Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Puede coger y posicionar 240 piezas por minuto

Fatronik vende la licencia de explotación de su robot Quickplacer a una empresa de Silicon Valley

Redacción MU22/06/2007
El Centro de Investigación Fatronik anunció el pasado 9 de marzo de 2007 que ha firmado un acuerdo con la empresa estadounidense Adept por el que le ha cedido la licencia de explotación del Quickplacer, ahora denominado Quattro, el robot manipulador más rápido del mundo que el centro vasco presentó oficialmente en la pasada edición de la Bienal de Máquina-Herramienta.
Adept, situada en la sede mundial de la innovación tecnológica, Silicon Valley, está especializada en el desarrollo de tecnología para robótica, sistemas de control de movimiento y tecnología de sistemas de visión. Gracias a esta cesión, podrá explotar los derechos de este revolucionario robot en los mercados en los que trabaja (Unión Europea, Estados Unidos, Cánada y el sudeste asiático), así como en otros en los que también distribuye productos a través de terceros (Japón, Corea del Sur, Rusia y Taiwan). Asimismo, Fatronik creará una “spin-off” en Gipuzkoa que comercializará e integrará el producto en sistemas más complejos de automatización gracias a este acuerdo.

Fatronik recibirá asimismo una cuantía económica, además del pago de un “royalty” por cada uno de los productos que la compañía norteamericana venda, lo cual supondrá en diez años unos ingresos de entre cinco y trece millones de euros para Fatronik.

Industria emergente

Conscientes de las necesidades previsibles del mercado, Fatronik comenzó hace cinco años un trabajo de investigación propia sobre robots de manipulación que dio sus frutos el año pasado, con la presentación del innovador Quickplacer.

La demanda de este tipo de robots está registrando un importante crecimiento. El propio Bill Gates afirmaba recientemente en un artículo publicado en la revista Scientific American titulado “A robot in every home” (Un robot en cada casa) que la situación de la robótica actual es comparable a la época de mediados de los 70, en la que se gestó el lanzamiento del PC. Para ello, se basó en un estudio que él mismo encargó en el año 2004 para analizar el estado de la tecnología y el mercado de la robótica. De él se desprendía que la industria robótica está a punto de estallar, de un modo similar a lo sucedido con el negocio de la informática hace 30 años.

A nivel estatal, la situación es muy favorable para la robótica de manipulación. Mientras otros sectores, como el del automóvil, ya poseen un alto grado de integración de la robótica, en otros, como por ejemplo el de la alimentación, está mucho menos desarrollada. Según los últimos datos de la Asociación Española de la Robótica (AER) el número de instalaciones de robots para la industria agroalimentaria ha ido incrementándose en los últimos años en torno a un 30 por ciento.

“Spin Off”

Una vez que Fatronik finalizó su nuevo robot, el primer intento para su comercialización fue en el País Vasco. Así, se realizaron diversos contactos con empresas vascas con potencial capacidad para la fabricación y distribución del robot. Sin embargo, no fue posible llegar a ningún acuerdo, por las propias limitaciones del mercado de robots. En este sentido, el mundo de la venta de robots está en manos de multinacionales que tienen capacidad suficiente para venderlos a nivel global. Es necesaria una producción en masa para conseguir rentabilidad por lo que no hay empresas vascas ni españolas fabricantes, ya que no alcanzan tamaño y volúmenes de venta necesarios. En total hay unos cinco grandes fabricantes en el mundo, entre ellos Adept. Durante las primeras negociaciones prácticamente todos ellos mostraron interés por adquirir los derechos de esta licencia.

Aun así, Fatronik quiere que este desarrollo sirva para contribuir a generar actividad empresarial en nuestro entorno. Por ello, creará una spin off con sede en Gipuzkoa y una filial en Francia, que podrá comercializar el citado robot. La nueva empresa será una ingeniería dedicada al desarrollo de soluciones completas de automatización. Según previsiones, en sus primeros cinco años facturará unos 20 millones de euros. En un principio contará con diez trabajadores, cinco en la sede guipuzcoana y otros cinco en la filial francesa.

foto

Quattro

Quattro es el robot de manipulación más rápido del mundo. Su alta capacidad de aceleración y frenada, cinco veces superior a la de un Fórmula 1, lo convierten en el líder mundial en cuanto a capacidad de producción.

Su desarrollo ha sido posible gracias a la colaboración con Fatronik Francia y el laboratorio de Montpellier de Ciencias Informáticas, Robótica y Microelectrónica (Lirmm).

Posee una estructura de cuatro grados de libertad, tres translaciones y un giro respecto a su eje vertical, gracias a lo cual puede coger y posicionar 240 piezas por minuto. Además, se complementa con un sistema de visión capaz de guiar los movimientos de dicho robot, que es el responsable de localizar la forma y orientación de los objetos, y en función de la programación recibida comandar órdenes de movimiento al robot. También es posible coordinar todo el conjunto con cintas, de forma que el robot es capaz de coger objetos en movimiento y dejarlo también en una cinta en movimiento. Su particular estructura y las características de sus elementos, hacen que su velocidad y aceleración sean máximas, incrementando la productividad en un 20 por ciento respecto a las soluciones actualmente existentes.

Por todo ello, el campo de aplicación de este tipo de robots es muy amplio. Abarca distintos sectores con gran necesidad de automatización, tales como el agroalimentario, el de la higiene, la belleza, la salud o los componentes electrónicos. Existe una gran demanda de automatización en estos sectores, ahora muy manuales, que se cubre con este tipo de robots. Hoy en día cada vez está todo más empaquetado, lo cual contrasta con la baja automatización de las empresas. Con este robot se consigue automatizar labores de baja calidad de trabajo con altísima eficacia. El robot Quattro permitirá un gran aumento de la productividad de estas empresas.

Fatronik

  • Facturación 2006: 4,6 millones de euros
  • Facturación prevista 2007: 9 millones de euros
  • Número de personas 2006: 67
  • Número de personas previstas 2007: 110
  • Número de centros: 3
  • Empresas cliente: 70
  • Patentes: 15

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Robótica y Automatización de Tecnologías de la Producción
Fundación Fatronik, S.A. (Tecnalia)

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS