Posicionamos su web SEO / SEM
Un número creciente de regiones de todo el mundo están adoptando las normas ISO e IEC como estándares nacionales

Rockwell analiza la unión de dos estándares de seguridad de máquinas: (EN) ISO 13849 e IEC 62061

La creación de un nuevo estándar puede ser visto como una oportunidad o un dolor de cabeza, y esto no se decide necesariamente por un estado de ánimo. La interrupción real y la falta de claridad pueden nublar aún más los problemas que la nueva norma creada estaba destinada a simplificar. La unión de dos normas puede, por su naturaleza, crear desafíos que deben ser conducidos con precaución, pero —siendo optimista— puede simplificar, aclarar y hacer la adhesión a la norma más alcanzable en el ámbito práctico. La nueva IEC/ISO 17305 propuesta hace precisamente eso.

Atrás quedaron los días en que muchos trabajaban con las ‘categorías’ de la vieja EN 954: Seguridad y parte relacionada de los sistemas de control. A medida que se acercaba el final del milenio se hizo evidente que el uso de la compleja tecnología electrónica y programable para la seguridad llegaría a ser inevitable. Así nació la siguiente generación de seguridad de maquinaria, dando lugar a la publicación en 2005 de la IEC 62061: Seguridad relacionada con los sistemas de control eléctricos, electrónicos y programables. A ello le siguió la completamente revisada (EN) ISO 13849. Ambas normas introducen un enfoque más complejo que les da la posibilidad de hacer frente a la creciente complejidad de la tecnología de seguridad y funcionalidad.

Algunas personas fuera de la Unión Europea (UE) pueden cuestionar la necesidad y la relevancia de la unión de estas dos normas, poniendo en duda si dará lugar a ganancias como la capitalización de tecnologías avanzadas y la eliminación de las barreras técnicas en el comercio global. Sin embargo, muchas de las normas nacionales tienen disposiciones en común con la versión equivalente de la ISO y la IEC, y un número creciente de regiones de todo el mundo están adoptando las normas ISO e IEC como estándares nacionales. Así que para un fabricante de Estados Unidos, por ejemplo, que vende a China y a la UE, o viceversa, esta unión podría eliminar las barreras técnicas al comercio global.

Un ejemplo particularmente convincente que demuestra cómo la ISO y la IEC son relevantes para la construcción internacional de máquinas y equipos es el de la ISO 12100 —una norma básica que proporciona un marco de mejores prácticas para identificar el riesgo y eliminar los peligros durante la fase de diseño—. Esto demuestra claramente que las percibidas como normas de la UE son verdaderamente internacionales. No sólo es la ISO 12100 una norma de consenso en Estados Unidos, sino que algunas de sus principales influencias son proporcionadas por OEMs de Estados Unidos, usuarios de máquinas y fabricantes de dispositivos de seguridad.

foto
Si bien esta unión propuesta reunirá a lo mejor de ambos estándares existentes y desmitificará algo de la confusión surgida en los últimos seis años de uso de las dos normas, no se prevén cambios necesarios.

Lo primero que hay que destacar es que si bien podemos estar seguros de que esta unión propuesta reunirá a lo mejor de ambos estándares existentes y desmitificará algo de la confusión surgida en los últimos seis años de uso de las dos normas, no habrá cambios necesarios —y el tiempo para empezar a considerar esto es ahora—. El objetivo de la adopción se ha establecido en 2016 con un periodo de transición hasta 2018, aunque algunos ven esto como optimista. Se podría argumentar que, en un sentido, los estándares se están realmente poniendo al día con la realidad de la tecnología disponible, la cual ha avanzado mucho durante el tiempo de vida de las actuales dos normas. La actual tecnología de automatización de seguridad inteligente electrónica y programable ha pasado por alto ahora las normas existentes. No debe haber nuevas metodologías o fórmulas, como lo que deberíamos sostener. Se han gastado el tiempo y el dinero para llevarnos a donde estamos ahora, y empezar de nuevo no es una opción; es el momento de aprovechar la oportunidad para mejorar.

Hemos estado aquí antes, en términos de los esfuerzos necesarios para gestionar la migración. Aquellos de nosotros que vivimos la migración de la EN 954-1 a la (EN) ISO 13849 encontraremos esta próxima experiencia mucho más manejable. No hubo gran apetito en la última migración, pero con el tiempo se ha aceptado que los últimos estándares, incluyendo el IEC 62061, proporcionaron un régimen mucho más adecuado y robusto.

foto
La unión de la IEC 62061 y la ISO 13849 eliminará la complicación de tener dos estándares. Como parte del proceso de unión es necesario asegurarse de que no introduce ningún requisito diferente o adicional.

Así que el viaje nos ha llevado de una norma que fue percibida como fácil de usar, pero restringida a la tecnología habilitada, a otras que —aunque en principio parecen más difíciles de usar— han ayudado a hacer posible el uso más seguro de las nuevas tecnologías. La unión de la IEC 62061 y la ISO 13849 eliminará la complicación de tener dos estándares. Como parte del proceso de unión es necesario asegurarse de que no introduce ningún requisito diferente o adicional. Esta unión es la oportunidad para clarificar, simplificar y resolver algunos problemas conocidos, tales como el suministro de datos fiables.

El informe sobre la unión de la (EN) ISO 13849 y la IEC 62061 está disponible en el siguiente enlace (para fabricantes originales de equipos) o en este otro (para productores).

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fitmaq 2017 BilbaoPolusólidos 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS