Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Atten2 desarrolla un método para planificar objetivamente el cambio de aceite en equipos donde este proceso supone una complejidad añadida

Lubricación industrial: monitorizar para planificar

Redacción Interempresas27/03/2014

Los sistemas de medición de diversos parámetros que miden el estado del lubricante han evolucionado mucho en los últimos tiempos. Hoy en día los laboratorios de análisis de aceites son capaces de suministrar información sobre parámetros físicos y químicos que permiten conocer, al igual que la analítica de sangre en las personas, su estado general de salud y diagnosticar posibles fallos de funcionamiento. De esta forma, los laboratorios analizan el lubricante extraído de los equipos para evaluar su estado. El objetivo del sensor OilHealth, que comercializa Atten2, spin-off de IK4-Tekniker, es monitorizar online el estado real de la degradación del aceite. Así, obtiene datos para planificar objetivamente el cambio de aceite en equipos como multiplicadoras o turbinas, en las que el proceso de cambio del lubricante supone dificultades tanto en el manejo de muchos litros de aceite como en la logística de su reposición.

La medición de la degradación del aceite se realiza mediante su análisis espectroscópico. Este espectro medido se correlaciona con el estado de degradación del aceite lubricante analizado, ofreciendo información fiable sobre la vida remanente del aceite lubricante en tiempo real.

OilHealth, tal y como indica su nombre, es un sensor que monitoriza la ‘salud’ del aceite lubricante. Se trata de un sensor óptico que obtiene el espectro del aceite y, por medio de un algoritmo desarrollado por Atten2, correlaciona este espectro y la referencia comercial del aceite con su grado de degradación.

Para desarrollar este algoritmo se han utilizado miles de muestras de diversos aceites que se han analizado en el laboratorio de aceites de IK4-Tekniker. El sensor da medidas precisas que permiten hacer predicciones sobre la degradación del lubricante con gran facilidad.

Por otra parte, la evolución de la degradación puede indicar que existen anomalías, y de esta forma, se está en disposición de tomar medidas para atajar el problema que ha originado dichas anomalías, como por ejemplo la contaminación externa, o un mal funcionamiento de la máquina que acelere el proceso de degradación.

foto
Sensor OilHealth de Atten2.

El valor diferencial de este sensor radica en un fácil uso e instalación, que básicamente se resume en el término Plug and Play que se utiliza para diferentes dispositivos. Además, cuenta con una continua monitorización del estado de degradación del aceite obteniendo en tiempo real datos objetivos para una mejor planificación del mantenimiento de los equipos. La posibilidad de una planificación adecuada redunda en una mayor economía en el cambio de aceite y un menor perjuicio ecológico debido al aprovechamiento de la vida total del lubricante.

Además de este producto, Atten2 está desarrollando un segundo sensor denominado OilWear para monitorizar el contenido de partículas en el aceite que será comercializado próximamente para complementar la acción de OilHealth.

Empresas o entidades relacionadas

Fundación Tekniker

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS