Posicionamos su web SEO / SEM
Cerrando el círculo

Mewa ofrece mucho más que la limpieza de paños

Esther Güell07/11/2014

Mewa es sinónimo, en España, de paños técnicos de calidad. Pero es mucho más que eso y, para mostrarlo congregó, como ya viene siendo habitual, a diferentes representantes de la prensa europea para que conocieran de primera mano una de sus plantas de tratamiento. En esta ocasión le tocó el turno a una de las plantas que la firma tiene en Austria donde, además de paños técnicos, también realizan la limpieza y mantenimiento de ropa laboral.

foto

Mewa es un grupo nacido 1908 que ofrece un sistema de servicios para la industria, el comercio, la manufactura y las fábricas. Dicho servicio incluye tanto la confección como el suministro, recogida y cuidado de los productos textiles, además de su mantenimiento y sustitución en caso de desgaste. Estos productos son tanto paños técnicos como ropa de trabajo —servicio no disponible en España—.

Mewa Austria es una de las plantas con más solera del grupo. Fundada en 1971, su facturación en 2013 alcanzó los 35,1 millones de euros. Cuenta actualmente con 235 empleados y tiene cerca de 9.600 empresas clientes procedentes no sólo de Austria sino también países del Este de Europa, entre otros. Limpian anualmente hasta 5 millones de paños, 8.000 alfombrillas, más de 280.000 piezas de vestuario laboral —para 71.700 usuarios— y hasta 2.500 rollos de toallas.

Estas cifras explican los buenos resultados anuales del Grupo, con 42 delegaciones y presencia en 19 países de Europa y una previsión de facturación, para este año, de 570 millones de euros. “Nuestra competencia más importante tiene, como máximo, la mitad de envergadura que nosotros, y seguimos creciendo de manera totalmente orgánica” explicaron Bernd Feketeföldi y Stefan Jansen, director comercial y director técnico respectivamente, de Mewa Austria, durante la presentación ante la prensa.

foto
Bernd Feketeföldi, director comercial y gerente de Mewa Austria.

De carácter eminentemente familiar, Mewa todavía destila el interés por la conservación del medioambiente de su fundador, Hermann Gebauer, quien a primeros del siglo XX se planteó la posibilidad de crear un paño para la industria que sustituyera al rollo de papel o los trapos de baja calidad y que, además, admitieran el lavado y reutilización durante varios usos. Nacía la idea de ‘tejer, lavar y reemplazar’ que se mantiene todavía hoy. Sin olvidar un concepto fundamental en el ADN de Mewa: la producción compatible con el medio ambiente, una idea que intenta transmitir a sus clientes mediante innovadores procesos desarrollados a lo largo de todos estos años. La última aportación: Mewa Bio-Circle, el sistema de limpieza de piezas, fácil y ecológico.

foto
Stefan Jansen, director técnico y gerente de Mewa Austria.

Pensando en la salud de los empleados y de las piezas en talleres, industria y mantenimiento

Mewa Bio-Circle es un lavapiezas de fácil uso, respetuoso con el medio ambiente y con la salud de los trabajadores. Es la solución para la limpieza de piezas con la que Mewa complementa su servicio de reutilización de paños de limpieza para talleres, industria e imprentas. El sistema no emplea sustancias nocivas para la salud, ya que el líquido limpiador carece de disolventes y, por tanto, no contiene compuestos orgánicos volátiles. Los productos de las máquinas limpiadoras convencionales desprenden un fuerte olor, son perjudiciales para el medio ambiente y pueden provocar enfermedades con daños en nervios, piel o hígado. En su lugar, el líquido del Mewa Bio-Circle contiene microorganismos naturales que degradan biológicamente las grasas y los aceites, y que permiten una capacidad de limpieza constante y a largo plazo. Y así cumple con los requisitos legales y contribuye a la seguridad laboral de los empleados.

foto

Mewa Bio-Circle es un lavapiezas fácil de usar y respetuoso con el medio ambiente y la salud de los trabajadores. Foto: Mewa.

Esta solución está disponible en dos versiones diferentes según el tamaño necesario. La versión Maxi es potente, robusta y duradera, con una gran capacidad de carga hasta 220 kg. Además, su gran superficie de trabajo (880 x 580 mm), permite el espacio suficiente para piezas voluminosas, que pueden limpiarse con una manguera larga. Por su parte, la versión Mini, con una superficie de 610 x 500 m, se desliza con mucha facilidad gracias al carro que lleva integrado, por lo que permite trabajar con ella de forma flexible en cualquier lugar.

El sistema lavapiezas de Mewa se decanta por un servicio integral, con el que los cambios de filtro, la reposición del líquido limpiador o la sustitución de piezas sujetas a desgaste dejan de ser un problema del que se ocupa Mewa.

Bio-Circle es un sistema totalmente ecológico de ciclo cerrado, indicado para industrias donde la limpieza puede ser un factor crítico como la alimentaria, o aquellas donde haya presencia de aceites y grasas.

Predicando con el ejemplo

El compromiso con la sostenibilidad es una constante en esta empresa. Tan es así que en sus instalaciones cumplen con todos aquellos requisitos para minimizar su huella medioambiental. “No hay otra empresa del sector con la misma intensidad en este sentido”, explicaban Bernd Feketeföldi y Stefan Jansen, gerentes de Mewa Austria. “Nuestros índices de reciclado nos avalan”, en alusión a la constante reducción de detergente y la recuperación del agua de lavado, que alcanza hasta el 99,8%. Incluso la energía necesaria para hacer funcionar la planta parte, en gran medida, de la suciedad de los paños a limpiar: “Hasta un 80% de la energía procede de los aceites de los paños y las alfombrillas, que sirven para generar la energía térmica necesaria para los procesos de la planta”. Una vez lavados los paños y las alfombrillas, el agua residual es altamente contaminada, por lo que Mewa la somete a un triple tratamiento para separar las impurezas. El agua resultante es ‘pura’ en un 99,8%, lista para verter en el sistema público de cloacas, cumpliendo e incluso superando las normativas austríacas al respecto.

foto

El aceite y grasa procedente de los paños y alfombrillas se reutilizan como fuente de energía térmica para alimentar la demanda de la planta. En la imagen, calderas de vapor donde se calienta el agua de limpieza. Foto: Mewa.

Por otra parte, las partículas presentes en los paños se envían a una empresa especializada en tratamiento de éstas.

Pero la sostenibilidad y la conciencia medioambiental de Mewa empiezan en la misma fabricación de los productos. Sus paños están compuestos alrededor de un 50% de fibra reciclada e incluso las pelusas de algodón creadas durante el tejido de los paños se vuelven a utilizar. Éstas se recogen y procesan en material aislante, que se utiliza por ejemplo en la producción de automóviles.

foto

Instalación de tratamiento de aguas residuales con la que Mewa logra un agua resultante es ‘pura’ en un 99,8%, lista para verter en el sistema público de cloacas, cumpliendo e incluso superando las normativas austríacas al respecto. Foto: Mewa.

Un color para cada industria

Mewa ha diseñado un sistema de identificación de paños que les facilita la clasificación según el sector al que se dirigen. Así, el azul es para trabajos muy sucios, con materias primas y empresas cuya maquinaria desprende virutas, como el sector metalmecánico; el rojo está pensado para el sector de la automoción; y el verde para trabajos de impresión e industria de artes gráficas. Todos ellos se reciben y recogen en unos contenedores especialmente diseñados para ello. Dichos contenedores además son también de diferentes colores según el tipo de producto limpiado con los paños, dividiéndolos así en función del tipo de suciedad. Por ejemplo, los contenedores negros con para paños con características antiestáticas. Los contenedores Mewa han sido también diseñados para la recogida, almacenaje y transporte de estos paños: con ruedas, es apilable y está homologado según las normativas europeas para el transporte de mercancías peligrosas. La tapa, de cierre hermético, con su color correspondiente, es parte del sistema de clasificación.

Una vez recepcionados en la planta de tratamiento de Mewa, se realiza un control de los paños y se sustituyen, si procede, aquellos que ya no cumplan con la calidad exigida por la firma.

Por otra parte, la gama de paños de Mewa comprende desde Mewatex (un paño fuerte, para todas las situaciones, realizado en un 40% algodón y 30% hilo sintético), hasta Mewatex Plus (eficaz en los trabajos delicados, con muy poca pelusa), o el modelo Ultra (suave, con un algodón especialmente tratado y sin pelusa) y Protex (100% hilo sintético, ultrafino, especialmente indicado para la industria gráfica, pantallas LCD, etc.).

foto
El control de calidad se realiza antes y después del lavado, cuando se desechan aquellos paños de poco peso (“están deshilachados o bien con agujeros”), sucios o con restos de material.
foto
El contenedor de seguridad Safety Container (SaCon), para un almacenamiento y un transporte óptimo. Foto: Mewa.

La industria metalúrgica también puede presumir de unas instalaciones sin virutas ni grasa

El sistema inteligente de paños de limpieza reutilizables es perfecto para la industria metalúrgica. El torno, la fresadora, las máquinas y los sistemas de triturado y molienda pueden mantenerse limpios con estos textiles reutilizables, que permiten una limpieza efectiva a la vez que aseguran la protección de las superficies. Las virutas de metal y la grasa de la maquinaria se eliminan con el paño Mewatex, versátil, extremadamente robusto y capaz de combatir la suciedad de manera fácil y rápida. Además es especialmente adecuado para la limpieza fiable de zonas de trabajo, máquinas y productos. Con este servicio la empresa no debe preocuparse por la eliminación de los residuos ni por su lavado, ya que Mewa se encarga de esta gestión mientras le proporciona paños limpios para que pueda continuar con su trabajo diario.

foto
Con el sistema de paños de Mewa la industria metalúrgica puede hacer gala de instalaciones relucientes. Foto: Mewa.
El lavado de estos paños en las plantas de Mewa se realiza con tecnología innovadora que garantiza la máxima limpieza con un mínimo de agua, detergente y consumo de energía. Después del proceso de lavado y secado, las telas pasan un control de calidad y pruebas visuales, y se confirma la ausencia de virutas por medio de detectores de metales y balanzas electrónicas. Los tejidos dañados se desechan y se reemplazan, y sólo los paños perfectos se entregan de nuevo al cliente para su siguiente uso.

Y para almacenamiento más adecuado y el transporte más correcto de estos paños se ha diseñado especialmente un contenedor de seguridad, Safety Container (SaCon). Dentro de éste se realiza la provisión inicial de paños a la empresa, así como el almacenamiento de los que están limpios y de los ya utilizados. El contenedor SaCon también se emplea para la posterior recogida de los paños y el traslado a la planta de Mewa para lavarlos para, después, devolverlos a la empresa.

Mewa España en cifras

  • Año de fundación: 1999
  • Gerente: Karl-Stephan Schneider
  • Facturación 2013: 7,9 millones Euros
  • Número de trabajadores: 50
  • Clientes: 3.500 clientes de contrato
  • Volumen de lavado de paños de limpieza 2,0 millones de paños
foto

Karl-Stephan Schneider, gerente de Mewa España. Foto: Mewa.

foto

Empresas o entidades relacionadas

MEWA Textil-Management

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS