta tanto el factor económico como el factor calidad a la hora de comprar una máquina”
foto
Las máquinas de Haco con la etiqueta “vendida”, preparadas para salir hacia su nuevo destino.
foto
Haco cuida hasta el último detalle.

“Somos una delegación, no somos distribuidores”

Según el director técnico, que una empresa europea instale una delegación en España supone un gran esfuerzo y más aún cuando ha existido una red de distribuidores durante muchos años. No obstante, la presencia en el mercado español de Haco desde hace más de treinta años es un arma de doble filo.

“Por un lado es una ventaja, ya que nuestra imagen de marca evita tener que partir de cero y por otro, es un reto ya que el cliente nos exige mucho más. La primera llamada de teléfono que recibimos fue la de un cliente que nos decía `tengo una máquina desde el año 84 y necesito que me envíen un recambio´. Hemos entrado al doscientos por ciento en cuanto a exigencia. Pero somos jóvenes y tenemos ganas de trabajar”, asegura.

También tecnología puntera

Tras varias décadas de trabajo, el sector conoce bien su maquinaria, sin embargo, ambos coinciden en que una parte de sus máquinas son poco conocidas. “Nuestra cartera de producto no sólo está formada por plegadoras, cizallas y maquinaria auxiliar. Existen también máquinas de corte por láser desarrolladas por Haco, así como punzonadoras de control numérico y máquinas de corte por plasma. Es un área que debemos potenciar. Creemos que no está lo suficientemente explotada en el mercado y puede dar mucho más de sí”, asegura el Director Técnico.

En cuanto a las máquinas de corte por plasma, la compañía ofrece un producto de calidad comparable a otras grandes marcas del mercado. “Antes existía el plasma oxicorte que no se caracterizab por una alta calidad de corte, motivo por el cual el cliente adquiría una máquina de corte por láser que tiene un elevado coste económico. En cambio, se debe valorar que el corte por plasma ha mejorado mucho en lo que a calidad de corte se refiere y supone una inversión mucho menor”, señala Jaime Sirera. “El plasma de alta definición ha mantenido una buena evolución en cuanto a la calidad de acabados lo que la hace un producto extraordinario”, concluye Sirera.

“Otra de las ventajas de Haco radica en que la empresa solicita el material a Bélgica, lo que permite recibirlo en casa del cliente en tan sólo 24 horas”
foto
Máquina de corte por plasma en la delegación de Haco.
foto
Guillotina HSL/HSLX de Haco.
Las guillotinas de la gama HSL/HSLX incorporan dos cuchillas con cuatro caras de corte y cuenta con un sistema automático o manual de ajuste de separación de cuchillas. El control puede ser tipo tipo SP8, SC7p o SC70 con preselección de posicionado de tope trasero, retracción y selección de la longitud de corte.

Dispone de selección del ángulo de corte con lector de posición. También tiene contador de cortes golpes con reset y brazo de escuadreo de 1.000 mm con regla, con guía lateral en T para ajuste del tope delantero.

foto
Máquina de corte por láser Kompakt 3015.
foto
Máquina punzonadora CNC Omatic 212 RH de Haco.
foto
Máquina de corte por láser Raptor 3015.
foto
La serie HSL/HSLX, con capacidades hasta 6 metros y 30 mm de espesor.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS