La firma presentó su nuevo medidor de rugosidad TC64-RG en la AMB 2014

Blum integra la medición de rugosidad en la máquina-herramienta

Redacción Interempresas02/10/2014
Debido a las duras condiciones que existen en las máquinas-herramienta, la detección de la calidad de la superficie de forma automática e integrada en la máquina se consideró durante mucho tiempo como un proceso técnicamente imposible. Además, los clientes esperan que la producción en serie con una alta productividad permita tiempos de medición muy cortos y al mismo tiempo ofrezca la máxima fiabilidad y precisión. Blum decidió enfrentarse a este desafío. Los ingenieros de la empresa desarrollaron el nuevo TC64-RG basándose en la tecnología Digilog, presentada por primera vez en 2010.
foto
Figura 1: El nuevo medidor de rugosidad TC64-RG de BLUM permite la realización de una comprobación automatizada de las superficies de las piezas en máquina-herramienta.

Blum-Novotest, importante proveedor alemán de tecnologías de medición y control innovadoras y de alta calidad, ha dado un paso más para facilitar a las empresas la comprobación automatizada de las superficies de las piezas de trabajo en las máquinas-herramienta gracias a su medidor de rugosidad TC64-RG. Winfried Weiland, director de marketing de Blum-Novotest, explica: “Si se observa plano al detalle, se aprecia que hoy en día se pueden medir casi todas las características dimensionales en la máquina-herramienta de un modo paralelo al proceso. En este caso, la ‘rugosidad de la superficie’ es la excepción. Hasta ahora, comprobar este tipo de características solo se podía realizar mediante una operación manual o directamente fuera de la máquina. Ambos procedimientos no se pueden integrar en una producción automatizada, ya que interrumpen el proceso en serie y tienden a provocar errores. Con el TC64-RG Blum ha logrado cubrir este hueco en la cadena de procesos. Ahora, las superficies que presenten un estado incorrecto ya se pueden detectar sin desatar”.

Como todas las demás sondas palpador TC, el TC64-RG también es completamente apto para máquinas-herramienta: es resistente al refrigerante y está protegido según el grado de protección IP68. La velocidad de medición también es considerable. Las superficies estándar de los sectores de fresado, torneado y rectificado se pueden comprobar en pocos segundos con una precisión de micras y pueden evaluarse conforme a los parámetros de rugosidad Ra, Rz y Rmax. Los valores de rugosidad calculados se pueden registrar para un uso posterior, transmitirse como valor de estado o visualizarse a través de la interfaz gráfica.

foto
Figura 2: Gracias a la unidad de medición especial, el TC64-RG de BLUM registra la rugosidad de la superficie en pocos segundos y con una precisión de micras.

Las primeras aplicaciones ya se han llevado a cabo en la producción de componentes de motores, como por ejemplo, en ruedas de compresores, bielas y orificios de cilindros. En casos como este, la calidad perfecta de la superficie no es la única prioridad. En este último caso, se trata por ejemplo de superficies funcionales que deben corresponderse exactamente a un valor de rugosidad definido. Si dicho valor es demasiado reducido, la superficie deja de cumplir la función de ‘depósito de lubricante’. No obstante, el TC64-RG también se utiliza en la producción de cajas de engranaje o en el arranque de virutas de componentes aeroespaciales, como álabes de turbinas. Debido a que los movimientos de desplazamiento se realizan a través de los ejes CNC, a diferencia de los equipos externos también es posible realizar la comprobación de superficies de forma irregular.

foto
Figura 3: Los valores de rugosidad calculados se pueden registrar, transmitirse como valor de estado o visualizarse a través del interfaz gráfico.
Como ocurre en todas las sondas palpador de la empresa, la generación del valor de medición se realiza en el interior del equipo mediante un elemento de medición optoelectrónico sin desgaste. Además, el TC64-RG también funciona con el mecanismo de medición patentado shark360. El dentado plano integrado transmite una dirección de desviación definida con fuerzas de desviación constantes durante la medición de rugosidad. La aparición de una posible fuerza de torsión es absorbida por el dentado plano y, por lo tanto, no influye en el resultado de la medición. Para la transmisión de datos, el medidor de rugosidad utiliza la tecnología de radiotransmisión probada BRC, que ya se utiliza en muchos otros sistemas de medición de la empresa. La ventaja en este caso es la siguiente: Si el usuario ya utiliza un sistema de la extensa familia de radiotransmisión de Blum, se beneficiará de ventajas de integración y en relación con los costes, ya que la unidad receptora necesaria ya está disponible.

“La utilización del TC64-RG en la máquina-herramienta no tiene el objetivo de sustituir a los medidores de rugosidad tradicionales. Más bien se trata de apoyar a los clientes en su objetivo de ‘producir piezas buenas al 100% en un tiempo muy corto’. Precisamente, en las cadenas, puede pasar mucho tiempo hasta que se detectan las primeras piezas defectuosas. En estos casos, la utilización del medidor de rugosidad integrado en la máquina se amortiza rápidamente”, resume Winfried Weiland.

Empresas o entidades relacionadas

Blum Novotest, S.à.R.L. - Punto de Servicio España y Portugal

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS