Posicionamos su web SEO / SEM
La integración de la alta velocidad en los talleres de fabricación de moldes ya ha comenzado

Hay que estar muy abierto a aceptar las nuevas tecnologías

por Elena Azkarza30/04/1999
Aunque el día en el que la alta velocidad sea una tecnología utilizada masivamente por los fabricantes de moldes y matrices está aún muy lejos, la adquisición realizada por Construcciones Mecánicas Solé de la HSM 700, la fresadora de alta velocidad de Mikron, demuestra que el mercado se está preparando para ello. Los primeros trabajos ya han confirmado que esta fresadora es capaz de reducir los tiempos de fabricación.
La aplicación de la alta velocidad en la industria de la fabricación de moldes es, desde hace varios años, protagonista de numerosos artículos técnicos, congresos, ferias... Sin embargo, la incorporación de maquinaria de este tipo no es una práctica habitual en este sector. Obtener un aumento de la producción y una reducción de los costes no se logra de la noche a la mañana, por muy elevada que sea la inversión. Para sacar el máximo provecho de esta tecnología es necesario contar con una estructura empresarial preparada para incorporar las nuevas tecnologías de fabricación.
Construcciones Mecánicas Solé, dedicada a la fabricación de moldes de alta precisión para la inyección de materiales termoplásticos y termoestables, es una compañía pionera en este sentido. Fundada en 1960, esta empresa ha ido adquiriendo durante su trayectoria la tecnología más avanzada para la fabricación de moldes. Hace dieciocho años apostaron por la electroerosión por hilo para la concepción de moldes. "Al principio", asegura José Solé, uno de los responsables de la empresa, "los moldistas no confiaron en los beneficios que la electroerosión por hilo podía ofrecerles. Nosotros apostamos por ello, fuimos de los primeros. Saber adaptarse a las nuevas tecnologías implica considerables ventajas, tanto a nivel externo, cara al cliente, como a nivel interno, para el propio taller".
Ahora le ha tocado el turno a la alta velocidad. Tras muchos años de oir hablar sobre esta nuevo concepto de producción, los hermanos Solé consideran que ha llegado el momento de dar un paso más. "Hemos estado siempre en la vanguardia tecnológica y esperamos poder seguir haciéndolo". Este nuevo paso se ha materializado en la adquisición de la HSM 700, la fresadora de alta velocidad de la firma Mikron.

Exigencias en los plazos

"Hasta hace más o menos tres años", nos explica José Solé, "era el sector del automóvil el que presionaba para lograr una reducción en los plazos de entrega y en los costes de producción. Sin embargo, hoy en día todos los sectores nos imponen los mismos requisitos en cuanto a plazos".
Construcciones Mecánicas Solé tiene clientes en sectores muy diversos. Aunque el de automoción representa el mayor porcentaje (34%), el de menaje (25%) y el de la electrónica (22%) juegan también un importante papel. Hilaturas (13%) y cosmética (6%), representan el resto del total. "Todos ellos", afirman los responsables, "exigen una gran precisión y acabados de calidad". Y esto es, precisamente, lo que les ofrece la máquina de Mikron.
"Ahora es posible obtener la misma calidad de pieza, o mejor, con menos operaciones, mientras que antes era necesario realizar cinco operaciones (diseño, fabricación y verificación de electrodos, erosionado y pulido)", aseguran. Esto implica, además de un ahorro en los costes de producción, una considerable reducción en el tiempo de fabricación. "La mecanización de las piezas con la HSM 700 de Mikron supone que no es necesario fabricar los electrodos, por lo tanto, tampoco habrá que diseñarlos".

Los cuellos de botella se trasladan a la oficina técnica

Es común escuchar que el mayor inconveniente que se presenta en un taller de fabricación de moldes a la hora de incorporar una máquina de alta velocidad es que es preciso contar con una potente oficina técnica. De lo contrario, se lograrán excelentes tiempos de fabricación, pero se producirá una saturación en los equipos de programación de las máquinas. Por este motivo, es preciso contar con unos buenos equipos de CAD/ CAM. (En estos momentos, Construcciones Mecánicas Solé cuenta con tres estaciones de 2D y dos de 3D, una para diseño y otra para mecanizado, adquirida recientemente para sacar el mayor rendimiento a la nueva máquina).
Jaume Solé, responsable técnico de la empresa, sin embargo, no está tan de acuerdo con que se producen mayores cuellos de botrella en la oficina técnica cuando se incorpora la alta velocidad. "Por mucho que los trabajos de preparación de las máquinas de alta velocidad sean muy arduos", dice, "se ahorran una serie de tareas que también exigen la participación de la oficina técnica, como puede ser el diseño de los electrodos. Además, es posible que el primer año, por falta de experiencia, se retrasen las labores de diseño y programación, pero con el tiempo esto se supera".

La electroerosión por penetración sufrirá inevitablemente

Aunque se trata de un tema un tanto polémico, por la complejidad que encierran las comparaciones entre las diferentes tecnologías de fabricación de piezas metálicas, no cabe duda que algo está pasando entre la alta velocidad y la erosión por penetración. Hasta hace poco tiempo era imposible imaginar que una fresadora pudiera hacer una serie de trabajos atribuidos a la penetración. Hoy, sin embargo, una fresadora de alta velocidad como la HSM 700, permite mecanizar aceros templados y obtener un perfecto acabado superficial que hace innecesarias las labores de pulido, esmerilado o erosionado.
Para los responsables de C. M. Solé ha sido fundamental ver los ejemplos prácticos de piezas que ellos fabricaban anteriormente por penetración. Algunas piezas que, contando solamente el tiempo de mecanizado, por penetración requerían seis horas, con una máquina de alta velocidad ahora es posible fabricarlo en 77 minutos.
Esta reducción de los tiempos de fabricación se obtiene gracias a la elevada velocidad que permite la HSM 700 (hasta 42.000 rpm) y una aceleración de hasta 10m/s². Además de estas prestaciones, la HSM 700 presenta una construcción totalmente concebida para la alta velocidad, es decir, que está preparada para soportar un husillo que va a girar a altas revoluciones. La máquina incorpora asimismo un control numérico de alta tecnología y fabricado por Heindenhain a medida de la fresadora.
Esta reducción de los tiempos de fabricación se obtiene gracias a la elevada velocidad que permite la HSM 700 (hasta 42.000 rpm) y una aceleración de hasta 10m/s². Además de estas prestaciones, la HSM 700 presenta una construcción totalmente concebida para la alta velocidad, es decir, que está preparada para soportar un husillo que va a girar a altas revoluciones. La máquina incorpora asimismo un control numérico de alta tecnología y fabricado por Heindenhain a medida de la fresadora.
La máquina estándar está equipada con un cambiador de herramientas automático de 12 posiciones, pero también es posible incorporar un cambiador con 40 posiciones como opción, cuando la máquina está trabajando con sistema de paletización o con robot. El proceso de recogida para el cambio de las herramientas asegura que el cambio se realiza en un tiempo mínimo.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS