La exportación de máquinas-herramienta aumentó un 2,5% en el 2002

Las exportaciones premian el esfuerzo de la máquina-herramienta

15/04/2003
El pasado 4 de abril, con ocasión de su Asamblea General, AFM hizo públicos los datos definitivos del sector durante el año 2002. El panorama no es alentador, con una caída en la producción de máquinas-herramienta del 7,6%. Sin embargo, los fabricantes españoles han sabido encauzar sus esfuerzos y han logrado paliar la debilidad del mercado interno con un aumento en sus exportaciones.
Los datos y referencias del informe que el director general de AFM, Alberto Ortueta, presentó en la Asamblea General de 2003, ponen de relieve que tanto la situación económica general como la de la industria de máquinas-herramienta de los principales países productores no han sido propicias para unos resultados positivos. Sin embargo, cabe destacar que España ocupa el tercer lugar entre los países productores de máquinas-herramienta de la Unión Europea, detrás de Alemania e Italia. En el mundo se sitúa en octavo lugar de los principales países productores, por delante de Francia y el Reino Unido. En exportación de máquinas-herramienta ocupamos también el octavo lugar. También es significativo el hecho de que desde el año 1993 hasta la actual situación contractiva, el sector español de producción de máquina-herramienta ha figurado entre los países con un crecimiento más elevado.

Pero vayamos a los datos. El ejercicio 2002 ha sido difícil para la industria española de máquinas-herramienta como se venía reflejando en las impresiones sobre la coyuntura anticipadas por AFM a lo largo del año. Esto respondía a una situación generalizada y de coyuntura internacional que afecta a los principales países, desde la Unión Europea, hasta Estados Unidos o Japón.

Tal y como expresaron Alberto Ortueta y Rafael Barrenetxea, Presidente de AFM, la industria de máquinas-herramienta es una de las más sensibles a los cambios en la coyuntura económica general, tanto en las fases o ciclos de expansión como en los contractivos, que es la situación actual. Y la economía española, tampoco está para grandes hazañas (ver recuadro).

Las ventas exteriores representaron el 59,5% del total de la producción del sector y un índice de cobertura del 115% sobre las importaciones de máquinas-herramienta
Además, la situación internacional se ha caracterizado durante el pasado año por la continuidad e incluso agravamiento de los focos de incertidumbre (tras el "11 de Septiembre 2001"), con una clara repercusión sobre las expectativas de recuperación económica, que se han demorado conforme evolucionaban los acontecimientos. En la primera parte del año tales expectativas se ponían en duda de forma notoria y en el segundo semestre las amenazas de guerra contra Irak y sus posibles repercusiones negativas en la zona y en los mercados del petróleo contribuyeron a agudizar la incertidumbre.

En Europa persistió la desaceleración en las economías de los países con mayor peso y fuerza de arrastre, como son Alemania y Francia. El crecimiento económico de la zona Euro se estima en torno al 0,8% durante el pasado año, frente al 1,6% en los países industrializados (OCDE), el 4% de media en los Países en Desarrollo (PED), el 4,9% en los Países en Transición (PET) y el 2,3% en el conjunto de la economía mundial.

Además, en la zona Euro, la apreciación de la moneda europea penaliza las exportaciones que fueron durante el pasado año un impulsor del crecimiento económico de determinados países.

En cuanto a la economía de Japón, registró de nuevo una leve tasa negativa, en torno al 0,2%, según unas primeras estimaciones, que podría ser del 1% positivo cuando se consoliden los datos, pero en todo caso confirman el estancamiento, pese a tener un precio oficial del dinero del 0%, prácticamente. El paro creció hasta tasas nunca vistas del 5,5% en la economía japonesa.

Los aumentos de precios arrojan los siguientes datos por grandes zonas: Media de subida del 1,6% interanual en la zona OCDE, 1,6% en Estados Unidos, 2, 3% en la zona Euro y –0,9% en Japón.

La industria española de máquinas-herramienta

Según datos de AFM, la producción de máquinas-herramienta en España disminuyó un 7,6% durante el pasado año y se situó en 915,2 millones de euros. La exportación creció un 2,5%, en relación con los datos del año 2001, lo que pone de relieve el gran esfuerzo de promoción e internacionalización de AFM y sus empresas asociadas, así como la debilidad del mercado interno.

Más en concreto, se facturó al exterior el 59,5% del volumen total de facturado durante el año, frente al 53,7% del año 2001. Asimismo es significativo que las exportaciones de máquinas-herramienta durante 2002 representaron un índice de cobertura del 115% respecto de las importaciones, frente al 101% del año 2001.

En el plano mundial, los resultados fueron peores que los registrados por la industria española de máquinas-herramienta, ya que la producción disminuyó un 14% y la exportación un 15%.

La producción disminuyó un 7,6% en el año y se sitúa en 915 millones de euros
Las expectativas para el año en curso son inciertas y supeditadas a la evolución de la situación internacional, con focos de tensión como los de Oriente Medio y en especial los de Irak, Corea del Norte, el petróleo, las secuelas del "11 de Septiembre" en Estados Unidos, etc. A cierre de esta edición, los ataques a Irak se daban prácticamente por acabados, a la vez que Estados Unidos situaba en su punto de mira a otros países como Siria e Irán. Posibles ataques a estos países también tendría consecuencias para la máquina-herramienta española. Preguntados por esta cuestión, los responsables de AFM señalaron que si bien en 2002 no se exportó ninguna máquina a Siria, sí se vendieron máquinas-herramienta a Irán por valor de 16 millones de euros.

AFM sostiene que, ante unas expectativas que no son positivas ni para la economía mundial ni para la industria de máquinas-herramienta, la actitud de la Asociación y de las empresas asociadas es la de otras coyunturas semejantes: incrementar los esfuerzos y los medios para mejorar la competitividad. En este aspecto, se pone de relieve que las prioridades se orientan en varias líneas de acción estratégicas, entre las que cabe destacar las siguientes: Innovación Tecnológica, Internacionalización, uno de cuyos aspectos es el Plan Sectorial 2003 ya en marcha, Formación y Colaboraciones Intermpresariales.

foto
Los responsables de AFM señalaron que si bien en 2002 no se exportó ninguna máquina a Siria, sí se vendieron máquinas-herramienta a Irán por valor de 16 millones de euros

Plan de internacionalización

La línea estratégica de actuaciones de AFM en Internacionalización tiene uno de sus ejes principales en el Plan de Promoción Comercial del Sector. Asimismo contiene otras áreas relevantes de actividad como son las relacionadas con la identificación y promoción de grupos de interés común para la realización de proyectos en cooperación (constitución de alianzas empresariales, consorcios, etc.) o la puesta en marcha y consolidación de grupos específicos de colaboración del sector con industrias usuarias de máquinas-herramienta (aeronáutica, por ejemplo).

Otras áreas de acción se refieren a la identificación de retos estratégicos y obtención de posibles sinergias en el sector, así como la captación y difusión de información sobre mercados estratégicos.

En lo referido al Plan de Promoción Sectorial 2003 cabe destacar la participación en las principales ferias internacionales de máquinas-herramienta que tendrán lugar en diferentes países. Entre ellas destaca la EMO, en Milán, del 21 al 28 de octubre, y otras que se distribuyen por Norteamérica (Estados Unidos, Méjico, Canadá), Brasil, China, Rusia y área de Asia-Pacífico.

El Plan Sectorial 2003 incluye también las misiones comerciales directas a mercados como los de Méjico, Brasil, China, Rusia e India, y las campañas de publicidad en China, Estados Unidos e Italia.

En relación con la presencia de máquinas españolas en los mercados de exportación, es preciso destacar que el sector dedica anualmente del orden del 5% de su volumen de facturación a actividades de I+D+I. Los resultados están a la vista: un sector con tecnología propia que exporta a más de 120 países cada año.

Mención señalada merecen también las previstas inauguraciones, en el transcurso de 2003, de dos importantes realizaciones de internacionalización, como son el Instituto Hispano-Chino de Formación Profesional de Máquinas-herramienta, de Tianjin, y Instituto Hispano-Malasio (MSI). Ambos son proyectos "llave en mano" elaborados y llevados a cabo en colaboración de AFM-IMH-CONTES-Proschools y empresas Asociadas de AFM

La economía en EE.UU.

La economía de EE.UU. terminó el año con una tasa de crecimiento en torno al 2,3% de crecimiento interanual, según datos provisionales, si bien en el último trimestre se percibió cierta desaceleración. Esto se reflejó en la tasa de paro, que volvió a subir al 6% a finales del año, en comparación con el 4,8% de diciembre de 2001. La Reserva Federal intentó frenar el deterioro económico con una rebaja del precio oficial del dinero a niveles del 1,25%, con lo que pareció iniciarse cierta recuperación, pero siempre con el telón de fondo de la incertidumbre internacional.

foto
La economía española en 2002

La economía española tuvo un crecimiento del 2% durante el año 2002, es decir, 0,2 puntos menos de lo previsto oficialmente y 0,7 puntos por debajo del crecimiento del ejercicio 2001.

Según la valoración del INE, ha sido el año de menor crecimiento desde 1993 en que se inició la década expansiva tanto en la economía mundial como en la española. Este menor crecimiento en el 2002 se ha debido a la desaceleración de la demanda interna, que redujo su influencia en el crecimiento económico general, pues aportó 2,3 puntos al mismo, en comparación con los 2,8 puntos del ejercicio 2001. Asimismo el sector exterior puso de relieve un menor dinamismo debido al estancamiento del comercio mundial.

La inversión apenas creció un 1,4%, en comparación con el 3,2% del año precedente, debilidad que se debió en gran medida al desplome de las compras de bienes de equipamiento industrial.

La crisis de la actividad industrial y la debilidad de sus exportaciones explican el descenso del 4% en la producción de este sector, es decir, tres por debajo del crecimiento experimentado en 2001.

Pese a esta desaceleración en el crecimiento de la economía española, se ha mantenido una diferencia positiva con relación al conjunto de las economías europeas: la mejor evolución del consumo privado y en el sector de la construcción y obras civiles de infraestructura.

La inflación ha mantenido una clara tendencia alcista a lo largo del año, que termina con una tasa del 4% interanual, el nivel más alto desde noviembre de 2002.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Fabricantes de Máquinas-herramienta, Accesorios, Componentes y Herramientas

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Polusólidos 2017Fitmaq 2017 Bilbao

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS