Tornos casi eternos

Albert Esteves01/02/2003
Desde el año 3000 a.C. el hombre ha utilizado instrumentos cuyo principio consiste en hacer girar sobre su propio eje una pieza más o menos cilíndrica para mecanizarla mientras gira. Primero para trabajar madera y, desde principios del siglo XVIII, para el trabajo de metales, los tornos han sido un elemento básico en el desarrollo industrial. La primera descripción detallada de los tornos preindustriales data de 1701, año en que Charles Plumier publica "L’art de tourner", En 1777 Ramsden construye su famoso torno de roscar y, hacia 1800 Mudslay desarrolla el primer torno realizado enteramente en metal, para roscar tornillos, siendo su elemento fundamental el husillo-guía patrón. A mediados del siglo XIX se empiezan a incorporar torretas revólver a tornos convencionales y en 1858 H.D.Stone diseña el primer torno revólver. A partir de 1870 aparecen los tornos automáticos para la producción de grandes series y en 1898 la National Acme construye el primer torno multihusillo. A comienzos del siglo XX, una vez generalizado el uso de la electricidad en la industria como fuente principal de energía, la arquitectura y el funcionamiento de los distintos tipos de torno para trabajar metales ha alcanzado ya su plenitud, y se mantendrá vigente, con pocas modificaciones, hasta las últimas décadas de siglo. A continuación mostramos algunos modelos de torno de principios de siglo extraídos del catálogo de Alfred Schütte, editado en Barcelona en 1912.

Modelo M.A.G.

Impulsado a pedal, aunque podía adaptarse a "impulso por fuerza motriz". El chariot descansa sobre un carro con desplazamiento graduable en cualquier ángulo, mediante cremallera, y accionado a mano.

El doble contra-movimiento de engranaje se embraga y desembraga mediante excéntrica. La "cabeza de caballo" tiene tres ranuras, permitiendo la colocación de muchas ruedas de cambio combinadas.

El contrapunto es graduable lateralmente para torneado cónico; su movimiento se efectúa mediante husillo interior. El eje guiador es de acero. En la caja se alojan la tuerca partida para el eje guiador y las ruedas para los avances longitudinal y transversal. Para efectuar la operación de roscado, se sitúa la palanca en su posición media y la tuerca se cierra; esta tuerca permanece abierta mientras se tornea longitudinal y transversalmente, de modo que sólo se utiliza para roscar y por tanto no sufre desgaste.

Una disposición automática de retención hace que no sea posible el embrague simultáneo de la palanca y de la tuerca para el eje guiador. La reversión de los movimientos automáticos se acciona girando la palanca a la izquierda para el movimiento transversal, y a la derecha para el longitudinal, pues en este caso, la rueda de vis-sin-fin encaja con el eje guiador. Esta nueva construcción reemplaza perfectamente al sistema de eje ranurado. Al situar la palanca a en su posición media, permanece el chariot fijo, aun cuando el eje guiador se halle en marcha.

La bancada dispone de un ancho y profundo escote, a causa del cual el impulso se efectúa mediante un árbol con largos cojinetes y engranaje de transmisión, en vez de las usuales ruedas de cambio.

foto
Tornos con eje guiador, para tornear de forma automática, longitudinal y transversalmente y para roscar, con disposición para el cambio de los avances longitudinal y transversal

Modelo MMJ

El tipo combinado de torno revólver es apto tanto para las labores generales de un torno con eje guiador como para las propias de un torno revólver, en la ejecución de piezas tales como tornillos, grifería, accesorios para máquinas textiles, etc. Sirve tanto para trabajos en piezas de fundición o forja como para material en barra.

Su moderno dispositivo de avance automático permite al operario atender varias máquinas a la vez.

El husillo recibe su impulso mediante polea de 3 escalones y doble contra-movimiento de engranaje, con acoplamiento a fricción, de modo que accionando una palanca a mano, se obtiene un instantáneo cambio de velocidad de corte durante la marcha.

El chariot-revólver lleva una cabeza revólver hexagonal con conmutación automática al retroceder y topes conmutables automáticos para cada una de las 6 herramientas. Dispone de avance automático, pudiendo ser automáticamente desembragado en cualquier posición, por cada herramienta individual, mediante topes ajustables independientes entre sí. El chariot transversal, movible sobre la bancada, tiene el movimiento transversal por rueda a mano y husillo roscado La corredera transversal va provista de porta-herramientas ajustable lateral y transversalmente para la aplicación de herramientas de cortar y perfilar. Los avances automáticos son variables en 4 velocidades.

A comienzos del siglo XX, una vez generalizado el uso de la electricidad en la industria como fuente principal de energía, la arquitectura y el funcionamiento de los distintos tipos de torno para trabajar metales ha alcanzado ya su plenitud, y se mantendrá vigente, con pocas modificaciones, hasta las últimas décadas de siglo
foto
Torno revólver combinado. Con avances automáticos del chariot transversal y del carro-revólver
Destinados a trabajos especialmente fuertes. El impulso se efectúa por monopolea, con cambios de velocidad mediante conmutación de engranajes.

El avance del porta-herramienta es automático, así como el disparo para los movimientos horizontal, vertical y angular, según escala graduada.

foto
Torno vertical americano Gisholt. Con un portaherramienta normal y uno revólver,y plato universal con 3 mordazas

Comentarios al artículo/noticia

#1 - Ramón García Villanueva
19/01/2010 7:11:44
tengo un torno schutte de 1946 y quisiera saber si tendran un manual de este torno o alguna foto de el

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS