Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Herramientas en acero inoxidable Steritool

Redacción MU01/06/2006
Las herramientas en acero inoxidable se presentan como una solución preventiva a la contaminación ferrosa. Steritool, representada en España por Vestilab, presenta interesantes novedades en este campo.
Las herramientas Steritool están fabricadas con una aleación homogénea sin acción corrosiva ni posibilidad de reacción con ninguna superficie ya que su superficie no se ha tratado con ningún baño ni tratamiento. No puede producir generación de partículas.

Además, las propiedades inherentes de la aleación comunican a la superficie del acero inoxidable una fina capa protectora de oxido de cromo. En combinación con el oxígeno atmosférico, esta invisible capa (ni reactiva ni corrosiva), produce una nueva capa de óxido de cromo.

Todas las herramientas son esterilizables por autoclave de vapor y resistentes al desgaste.

Los ciclos de esterilización por autoclave no producen ningún tipo de desgaste o disminución de la durabilidad de las herramientas.

También se caracterizan porque son resistentes a los ácidos, álcalis y H2O2 y resisten temperaturas de hasta 200ºC. Se fabrican según la ISO 14644-1 (FDA 209 E y EEC)y según DIN ISO 8764-1.

foto
El uso de las herramientas cromadas puede producir un considerable riesgo de contaminación ya que, por un lado, la esterilización por autoclave permite como máximo 10 ciclos, ya que se deteriora el recubrimiento produciéndose descamación. Además, la superficie cromada ofrece una barrera temporal entre el hierro de la herramienta y el área de producción. Asimismo, no se debe olvidar que el habitual cromado se degrada muy fácilmente generando contaminación por partículas.

Otra desventaja de las herramientas cromadas es la necesidad de una substitución constante del material deteriorado, lo cual produce un sobrecoste.

En definitiva, las herramientas en acero inoxidable Steritool eliminan el riesgo de contaminación, comparadas con las herramientas que habitualmente se utilizan en zonas estériles y en áreas con procesos críticos.La utilización de estas herramientas representan una clara reducción en el precio de la compra en comparación con el coste que representa la compra y substituciones necesarias en las herramientas habituales cromadas.

Incluso si se esterilizan antes de su uso, las herramientas de acero al carbono cromado ordinarias pueden seguir siendo un factor que contribuye enormemente al problema de la contaminación del proceso. Una herramienta de acero al carbono esterilizada no deja de ser una herramienta ferrosa, y cuando se usa transfiere las partículas de hierro expuestas, desde la herramienta hasta la superficie del acero. En un entorno con oxígeno con niveles de humedad todavía más bajos, estas partículas expuestas reaccionan en la formación de óxido de hierro, o herrumbre. Cuando aparece herrumbre, a menudo se cree erróneamente que el acero del cierre está defectuoso o que es de baja calidad, lo cual no es el caso. Utilizar herramientas de acero inoxidable en el mantenimiento y operación del equipo de procesamiento puede eliminar el factor de riesgo de la contaminación ferrosa.

Las herramientas en acero inoxidable eliminan el riesgo de generar partículas en el entorno de una zona blanca.

El deterioro del cromado que normalmente se utiliza en las herramientas industriales ordinarias introduce un riesgo significativo de contaminación del proceso. La aplicación de un recubrimiento electrochapado de la superficie tiene la intención de brindar a las herramientas de acero al carbono cierto nivel de resistencia a la corrosión, ya que actúa como una barrera entre el hierro libre de la superficie de la herramienta y el entorno, reduciendo así el nivel de oxidación. Pero, si bien es posible esterilizar eficazmente una herramienta de acero al carbono cromada antes de utilizarla en un zona blanca o estéril, cada ciclo de autoclavado sucesivo va deteriorando el cromado, ocasionando que se resquebraje, se desconche y se desprenda. Una vez que se degrada el cromado, puede producirse contaminación no sólo por las partículas aerotransportadas del cromado en sí, sino también por la oxidación del hierro expuesto de la herramienta. Las herramientas en acero inoxidable no tienen ningún chapado; su resistencia a la corrosión es una propiedad del cromo contenido dentro de la aleación. Reemplazar las herramientas de acero al carbono por herramientas de acero inoxidable elimina este riesgo y debe considerarse como un procedimiento de operación estándar en toda planta moderna.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS