Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
También presenta el proceso de soldadura por resistencia por puntos DeltaSpot que protege los electrodos y los materiales a ensamblar

Matrimonio metalúrgico de dos clásicos: el aluminio y el acero

Redacción MU15/01/2006
Al unir el acero y el aluminio surgía hasta ahora un proceso mecánico. Gracias a una nueva tecnología de soldadura de Fronius, ahora es posible un proceso metalúrgico "cordial". CMT (Cold Metal Transfer) es la palabra “mágica”, y el ensamblaje con arco voltaico representa la fórmula para ello. En la feria "Schweißen & Schneiden", "Soldadura y Corte", celebrada del 12 al 17 de septiembre de 2005 en Essen muchos visitantes se convencieron de cómo la tecnología CMT traspasa concretamente las fronteras existentes hasta ahora.
foto
El proceso CMT por ensamblaje con arco voltaico crea una unión íntima de aluminio y acero.
Aunque el proceso CMT para ensamblar respectivamente aluminio y acero ha surgido en la práctica hace tan sólo algunos meses, ya ha superado la prueba de fuego. Importantes ventajas son fruto de la reducida absorción de calor del proceso "en frío": principalmente, una menor distorsión por calor y retoques. Ahora CMT ofrece el innovador paso para ensamblar el aluminio con el acero. Dicha unión abre paso a un gran número de posibilidades nuevas de construcción y de técnicas de producción. Sobre todo van surgiendo nuevas posibilidades en relación con las creaciones para nuevas aplicaciones y soluciones inteligentes.

Las primeras aplicaciones se ofrecen en la industria del automóvil. Este sector está especializado en el ahorro de combustible y en la reducción de peso así como en aumentar la seguridad a través de las mejoras de resistencia perseguidas. Debido a las distintas propiedades del acero y del aluminio, gracias a una unión perfecta, se pueden conseguir propiedades de uso adecuadas a la necesidad. Si, por ejemplo, el aluminio se ensambla de forma homogénea en la zona del techo por arco voltaico con columnas de acero portantes, esto no sólo puede hacer descender el punto de gravedad del vehículo sino también reducir el peso de la carrocería. Los constructores esperan unas considerables reducciones de peso en la construcción de vagones y andamios. En la industria eléctrica y electrónica figura, en primer lugar, la sustitución de las uniones remachadas y racores.

foto
El nuevo sistema de soldadura por resistencia por puntos DeltaSpot ensambla cualquier unión de metal incluso de aluminio con acero. En la imagen, tres chapas de aluminio (3,0 mm, 2,0 mm y 1,0 mm AlMg3) con una cinta de proceso revestida y los parámetros 17 kA, 700 ms y 4 kN.
foto
Ahora los sistemas de soldadura TransPuls Synergic 3200/4000/5000 CMT de Fronius pueden fabricar uniones de aluminio y acero.
foto
El sistema de soldadura por resistencia por puntos "DeltaSpot" eleva la calidad, la vida útil de los electrodos y la productividad al ensamblar componentes de carrocería.
CMT se diferencia en algunos parámetros fundamentales de otros procedimientos térmicos, tales como MIG/MAG (soldadura con gas protector y metal), TIG (soldadura con gas inerte de tungsteno) o la soldadura láser: La menor absorción de calor en la pieza de trabajo y el movimiento de hilo controlado y reversible. Los parámetros se pueden regular en distintas posiciones de forma sencilla. Gracias a estas ventajas se obtiene un hilo muy uniforme. Esto es uno de los requisitos para la unión del aluminio y el acero. Otro se deriva del lado del material: La chapa de acero debe estar galvanizada.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS